Un polo no muy dulce [Alaen & Lyon (Cima del Dragón) ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un polo no muy dulce [Alaen & Lyon (Cima del Dragón) ]

Mensaje por Alaen el Miér Dic 10, 2014 2:54 pm

Ruido, ajetreo y sobretodo empujones. Esas fueron las primeras impresiones que tuve al llegar a Alexandría, una de las urbes más influyentes en el Continente del Oeste, por su clima y el activo mercado. Si los dioses en los que creíamos de verdad existen mi patrón, Nald’thal, me bendeciría con su favor y encontraría trabajo en algún comercio o posada especialmente en esta época navideña. O eso creía. Caminaba y caminaba por las callejuelas de la capital, entre hileras de diferentes individuos, en su mayoría humes e hypellos; estos últimos especialmente localizados en todo tipo de tiendas esperando el momento oportuno para saltar a la venta; pero la suerte no me sonreía. Los hypellos se negaban a contratarme por la impresión que podría causar a los clientes e incluso algunos con vergüenza de hablar conmigo. Sufría las gélidas puñaladas con su diferente tacto de cada una de las personas con las que hablaba, pero si algo me había caracterizado siempre era mi estoicismo ante la opinión ajena y tan pronto se clavaban como caían desapareciendo entre la muchedumbre.

Realmente era bastante incómodo transitar las zonas más atestadas, debía ir con el ala recogida y aun así continuaba chocándome contra los ciudadanos. Terminé por decidir irme a una zona más amplia, anduve hasta encontrar la calle principal y eche una mirada a mí alrededor. Vislumbré unas escaleras que daban a una plazoleta y comencé a subir los escalones, con el sol y el olor a mar rozándome la cara. Esta parte parecía estar mejor organizada, los puestos se hallaban circundantes en torno a los caminos formando varios círculos unos dentro de otros. Rápidamente me percaté de que entre los vendedores no se veía ningún hypello y muy pocos humes, abundando una especie de humanoides enanos infantiles con unas orejas iguales a las mías y otra  igual de pequeña, pero más rechoncha y con la tez oscurecida.

Los Lalafell, aquellos joviales gnomos que descubrí, estaban tremendamente organizados y controlaban sus negocios eficazmente, no pareció importarles las anormalidades de mi físico respecto a los humes, de hecho ni les dieron importancia. Igual me pasó con los Enanos, solo que estos me hablaban como si les irritase constantemente aún sin hacer nada. Pese a su mayor tolerancia, ninguno necesitaba ayuda. Arqueé el ala y giré la cabeza hacia el cielo mientras terminaba de explorar la plaza. Ya cuando casi había perdido la esperanza percibí unos ojos mirándome curiosamente. Detuve el paso y puse mi atención en ellos, una mujer alta con un vestido negro ajustado a todo el cuerpo que dejaba solamente entrever sus hombros me miraba fijamente con una tenue sonrisa en el rostro.  Se hallaba en un puesto de madera como tantos otros, cubierto por un toldo arábigo morado y decorado con un mantel blanco sobre la mesa. Parecía tener diversos artículos de origen  extraño, no habría podido adivinar el nombre de ninguno. Me acerqué a ella con paso tranquilo y la mirada impasible, ésta apoyo el brazo derecho sobre el mostrador y me hablo antes de poder articular palabra alguna.

- Me parece que estás buscando algo, mestizo. – Indicó con una voz suave y frív0lamente femenina

- ¿Sabes lo que soy? – pregunté con cierto asombro, no había conocido a muchas personas en mi vida que supiesen mi condición.

- Lo más probable es que seas un cruce entre Aegyl y… ¿Albhed? No, - se detuvo un instante a escrutarme cerrando levemente los ojos, - Elezen. Aunque parece que no has nacido completo del todo. – espetó a modo de gracia con un tono más confiado mientras alargaba el brazo hacia mi hombro derecho.

- Estoy buscando trabajo. – concluí yendo directamente al grano y haciendo caso omiso de las divagaciones de aquella mujer.

Su sonrisa se agrandó.

- Cerca de aquí, al norte, hay un grupo de mineros atravesando la falda de la Cima del Dragón. Los gases de la mina son muy perjudiciales para la salud, seguro que en algo puedes ayudar. – terminó de explicar bajando el tono a medida que acababa como si de una ironía se tratase.

Dirigí la vista al lugar que me indicaba aquella joven distinguiendo una costa acantilada entre los edificios.

- Gracias – me despedí.

Salí hacia la montaña no sin antes parar en un puesto para comprar un helado de aguamarina, llevaba todo el día andando y no había comido ni bebido nada. Me pareció una buena opción. Caminé a ritmo ágil por los parajes arbóreos que colindaban con el monte ya que en poco comenzaría el ocaso del sol. Posé la mano sobre mi colgante mientras comía el refrigerio haciéndole destellar con diferentes virajes. El ambiente se sentía tranquilo y no pude evitar reducir el paso. El ruido de las ramas de los árboles y el canto de los pájaros se fusionaban en una melodía guiada por la soledad del camino que me relajaba. De pronto sentí un minúsculo temblor bajo mis pies y para cuando quise darme cuenta el suelo de mí alrededor se abrió de par en par, empujándome hacia atrás. No pude más que perder el equilibrio haciendo que mi helado saliese volando por los aires. Doble el brazo izquierdo hacia la espalda en pos de enarbolar mi báculo hasta que una figura similar a un goblin con musgo y tierra sobre la piel apareció de la nada.

- ¡No permitiré que se desperdicie ni un solo polo de Aguamarina, Kupo! – Saltó una voz chillona.

“¿Qué?” Pude pensar para mí hasta que giré la cabeza y vi que aquel sucio monstruo  a una distancia inesquivable. Los segundos
pasaron muy rápido.  “Maldita rata” fraseé en mi memoria refiriéndome al segundo invitado mientras interponía el báculo entre su pinza y mi cuerpo, pareciéndome ver una  sombra encima de mí.

===============================

Me faltó en la descripción las orejas puntiagudas ^^  Y mi personaje se crió hasta los 8 años en Bhujerba, pasando el resto de su vida en alta mar, por eso no reconoce la mitad de las cosas xD Por cierto Lyon, te he puesto naranja de color. SI no te gusta te lo cambiasi xd
P.D: Las interpretaciones del otro son de mutuo acuerdo.

ALAEN D'HORUS
 
100VIT  200PM    1F  30M   10P  10R   20E  10A
Cura Esna Día

- Poción x5
- Éter x5
- Panacea x3
- Cola de fénix x2
avatar
Alaen
Neutral
Neutral

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 08/12/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
5/100  (5/100)
 : Mago Blanco

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.