Un trabajo temporal [Garret]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Sáb Nov 29, 2014 4:53 pm

Me he comprado un paquete de tabaco. Me ha costado una bronca con Booker, que además ha desaparecido sin dejar rastro. Llevo tres días sin verlo, desde la noche en la que conocí a Garret y me dejó todo el mono de nicotina en el cuerpo. Me pasé esa mañana entera cansada y nerviosa, sin poder dormir del todo. La sensación de haber sido lo suficientemente fría como para no decirle mi nombre me atormentó las siguientes diez horas, así que terminé tomándome un par de copas de vino de más (de la botella que al final no compartimos), y dormí la mona hasta el día siguiente.

Encendí el contestador a duras penas. El mensaje grabado de uno de mis principales contactos me martilleó las sienes, y Booker me regañó por ser una irresponsable de cuidado. Al final acepté ir hasta la oficina del tipo este, y por el camino cayó el paquete, sin remedio alguno. Entonces se enfadó y se largó, y ahora temo estar tan cuerda como el resto de la sociedad. Tantos años con él a mis espaldas me han hecho sentirme menos sola, y, si soy sincera de corazón, no quiero que desaparezca. Sería como ser mundana, y a mí siempre me ha gustado ser un poquito especial. Bueno, sin contar que soy una cetra, claro.

La puerta del edificio está abierta. La recepcionista de turno, rubia de bote, me mira de reojo cuando entro. Mis tacones resuenan en el hall, y ella parece ligeramente irritada por ello. Que se joda.

-Tengo cita con el señor Black. Mi nombre es Svara.

Al principio no lo decía. Mi nombre, quiero decir. Pero se me ponían pesadas y, como al final tenía que decirlo igual, me ahorro conversaciones huecas. Me hace esperar unos minutos (sé que es un farol, es para parecer interesantes) y, después, me hacen pasar. Como siempre, lo revisan todo: bolso, rincones ocultos. Meten mano hasta donde no deben, pero no me quejo; estoy acostumbrada. Todo esto es más divertido con Booker, claro, que se dedica a criticarlos y a comentar cómo les patearía el culo, pero él hoy no está, así que todo se convierte en una rutina aplastante y muy densa.

El despacho de Paul Black huele a naranjas. Y no sé por qué, la verdad, pero es así. Eso me hace acordarme inevitablemente de David, un chaval de la finca de Geremías que tenía las manos exageradamente grandes. Todos los muchachos de su edad se burlaban de él porque aún era virgen. El pobre desprendía una bondad que derretía a cualquiera, y las chicas terminaban queriéndolo más como amigo que como amante. Me lo comentó tan apenado que accedí a echarle un cable; no porque me diera pena, sino porque pensé que era una buena persona y que merecía un poco de ayuda. Aquella noche estuvo algo torpe, pero le di un par de consejos. Al parecer, y por lo que se habló en el pueblo meses después, aprendió mucho.
El caso es que David siempre olía a naranjas, porque era lo que se dedicaba a recolectar. A naranja y a tierra húmeda y fértil, a todo eso. Y a mí ese recuerdo me agrada.

-Llevo llamándote desde ayer -es lo primero que me dice Black. Él siempre tan amable.

-He estado ocupada.

-¿Haciendo qué? Ni si quiera has salido de tu casa.

Vale, ese comentario me acaba de molestar. Y mucho. Me siento ante su escritorio cruzando las piernas y con el entrecejo fruncido.

-¿Ahora resulta que me espías, Paul? Creo que nuestro contrato no te da derecho a mirar por la ventana cuando me cambio de bragas. Y creo que no tienes ni idea la rabia que me da que me miren cuando me cambio las bragas. Como coja a alguno de tus chicos merodeando por mi piso, vamos a tener un problema gordo tú y yo. Y dudo que quieras comprobar quién de los dos la tiene más grande.

No, no quiere, es evidente. Por eso me gusta trabajar con Paul Black: tiene menos poder que yo. O menos contactos, que viene a ser lo mismo. En seguida se relaja, y saca esa pelotita de goma que no para de espachurrar con la mano y que me pone de los nervios.

-¡Estaba preocupado por ti, preciosa! Eres mi mejor agente. No me culpes por mimarte.

-Estoy a punto de mandarte a la mierda, Paul. Espero que tengas algo bueno para mí.

Se pone en seguida a rebuscar entre los papeles, murmurando cosas que no me importan. Paseo la mirada distraída por su despacho: está limpio, con ese olor intenso a cítrico que no sé de dónde cojones sale. Ha puesto un cuadro nuevo en la pared: es una fotografía en la que sale estrechándole la mano al presidente de Esthar. Apostaría un dedo y no lo perdería si dijese que es un montaje.

-Aquí tienes -me pasa los papeles-. No es difícil. Entras, coges las cosas, y te vas. Nada que no hayas hecho antes.

-¿Una niña secuestrada? -Alzo una ceja-. ¿De qué va todo esto?

Él se encoge de hombros por un momento, y vuelve a darle vueltas a la dichosa pelotita.

-Al parecer nuestro cliente tenía especial interés en poner a un aprieto a otra persona. Por supuesto, otro pez grande de la charca. Mandó secuestrar a la niña, pero el trabajo lo hizo un aficionado y la cosa terminó regular. O muy mal, según a quién le preguntes. El caso es que alguien ha jodido los planes y ha rescatado a la niña. Tienes que averiguar quién es, echarte encima, no sé. Haz lo que quieras. No me meto en tus métodos. Sácale toda la información posible y, después, lo untas en un marrón lo suficientemente gordo como para que se le caiga el pelo y se le quiten las ganas de salvar más princesitas. Los papeles que tienes que conseguir son el primer paso de la carrera.

-Estás de coña, ¿verdad? -Lo que leo me da un poco de asco. No es que yo tenga la moral muy equilibrada (ni la cabeza, a pesar de que Booker no esté), pero sé distinguir cuándo algo está bien y cuándo no-. ¿Desde cuándo somos los malos, Paul?

-Aquí no hay ni buenos ni malos, preciosa -me contesta, encogiéndose de hombros y lanzando la pelota contra la pared, haciéndola rebotar-. Hay gente que paga. Y éste -pone un dedo sobre los papeles- paga muy bien. Si quieres ese retiro temporal, es el mejor trabajo que puedo ofrecerte. Es fácil, puedes alargarlo todo lo que quieras y, además, es jugoso. No hay más, Svara. Es lo que tengo.

Asiento despacio, más para mí que para él.

Joder, es que tiene razón.


Última edición por Lahabrea Svara el Dom Nov 30, 2014 4:24 am, editado 1 vez
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Dom Nov 30, 2014 4:14 am

Cuando salgo a la calle hace más frío del que me esperaba. No sé qué coño le pasa a la ciudad últimamente, pero está más loca que yo.

Echo a andar. Iba a sacarme un cigarrillo, pero recuerdo el cabreo de Booker y se me quitan las ganas. Estar sin él es como estar sin una parte de mí (que, al fin y al cabo, es lo que es), y me hace sentir incompleta. Meto las manos en los bolsillos de la gabardina. El olor a naranjas se me ha quedado metido debajo de la nariz, y, en consecuencia, el recuerdo de David. Es curioso, porque me he acostado con muchos hombres, pero sólo algunos se me quedan grabados en la cabeza. Hay unos, como Geremías, que lo hacen porque han tenido cierta repercusión personal en mi vida. Al fin y al cabo, pasé cinco años en su casa, nutriéndome de su sabiduría, su amabilidad y su despensa. Otros, como David, son muy esporádicos, pero dejan una marca curiosa en mí que no me puedo quitar de encima.

Cojo un autobús hasta el centro. Un pez tan gordo como el que estoy buscando no va a estar aquí, en las oficinas de los alrededores. No; estará metido en todo el meollo del asunto, entre edificios antiguos y cómodos sillones frente a un escritorio tremendo de caoba. Eso de no tener vehículo propio es algo a lo que le he dado vueltas en los últimos dos años. Al principio me parecía algo aparatoso y, por qué no decirlo, caro. Tenía que pagar el alquiler de ese tugurio en el que me metí y no me quedaba apenas para comer. Pero, por suerte, encontré a Paul Black, que es un gilipollas pero que me da trabajos de calidad. Si a eso le sumamos mis altas capacidades, me llené los bolsillos en poco tiempo. Al año ya me estaba comprando el apartamento y, poco después, planteándome seriamente eso de tener un coche. O una moto. Estaría ahí yo toda molona en mi moto, con mi casco negro brillante.

-¿Eres consciente de que un alto porcentaje de accidentes de moto termina con una pérdida de las habilidades psicomotrices de la víctima?

Casi me dan ganas de abrazarlo. Pero no puedo, claro: es un producto de mi imaginación. Joder, cómo lo he echado de menos. Me alegro tanto de verlo que me sale solo algo que no suelo hacer: sonrío con sinceridad.

-Creía que ibas a estar enfadado conmigo toda la vida.

-No puedo - admite-. Al fin y al cabo, sin ti no existo. Sería como negarme a mí mismo el suministro de oxígeno... si es que yo gastara de eso. Pero esto nos ha mostrado una estupenda lección hoy, Lahabrea. ¿Cuál es?

-¿Que la gente huye de las personas que hablan solas?

Una señora se ha ido con sus bolsas de tomates un poco más para adelante, dejándome sola en la parte de atrás del autobús. Esa reacción ya me divierte más que otra cosa.

-No exactamente -se gira y me mira; tiene unos ojos preciosos. Qué mala suerte no compartir genética con él-. Que, aunque sea después de mucho tiempo, eres capaz de querer a alguien.
-----------------------------------------------

Me he bajado mosqueada del autobús. Lo peor es que tiene razón, claro, pero no quiero pensar en eso. Lo de Thomas fue demasiado gordo, y no quiero volver a pasar por algo así. Querer a alguien significa depender de alguien, tener puntos débiles. Si me pasa algo en alguno de los trabajos, si alguien de allá arriba se enfada de verdad conmigo y quiere hacérmelo pagar, sabría dónde ir. Sin embargo, ahora mismo estoy completamente a salvo. No sólo yo, sino la gente que me rodea (que se limita a Booker, y él no cuenta). Mi secreto se fue a la tumba con Thomas, y ahí se va a quedar. Investigué mi caso de lejos, por si quedaban resquicios, pero la gente lo recuerda ya como algo lejano que pasó, sin más. Nadie se acuerda de cómo era la chiquilla y, teniendo en cuenta de que me he teñido el pelo, dudo mucho que alguien me reconozca. Además, el moreno me queda muy bien, me favorece.

La cafetería a la que entro huele a rico estirado por todos los rincones. Los bollos de las vitrinas tienen una pinta estupenda, pero pagar tantos guiles por un montón de hojaldre y queso me parece una burrada excesiva. Los datos que me dio Black no han fallado: el tipejo está ahí a las once en punto, sentado en su rincón. Me siento relativamente cerca, y espero pacientemente a que me atiendan. Al cabo de media hora se va, e intento relajarme al darme cuenta de que no me ha servido de nada pagar esa burrada por un café. Me levanto tranquilamente y decido que, si quiero sacar algo en claro, necesito acercarme hasta su oficina. Me va a costar trabajo llegar hasta la última planta, pero tengo que intentarlo. Por suerte, me doy cuenta de que la empresa de seguridad es Breath Security, y yo tengo un número de teléfono en el móvil que me debe un par de favores y que, casualmente, tiene mano ahí. Así que sólo tengo que esperar cinco minutos a que me abran la puerta trasera y colarme en las dependencias.

-----------------------------------------------

Estoy ya cansada cuando decido irme. No he bajado a almorzar porque él no se ha ido, y mi estómago se queja a voces. Me levanto de mi asiento y camino hacia el ascensor. Amo mi suerte cuando me doy cuenta de que está hablando con su secretaria.

-Creo que vas a tener que cancelar la reserva en el Stars, Julie. Mary dice que no ha encontrado niñera, y que no sale a ninguna parte si los niños están sin vigilancia. Imagina; ganar miles de guiles para que al final no pueda ni salir a cenar con mi mujer. En fin...

Pulso el botón con algo de recelo. Estoy mirando los fluorescentes del techo cuando Booker hace acto de presencia. Ya le vale; me ha dejado sola todo el día.

-Vas a ir.

-Qué remedio.

-Pero tú odias los niños. Si hasta cambias el canal de la televisión cuando salen anuncios de pañales.

-Lo sé -le digo, mientras suena un 'clinc' muy agudo, que me viene a indicar que éste es mi piso-. Qué suerte entonces que sea tan buena actriz, ¿no?
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Dom Nov 30, 2014 6:16 am

El pelirrojo me queda de escándalo. Si no fuera porque es mi tono natural y pueden relacionarme con lo de Burenberg, me lo dejaría siempre. Booker me ha ayudado a elegir el atuendo, que, para mi gusto, es un poco ridículo. Entallada en la falda, con el paraguas en la mano... parezco sacada de un cuento macabro. Pero, por lo visto, una tía salía en una película así vestida, y se encargaba de unos niños un poco rarunos que al final viven aventuras, y se meten en cuadros, y dicen palabras largas y raras. Yo no la he visto, pero he tenido que cruzármela en algún momento de mi vida, porque Booker sí la recordaba.

Toco a la puerta con la mano enguantada en negro. El maquillaje que llevo es sencillo, y he tenido que quitarme las "lágrimas" de la cara. Es lo que no me gusta de coger otras apariencias, que pierdo mi esencia.

-Buenas noches, ¿puedo ayudarla en algo?

Echo mi mejor sonrisa de amabilidad. Parpadeo un par de veces y me mojo los labios antes de hablar. El hecho de que el sirviente sea un hombre me da mucha ventaja.

-Soy la señorita Boppins, vengo a atender a Robber y a Anna esta noche.

El tipo se descoloca. No se lo esperaba. Claro que no, gilipollas, si vengo a robarte. Me cierra la puerta (muy amablemente, todo ha de ser dicho) y en seguida aparece el señor de la casa. Me echa un vistazo de arriba a abajo.

-Perdone, ¿quién es usted?

-Soy Sara Boppins, señor. De la compañía Best4Kids -me inclino hacia adelante, como para compartir una confidencialidad con él-. Su secretaria llamó a última hora pidiendo ayuda urgente. Dijo que tenía una cena importante en Stars, y que no sería justo que se la perdiera.

El tipo frunce el entrecejo. Deja la puerta abierta para llamara su mujer. Es una estirada de cuidado, y se me queda mirando con las cejas muy juntas y bien depiladas. Al final (por fin) me hacen pasar. Sólo el recibidor es mi apartamento entero. Me quedo de pie en medio de una salita de recepción, y la señora de la casa se pone a dar vueltas a mi alrededor.

-No he contratado a ninguna compañía -me dice. Pues claro que no, tonta del culo.

-No, no lo hizo usted. Lo hizo su marido. Déjeme decirle que tiene usted mucha suerte, señora Perston. Ojalá un hombre pusiera tanto interés en cenar conmigo a solas una noche. Es usted una mujer muy afortunada -el señor de la casa está despidiendo al mayordomo en la puerta, así que es un momento genial para soltar el comentario. De reojo veo dos cabecitas asomarse por la puerta-. ¡Oh! -me giro hacia ellos, haciendo caso omiso de los padres-. Tú debes de ser Robber, ¿verdad? Y Anna. Me llamo Sara. ¿Un caramelo?

Hago un truco de magia barato y dos piruletas aparecen por casualidad detrás de la oreja de cada uno. Regalo mi mejor sonrisa (falsa, por supuesto, sólo que no lo saben) y me giro hacia la señora Perston, que me mira con desconfianza.

-Señora, no quiero meterme donde no me llaman. Si no desea mis servicios, puede decírmelo. Volveré a la agencia y aquí no ha pasado nada. Pero el señor insistió en que quería cenar con usted esta noche. Imagino que es algo importante. Además -otra sonrisa; ¡y olé!-, una salida de vez en cuando no le hace mal a nadie, ¿verdad?

Ella mira un segundo a los niños. Están encantados comiéndose su piruleta mágica. Aprieta los labios, se frota las manos y dice con algo de recelo:

-Espere aquí un segundo.

Sale de la habitación. Parecen discutir en voz baja en el recibidor, y en seguida ella se va a hacer una llamada. Él la sigue. No me preocupa; que llamen lo que quieran. Lo he dejado todo bien atado. Me centro en los niños, los cuales me dan más ganas de vomitar que otra cosa. Son los dos muy morenos, y tienen la naricita llena de pecas asquerosas. De verdad; la gente cuando crece puede ser más o menos receptiva, pero los niños son para ahorcarlos a todos.

-¿Os gusta, niños?

Asienten, y yo sonrío. Diez minutos después, estoy despidiendo a los Perston desde la puerta de su casa.

---------------------------------------------------------


Acostar a estos pequeños diablos me ha costado más de lo que esperaba. Son unos entrometidos, además de unos maleducados, y al final, si no llega a ser por Booker, les pongo sonmífero en las pizzas. Pero ya están metidos en la cama, y empieza mi trabajo de verdad. Me pregunto dónde guardará el señor Perston una información tan valiosa. Estoy convencida de que es en su casa o que, como mínimo, habrá una pista que me lleve hasta el escondrijo de los documentos. Lo primero sería el despacho, y lo reviso, pero no hay suerte. Claro, demasiado evidente. Después me meto en el dormitorio principal, pero no hay nada, ni si quiera detrás de los cuadros, arrancando el forro trasero. Empiezo a desesperarme cuando la estúpida de la niña empieza a llamarme.

-¿Qué te pasa, cielo? -pregunto con un tono de voz dulce que me da asco.

-Me da miedo la oscuridad.

-Ya lo sé, tesoro, por eso te he dejado la lamparita encendida.

-Ya, pero... ¿puedes quedarte aquí hasta que me duerma?

Pues no. Tengo que robarle a tu padre una información confidencial muy importante.

-Por supuesto que sí.

Me siento a su lado y le cojo la manita, esa mano tan diminuta que no sirve para nada. Le acaricio un poco el pelo y, mientras me pongo a pensar que luego tengo que lavarme las manos, hay algo que me llama la atención. Es un peluche de un oso blanco y grande que está en un montón de muñecos. Parece algo doblado, y algo en mi cabeza se despierta. Un instinto. Una corazonada. Cuando Anna está lo suficientemente dormida, me levanto y lo cojo. Lo saco de la habitación.

Justo en el culo tiene una cremallera. ¿Para qué?, me pregunto. Pues para guardar cosas secretas, claro. Le meto la mano por el ojete al muñeco, y... ¡eureka! Saco los papeles rápidamente. Es una carpeta marrón (qué típico), de esas que se pueden meter por el culo de un oso gigante de peluche. Abro los documentos, y ya me estoy relamiendo pensando en la paga tan jugosa que me van a soltar.

-Oh, vaya. Esto sí que no me lo esperaba.

Se me cae el alma a los pies. A ver, no es que me importe, pero es que no pensaba que...

Leo toda la información. 31 años, pelo castaño, ojos verdes. Menos la edad, eso ya me lo sabía. Lo definen como un libertino, ególatra y adicto al tabaco. Me sale una sonrisa leve y triste, sin quererlo. Cuando leo lo de "mala reputación" ya sé de qué me suena: había escuchado su nombre antes, sólo que de pasada. Por lo que sé, es un tipo duro que no muestra mucha compasión. Es un chulo de turno, de estos que se acuestan con las chicas y se van fumándose un puro bien gordo. De estos que despiden a su polvo de una noche y lo dejan tirado en el balcón de casa.

Trago con dificultad.

-Lahabrea -me llama mi padre; estoy demasiado perdida en los datos-. ¿Qué vas a hacer?

Termino de leerlo todo. Lo memorizo sin problemas, porque tampoco tenían demasiada información.

-Lo que tengo que hacer -contesto, y mi voz resuena un tanto vacía dentro de mí-. Mi trabajo.

Tiro la carpeta entera a la chimenea encendida, que en seguida la devora sin compasión. La miro hasta que se convierte en pura ceniza. Un curioso olor a puro, producto de un recuerdo, me llega a la nariz cuando veo su nombre consumirse por las llamas: Garret Blake.
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Dom Nov 30, 2014 7:12 am

"Encargos a sueldo".

Hoy hace once días que lo conocí. Después de destruir la documentación en casa de los Perston estuve en mi casa algunos días, pensando. Booker no me dejó sola ni un instante, ni si quiera para ir al baño. No me importó, porque tampoco es que le estuviera haciendo mucho caso. No sabía qué hacer, cómo reaccionar. Pero al final he tomado una decisión, y aquí estoy.

La puerta está abierta, así que entro sin ningún tipo de problema. Dentro huele a limpio, aunque en el aire noto los restos del aroma del tabaco. De los puros.
Camino con las manos metidas en los bolsillos, sin saber muy bien hacia dónde dirigirme. Hay una puerta que tiene que conducir a un despacho y, en frente, un mostrador muy amplio y bien pulido con una silla grande y cómoda tras él. Hay algunos asientos repartidos por la entrada; algunas mesas bajas, un par de revistas y periódicos del día. Hay un timbre encima de la madera brillante, así que le doy un toque seco. Mi cabeza empieza a trabajar deprisa, y en seguida me imagino una escena magnífica en la que él sale de esa puerta enfundado en una camiseta oscura que hace que...

¿Qué? ¿Qué narices es eso? ¿Un peluche con alas?

-¡Hola! ¡Bienvenida a "Encargos a sueldo", kupó. Mi nombre es Monna, ¿en qué puedo ayudarte?

Me quedo un tanto desconcertada. No sabía que tenía una moguri en su local. Me ha pillado muy por sorpresa.

-Estoy buscando a Garret Blake -le digo-. Según la guía, trabaja aquí.

El pompón le tiembla un poco, y la naricilla se le mueve de manera graciosa. Le tiendo rápidamente la nota que esperaba darle en persona a Garret, según mi entrada sensualmente triunfal, la cual, es evidente, no ha sucedido.

-¿Puedes darle esto, por favor? Es importante.

En el papel, escrito con mi estupenda caligrafía, se puede leer: Svara. Me quedo esperando una reacción. La verdad, no sé si marcharme. Si él no está, me parece un poco ridículo seguir aquí con este peluche parlante. Pero a saber...
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Garret Blake el Dom Nov 30, 2014 8:12 am

Creo que esa mañana llevaba ya cerca de ocho cigarrillos y un par de puros. Esto no es normal, a este paso no voy a llegar a los cincuenta, como espero, pero me resulta imposible dejar de lado esta mierda de adicción. Y cuando me acuerdo que no me importaría morir mañana, es cuando saboreo las mejores caladas que me acabarán matando.

El caso es que, mientras descansaba tranquilamente sobre mi silla (que parece más un sofá, joder, la adoro) apareció Monna con un sobre en la mano. Parecía un poco molesta.

-¿Qué? ¿Malas noticias?
-¿Quién es Svara, Kupó?
-Y yo que sé, ¿quién es?
-La mujer joven que está fuera, Kupó.
-Joder, ¿y por qué me preguntas a mí entonces?
-Porque tiene pintas de fresca, Kupó. No me gusta, no aceptes su trabajo, Kupó. Te va a querer llevar por el mal camino, Kupó
-¿Y tú por qué cojones tienes siempre que ponerte de morros cuando una mujer joven entra en el garito? -me reí. Sabía que se ponía celosa aunque no lo dijese. Me hacía mucha gracia.- Que pase.
-¿No prefieres leer primero la carta, Kupó?
-Que pase, digo -le guiñé un ojo a Monna y, si esto fuesen dibujos animados como los que ponen por la tele, estoy seguro de que le habría salido humo por las orejas mientras se giraba indignada para hacer entrar a Svara, mi invitada de hoy.

[...]

Esto sí que no me lo esperaba. Así que su nombre era Svara, ¿eh? Y la volvía a tener delante, de pie, mientras yo seguía con las botas sobre la mesa, recostado. Pensé en levantarme, pero no iba con mi estilo... y no quería actuar diferente a como lo hago normalmente con el resto del mundo. ¿Es que ella es acaso especial? Pues ya está.

-¡Vaya, qué sorpresa! Mira quién tenemos aquí, Monna. Con esta preciosidad me tomé una copa la otra noche.

Mentí, pero era mejor decirle eso que la dolorosa verdad, aunque dolorosa solamente para ella. Me acabé el cigarrillo y lo estrujé contra el cenicero.

-Dime, Svara -sonreí al pronunciar su nombre-. ¿En qué puedo ayudarte?
avatar
Garret Blake
Neutral
Neutral

Mensajes : 191
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25
Localización : Por ahí.

Hoja de personaje
 : 1
 :
97/100  (97/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/AkoGame

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Dom Nov 30, 2014 11:18 am

El despacho está más ordenado de lo que me esperaba. La moguri ha cogido mi carta a regañadientes, y ahora está abierta sobre el escritorio, mi nombre bien grande al lado de sus botas. El muy cabrito no se ha levantado para saludarme, pero, ahora que lo pienso, tampoco va mucho con su estilo. O, al menos, eso me parece después de recordar los muchos momentos que puedo diferenciar de mi única noche con él.

-Esto era muy distinto en un principio -admito. Dejo el bolso sobre la mesa, y no dejo de mirarle a los ojos-. El tema de la carta, quiero decir. Te iba a soltar algo así como: eh, ¿sabes lo que se te olvidó la otra noche, guapetón? Mi nombre. E iba a quedar de escándalo. Pero la monada de secretaria que tienes me ha jorobado el espectáculo.

Sonrío un segundo a la moguri, que se le ha plantado detrás como si fuera su sombra. Tiene los mofletes ligeramente hinchados, así que su aspecto de peluche parece más marcado. El pompón se le mueve de delante hacia atrás, como si estuviera reprimiendo algo. La verdad es que es bastante graciosa. También está enamoradísima de él, eso se ve a leguas. Pobre ingenua.

-Así que ahora he quedado mal, y pensarás que soy una cutre -suspiro, muy dramáticamente-. En fin, qué le voy a hacer...

La moguri no es la única que se ha plantado al lado de Garret. Booker está justo a su lado, muy inclinado sobre él, como estudiándolo muy detenidamente.

-¿Tú estás segura de que quieres hacer esto? -me pregunta.

Saco un cigarro del bolso, lo enciendo despacio. Dejo que Garret se recree en mi boca chupando el humo del tabaco y, después, suelto el aire despacio, que sale cargado de una nube espesa y excitante.

-Al parecer, necesito otra vez que me salven. Qué suerte que te conociera la otra noche, ¿verdad?
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Garret Blake el Dom Nov 30, 2014 11:40 am

La tipa esta tiene algo que me atrae. No sé si son esos ojos, esos labios, los vicios que tiene como yo... o todo junto. El caso es que desprendía un aire de misticismo en mi despacho que me gustaba bastante. ¿Más ayuda? ¿Quién era Svara? ¿Para qué iba a necesitar "otro rescate"? Ella hablaba sobre su comportamiento, que si yo pensaría que es una cutre o no se qué cosas. Cuán equivocada estaba...

-Soy todo oídos, preciosa. No hay al alcance de cualquier capullo de este país que no pueda hacer yo. Y más barato, he de decir.

No me saco otro puro, ni más cigarrillos. La recreación de esa mujer mientras se fuma un pitillo ha saciado, por momentos, toda necesidad de droga para mi organismo. La estudio con profundidad, ya que aquella noche ambos estábamos pensando con la entrepierna y con el cerebro. Veamos: ojos crema, color almendra, ambarinos; media melena de pelo muy oscuro, azabache, con destellos violáceos; cuerpo de ensueño, con firmes senos y caderas anchas. Su estatura es ideal, también. Esta tía ha tenido más de un pretendiente a lo largo de su vida. Y si no está con alguien es porque no le ha dado la gana. O porque se parece a mí, al menos.

-Me gustaría saber también en que podría ayudarte que tu magia no pueda resolver. No creo que haga falta recordarte que esa noche casi me achicharras la cara.

Monna profirió un bufido desde detrás, molesta. Yo sabía que intentaba ser disimulada, pero qué narices, si es que no sabía serlo. Vi cómo voló y se puso justo a mi lado. De hecho, dio descanso a sus alitas y se dejó caer en mi hombro, como si de una mascota o un pájaro se tratara. No la detuve, me fue indiferente, pero sin siquiera mirarla pude adivinar la clase de miradas furtivas que estaría echándole a Svara. Y la situación me divertía muchísimo, claro.
avatar
Garret Blake
Neutral
Neutral

Mensajes : 191
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25
Localización : Por ahí.

Hoja de personaje
 : 1
 :
97/100  (97/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/AkoGame

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Dom Nov 30, 2014 11:58 am

Doy otra calada larga. Joder, amo fumar. No sé cómo pude dejarlo tanto tiempo en casa de Geremías. Y cómo no he vuelto antes, tampoco. Casualmente fue desde que lo conocí que me ha entrado el mono intenso otra vez. Seguramente es por cómo huele él.

-Mi magia es demasiado cantosa. ¿Cubres dobles pistas? Tengo la sensación de que hay un mamarracho que me pisa los talones. Lo he visto ya varias veces merodeando alrededor de mi casa, y no puedo dormir tranquila desde hace varias noches. Desde una que dormí en el balcón, fíjate -espero que pille el doble sentido. Por cómo se suben las comisuras de sus labios, dría que sí-. Fue más o menos a partir de ese día que lo veo husmeando por allí, y me pone los pelos de punta.

No estoy mintiendo. O, al menos, no técnicamente. Es verdad que hay un gilipollas que anda dando vueltas a mi edificio, pero es uno de los chicos de Paul. Ya le advertí que si lo cazaba le daría un par de azotes en el trasero, y este trabajo me viene como anillo al dedo. Es una excusa maravillosa para ir llorando hasta los brazos de un mercenario de turno, para que le chille un par de cosas y le dé algún que otro susto. Hasta entonces, tendré el tiempo suficiente como para camelármelo, y después...

-¿Después qué, Lahabrea? ¿Lo hundirás en la miseria?

La verdad, no lo sé. No lo sé aún, vamos. Es que hacía mucho que alguien me atraía de esa forma, con tanto misterio y tanto humo de por medio, tanto literal como figurado. Hay algo acerca de este tipo que me tiene en vilo y en constante vigilancia. Por no nombrar lo bien que folla, claro. No he vuelto a mirar la encimera de mi cocina con los mismos ojos. Ni la mesa del salón. Ni, por supuesto, el balcón.

-No estoy segura de que hagas este tipo de encargos, pero estuve investigando y di con tu nombre. Pensé que era como el destino, ¿no? Conocerte en el bar, tener ahora problemas, ver tu nombre en la guía... Además, el local... bueno; "encargos a sueldo", ¿no? Por supuesto, te pagaré. Dime cuánto cobras por el trabajo y hago cuentas.

Estoy loca por que me hable. Su voz tiene un tono ronco y sensual que hace que me tiemble el elástico de las braguitas. Quiero escucharlo decir mi nombre al oído, y lo conseguiré.

-Tu nombre no, tu apellido -me recuerda mi padre-. Tu nombre no lo sabe nadie.

Ni lo sabrá, papi. Ni lo sabrá.
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Garret Blake el Dom Nov 30, 2014 12:28 pm

Era fácil, muy fácil. Sustos y palizas a borrachos y matones podía hacerlos cada día y hasta gratis, la verdad. Sucumbí por fin al poder de la nicotina y me llevé un cigarrillo a la boca. Lo encendí mientras ella hablaba y expulsé el humo lentamente mientras las palabras salían de su boca. Me había quedado todo bastante claro.

-Básicamente me pides que le de un susto a un hijo de puta que no te deja en paz, ¿no? -cambié los pies de posición, que aún estaban encima de la mesa-. ¿No crees que es demasiado fácil para mí? Hasta me haces pensar el ponértelo gratis.

Esa frase no le gustó a la Moguri, que me dio un codacito en la oreja cuando la escuchó. Parece que no, pero la muy condenada puede meter unos golpes muy insufribles de vez en cuando. Yo carraspeé, en un intento de decirle que más le valía estarse quieta o mi ira sería terrible. Lo captó pronto.

-Mira, Svara... -hice una pausa para que me dijese su apellido, pero al verla callada, supuse que no era algo que contestaría fácilmente-. Svara. Yo te quito al hijo de puta ese de encima... y tú me dices tu verdadero nombre. ¿Qué me dices?

Era evidente que se guardaba cosas, cosas como un nombre. Distinguía en sus ojos un pasado duro, como el mío. Soportar cargas es más fácil en compañía... y eso yo lo descubrí el día que me topé con Monna.

Svara también lo entendería algún día. Y yo me estaba haciendo cada vez más viejo. La experiencia es una virtud... y una mierda también.
avatar
Garret Blake
Neutral
Neutral

Mensajes : 191
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25
Localización : Por ahí.

Hoja de personaje
 : 1
 :
97/100  (97/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/AkoGame

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Dom Nov 30, 2014 12:48 pm

Apagué el cigarrillo con tranquilidad aplastándolo contra el cenicero. Solté el humo con cuidado entre mis labios, y después planté mi mirada sobre los ojos verdes de Garret. Lo había captado rápido. Otros ni se dan cuenta, o tardan semanas enteras en caer en la cuenta de preguntarme: "eh, pero, ¿cuál es tu apellido?". Él no. Él ha sido avispado, astuto, y yo una tonta por creer que no se daría cuenta. No volvería a pasar.

-Me llamo Svara, con eso es suficiente. No te estoy engañando, al menos no del todo: es mi apellido. Y no insistas, por favor, porque en ese aspecto no vas a conseguir nada más.

Iba listo si se pensaba que le iba a decir mi nombre. ¡Ni en un millón de años! No sé por qué la gente se empeña tanto en saber los nombres de pila de los demás. ¿No te he dicho que me llamo Svara? Pues Svara se queda. Aunque, admito, el hecho de que se haya dado cuenta me ha gustado. No se va a ganar la recompensa de saberlo, pero eso me demuestra que no se le escapa una. Y a mí me gustan los hombres inteligentes... y con las manos tan fuertes y hábiles como las suyas.

Me eché de nuevo sobre la silla. Era un poco incómodo estar allí hablando con los ojos de la moguri destripándome sin piedad. No era agradable, para qué engañarnos.

-¿Entonces lo harás? Me harías un favor muy grande. Aunque por lo visto a tu compañera no le gusta la idea de que hagas las cosas de gratis -sonreí a la moguri, y ésta me taladró con la mirada-. Es normal. Pero, si no quieres dinero, podríamos llegar a otro tipo de acuerdo. ¿Un pago en especias? Estoy abierta a todo tipo de posibilidades...

Me brillaron los ojos, estoy segura. Ha cogido mis indirectas al vuelo, eso sin dudarlo. No sé si la moguri se ha enterado de algo, pero espero que no. Tanteo el bolso, buscando otro cigarrillo. No me quedan (o no quiero que me queden). Miro el suyo con ganas y me relamo un poco los labios. Booker me mira con el cejo fruncido desde un rincón, completamente en contra de mi actitud, pero me da absolutamente igual.

-Así que insisto, Garret -y, de pronto, me doy cuenta de que es la primera vez que digo su nombre en voz alta estando él delante-. Dime un precio, el que quieras, y lo pagaré.
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Garret Blake el Dom Nov 30, 2014 1:19 pm

Estaba claro que era una mujer de principios. Tenía unos ideales y unas normas bastante claros y no iba a torcerse fuera del camino porque yo se lo pidiese, algo que se veía a leguas, antes siquiera de que ella dijese nada. Así que Svara. Svara a secas para mí. Estaba bien, no era algo relevante, pero sí que me mordía un poco la oreja que ocultase su nombre. ¿Por qué ocultar tu nombre? ¿Vergüenza? ¿Miedo? ¿Odio? Hay muchos motivos en este mundo que mueven los diferentes actos de las personas: mi excusa para hacer lo que hago es el dinero. Sí, se cobra bien, joder. Se cobra muy muy bien, sobre todo los días que viene un pez gordo a hacerte una visita y estrechas la mano con él para cerrar el trato. Pero para qué voy a mentir, compañeros: yo hago esto porque me encanta. Me gusta jugar a ser el malo, acabar con los tipos entrometidos y recibir las gracias de las señoritas jóvenes que adoran mis proezas. ¿Qué culpa tengo yo de haber aprendido a ser tan jodidamente genial?

Así que, verdaderamente, el dinero no era un problema para ayudar a Svara. Una misión como la suya, incluso, la suelo rechazar por el poco incentivo que me ofrece. ¿Asustar a un más que posible baboso borracho? Eso no me da ni para desayunar, joder. Sin embargo... no es lo mismo que me lo pida un vulgar gordo de a pie de calle que un par de tetas bien puestas, en este caso las de Svara. En serio os digo que me estaba gustando mucho esta mujer.

-Acepto el trabajo, pero me deberás una. Simplemente eso. Nunca sé cuando me pueden venir bien un cable o dos que aporten algo de magia a mis movidas con los malos -alzo una ceja, sonriente-. Porque tienes claro que yo soy de los buenos, ¿no?

Me puse de pie repentinamente y extendí mi mano hacia ella, con gesto de esperar estrecharla.

-Un baboso menos, un favor a Garret. Tú decides.

Esperé, paciente, su reacción. ¿Y si dice que no?

"..."

Já. No lo hará.
avatar
Garret Blake
Neutral
Neutral

Mensajes : 191
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25
Localización : Por ahí.

Hoja de personaje
 : 1
 :
97/100  (97/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/AkoGame

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Dom Nov 30, 2014 2:38 pm

Favores. Cómo no. Es otra cosa que me tendría que haber esperado. Un hombre tan inteligente como él no me va a pedir cuatro perras por el asunto y ya está. No. Favores. Y yo odio deberle favores a la gente, porque eso es precisamente lo que yo procuro: que la gente esté en deuda conmigo. Pero, si quiero hacer bien este trabajo, tengo que aceptar. Y no sé hasta qué punto quiero que esto salga bien, pero tampoco me queda otra salida. De todos modos, me huele a gato encerrado.

Me levanto despacio del asiento. Me acerco hasta la ventana y me quedo mirando la calle a través de ella. Me abrazo un poco a mí misma, porque eso siempre queda un tanto melodramático. Booker da vueltas, inquieto; todo este rollo no le gusta más que a mí, pero yo he tomado una decisión, y los dos lo sabemos.

-No te daré mi nombre por mucho favor que te deba. Así que no juegues esa carta, porque no te servirá. ¿Eso te queda claro?

Me giro levemente hacia él, que asiente seguro de sí mismo. Me acerco de nuevo hacia la mesa, pero esta vez por su lado. Me planto a una corta distancia, y huelo el aroma que deja: a restos de tabaco y a sexo de la noche que pasé con él. Eso último es parte de mi imaginación, pero está ahí, tan latente que me golpea la nariz sin ningún miramiento. Miro directamente a sus ojos verdes y alzo la mano.

-Trato hecho.

Garret sonríe y me estrecha la mano. Su piel es áspera, fuerte, con una potencia que me desarma interiormente. Me da la impresión de que me voy a quedar atrapada por siempre en ese apretón de manos, que he cometido un error muy grande, que me voy a arrepentir. Y me voy a arrepentir porque voy a llegar hasta el final: me haré con él, haré que sucumba y, después, lo destrozaré. De una manera u otra, acabaré con él.

Booker ha debido de notar algo también, porque me mira como asustado y, muy bajito, me dice:

-Lahabrea, ¿qué has hecho...?
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Garret Blake el Dom Nov 30, 2014 2:57 pm

"Un favor vale más que todo el dinero del mundo si sabes jugar bien tus cartas".

Eso me lo dijo una vez un viejo borracho al que maté por joderle la vida a mi madre. Lo odié hasta el día de su muerte, pero nunca olvidaré aquella frase: era mi padre, y tenía razón.

Apreté fuerte la mano de Svara y sonreí. El trato estaba hecho, aunque formalmente aún había que poner una firma en varios papeles y demás cosas sin importancia. Algo me decía que Svara cumplía sus palabras, y aquella no iba a ser una excepción. La miré directamente a sus radiantes gemas ambarinas que tenía como ojos y le sonreí con picardía, mientras liberaba su pequeña mano de la mía, considerablemente más grande.

-No tendrás que preocuparte más por ese capullo. Consígueme una foto, si es que no la tienes ya, y en menos de 24 horas no volverás a verlo -rebusqué entre unos cuantos papeles y le puse dos delante sobre la mesa. La pluma estilográfica para firmar la tenía ahí al lado, a mano-. Nunca más.

Monna salió del despacho cuando el trato estaba hecho, visiblemente mosqueada. Era su orgullo, seguramente, porque con total claridad me habría montado una fiesta y el Club de Fans número 500 si la víctima de mi trato hubiese sido un ricachón de los alrededores. Más tarde hablaría con ella, no habría problema. Ahora, mi invitada era más importante que cualquier problema de hormonas moguris.

-Dime, Svara. ¿Tienes miedo de lo que pueda hacer con ese favor?

La pregunta fue sincera. Un favor es algo valioso, pero yo no soy mi padre. Nunca lo haría para perjudicar a la parte que ayuda. Yo no iba a joderla. Yo iba a ayudarla.

-No deberías.

No sé si la tranquilizó. Si lo hizo o si no, no lo noté. También aproveché para darle otro consejo.

-Por cierto, ten cuidado a partir de ahora. Tengo muchos enemigos por esta ciudad. Si alguien te relaciona conmigo, puedes estar en peligro real.
avatar
Garret Blake
Neutral
Neutral

Mensajes : 191
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25
Localización : Por ahí.

Hoja de personaje
 : 1
 :
97/100  (97/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/AkoGame

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Dom Nov 30, 2014 3:33 pm

Los papeles, claro, cómo no. La moguri se ha ido bastante enfadada en cuanto le he estrechado la mano. Está claro que no me quiere aquí,  que de buena gana me metería una patada en el culo y me mandaría bien lejos. Pero el que manda es él; el que importa es él. Y él me quiere aquí, firmando sus jodidos papeles.

Lo leo todo, por supuesto. Todo. Incluida la letra pequeña, aunque no parece que haya nada del otro mundo. Un contrato normal y corriente que me liga a él a cambio de sus servicios. Cómo decidamos cubrir esa deuda es una cosa que pactaremos los dos en un futuro, y sólo será legal cuando los dos lleguemos a un acuerdo mutuo y total. Bueno, no tengo nada en contra de esas condiciones. Al fin y al cabo, son lógicas.

-Dime, Svara. ¿Tienes miedo de lo que pueda hacer con ese favor? No deberías.

Termino de leer las últimas líneas del contrato. Todo en orden. Esa pregunta me hace gracia, y le contesto mientras estampo una bonita y elaborada firma al final del papel. Soplo para que la tinta se seque antes.

-Sí, tengo miedo. Yo siempre tengo miedo. Si no lo tuviera, no estaría alerta, y si no estoy alerta, me la juegan.

Le entrego el papel con una sonrisa a medias, un poco forzada.

-Por cierto, ten cuidado a partir de ahora. Tengo muchos enemigos por esta ciudad. Si alguien te relaciona conmigo, puedes estar en peligro real.

Suelto una carcajada seca y solitaria sin poder evitarlo. Ahora sí que me sale una sonrisa más sincera. Le doy un golpecito en el pecho.

-Eso podrías habérmelo dicho antes de firmar, ¿no? -pero me hace más gracia que otra cosa; no estoy ni mucho menos enfadada. Sí él supiera...-. Además, eso puede ser bueno. Si estoy en peligro, mi héroe, o mi contratista, en este caso, puede venir a salvarme. Y, quién sabe, si haces bien tu trabajo puede que te invite a tomar café y bollos a casa.

Estamos bastante próximos, así que aprovecho esa perspectiva de la mesa para coger un cigarro de su paquete. Me lo pongo y en los labios y lo enciendo mientras él termina de firmar el documento. Cuando se pone recto, ya estoy soltando una bocanada densa y larga, tremendamente satisfactoria. Ahora que lo pienso, no sé dónde está Booker. Y eso también me lleva a otro detalle...

-Espero no haber estropeado las cosas entre tu conejita y tú -señalo la cabeza con la puerta-. No me gusta meterme donde no me llaman, así que, si esto te da algún problema con ella, podemos dejarlo.

Otra calada, otra bocanada. Qué bien sienta el puto cigarro, joder. Además, es su marca. Tengo que quedarme con ella, porque la verdad es que me gustan bastante.

-Está enamoradísima de ti, aunque eso ya lo sabes. Me he dado cuenta y no he nombrado el revolcón que nos dimos la otra noche. Bueno, los revolcones -sacudo la ceniza del cigarro y lo miro fijamente durante un largo rato. Al inspirar, noto algo nuevo en él: seguramente una loción de afeitado que antes no había percibido.

Me encanta.
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Garret Blake el Lun Dic 01, 2014 7:30 am

-No te preocupes, también se me da bastante bien salir bien parado de las situaciones peliagudas, y eso implica salir bien yo y la gente con la que trabajo. Monna te podría dar buena fe de ello. No te ralles la cabeza por ella, a veces se comporta como una cría. Y las crías ya sabes cómo son: celosas e impertinentes.

Alcé las cejas ante sus menciones a la fiesta que montamos el otro día en su apartamento. Sí, yo tampoco me arrepiento de aquello, me hacía falta como el comer cuando la conocí, la verdad. Sonreí y me acabé yo mi propio cigarro. Svara me atraía. No una clase de atracción sentimental, pero tenía algo que me hacía querer mirarla más tiempo, escucharla un poco más.

Era... raro.

-Tú consígueme esa foto, preciosa, y yo haré un poco de mi magia. No la magia que tú entiendes como magia, claro: hablo de la magia de Garret Blake, única a este lado del mundo.

No tenía mucho más que decirle. La firma estaba escrita; el trato, hecho; y yo me había dado cuenta de que necesitaba una ducha urgente. Ya no era capaz de percibirlo, pero mi despacho debía apestar a humo como si fuera el escondrijo de cuatro adolescentes con ganas de encenderse unos pitillos.

-¿Quieres algo más, Svara?

En ese momento, Monna entró corriendo por la puerta. Tenía el rostro preocupado y actuó como si Svara no estuviese delante. Meneaba los bracitos repetidamente mientras gritaba muy rápido y alarmada.

-¡¡Garret, Kupóo!! ¡¡Garret!!
-¿Qué? -seguía gritando mi nombre una y otra vez. La agarré del pompón y la dejé colgando de mis manos-. ¡¡Cálmate!! ¿Qué pasa?
-¡Nos han robado, Kupó! ¡Nos han robado! -miró acusativa a Svara-. ¡¡Seguro que has sido tú, Kupó!! ¡¿Dónde está, Kupopóoo~?!

Miré a Svara con el ceño fruncido. Preferí esperar a que ella dijese algo.

avatar
Garret Blake
Neutral
Neutral

Mensajes : 191
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25
Localización : Por ahí.

Hoja de personaje
 : 1
 :
97/100  (97/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/AkoGame

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Lun Dic 01, 2014 12:43 pm

En el momento en el que abro la boca para contestarle, aparece una bala peluda que casi echa abajo la puerta.

-¡Nos han robado, kupó! ¡Nos han robado! ¡¡Seguro que has sido tú, kupó!! ¿¡Dónde está, kupo-póooo!?

Esto me pilla tan de sorpresa como a cualquiera. Pero en seguida, además, me cabrea. ¿¡Cómo que robar!? ¿Pero qué se ha creído el peluche este?

-Yo no tengo nada. Ni si quiera sé de lo que estás hablando.

-¡Sí que lo sabe, kupó. ¡Ha tenido que ser ella!


La cosa empieza ya a mosquearme. Acusarme de una vez, pase, pero dos veces seguidas... menos mal que no soy yo la que la tiene cogida por el pompón. Booker sale disparado a la entrada del local. No sé para qué, porque está directamente relacionado con mi mente y no verá nada que yo no pueda ver con mis propios ojos. Pero así soy yo, tan original como siempre. Garret me mira con el entrecejo fruncido, como esperando a que diga algo. Yo alzo las manos rápidamente.

-Cacheame si quieres. Yo no tengo nada de nada, te lo juro. ¡Si he estado todo el rato contigo!

-¡Menos cuando he venido a avisarte de que estaba aquí, kupó! ¡Ha sido ella, seguro! ¡Tiene el dinero de la caja y...! -la moguri se pega en seguida al oído de Blake. No sé por qué, pero me parece que pega más de la cuenta ese cuerpecito suyo al rostro barbudo del mercenario. Él frunce más aún el entrecejo, de manera que sus pobladas cejas casi parecen una. Abre los ojos lentamente y, por lo que le está contando, lo que se ha llevado es importante-. ¡Revísala, kupó!

Me quedo donde estoy, con las palmas de las manos aún apuntando hacia él. Cojo inmediatamente el bolso y se lo cedo para que busque lo que quiera. Yo no tengo nada, diga lo que diga esa mocosa peluda. Y puedo demostrarlo.
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Garret Blake el Lun Dic 01, 2014 2:14 pm

-No, tú no tienes nada, eso ya lo sé. Pero discúlpame si puedo pensar que hayas podido ser un móvil de alguien y que estés aquí solamente para entretenerme mientras meten el hocico en mis pertenencias.

Fui tajante. No dudaba de ella, pero era mejor que viese mi firmeza ante estas situaciones. No iba a tolerar que nadie viniese a robarme, y menos en mis narices, así que si ella resultaba alguien metido en el ajo, lo más seguro es que se intimidara ante mis palabras. Si no lo era... simplemente debería pensar que soy alguien precavido.

Solté a Monna y la moguri salió disparada para fuera del despacho. Yo me acerqué a la pared y cargué con Damisea una vez más. La acaricié, la tomé y la hice retumbar cuando arrastré el cargador. Mordí un puro con fuerza y me dirigí hacia la salida.

-Tú vienes conmigo. Precaución, más que nada -le dije imperativo a Svara.

Me aseguré primero de que Monna decía la verdad: efectivamente, faltaba dinero. Y más importante aún, esos malditos papeles. Me cabreé y pateé una silla.

-¡¡Joder!!

Impulsivo, salí hacia la puerta de la calle con ganas de volar al primer hijo de puta que me encontrase, pero me topé de bruces con un inesperado encuentro.

-... ¿Qué?

No había sido un robo: fuera había cinco tipos apuntándome con sus pipas, casi esperando a que yo apareciese por la puerta. Uno de ellos llevaba un revólver y en su otra mano, me enseñaba una carpeta negra. Ahí estaba, tan cerca y tan lejos.

-Tira esa cosa de hierro gigante, haz el favor.
-Perdonad que no haya sido educado... ¿quién cojones sois y qué hacéis con mis putas cosas en vuestras sucias manos, mamones de mierda?
-Creo que no te das cuenta de que estás en una clara desventaja, Garret Blake.
-Mirad, resulta que no soy un tipo, que digamos.... especialmente paciente. Así que... -dije, aflojando el tono de mi voz- por favor, grandísimos cabronazos... soltad esa puta carpeta si no queréis que me enfade de verdad.
-Te lo volveré a repetir, Garret Blake. Tira esa puta cosa gigante que usas para disparar... o muere.

Escuché el seguro de las armas soltarse, mientras todas y cada una de ellas me apuntaban a la cabeza. Sonreí y le di una enorme calada a mi puro.

Estaba jodido.
avatar
Garret Blake
Neutral
Neutral

Mensajes : 191
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25
Localización : Por ahí.

Hoja de personaje
 : 1
 :
97/100  (97/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/AkoGame

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Mar Dic 02, 2014 7:27 am

La verdad es que no me gusta nada que me hable con ese tono, y menos aún después de las acusaciones. Estoy a punto de romper el puto contrato (soy muy impulsiva, lo sé), porque me ha tocado las narices de sobremanera.

-No te conviene -me dice rápidamente Booker-. No seas tonta, Lahabrea. Has llegado hasta aquí. ¿Vas a joder la recompensa de este trabajo sólo porque te ha hablado como el macho alfa?

-El macho alfa me puede comer el coño -le digo, escupiendo las palabras. Puedo ser muy vulgar cuando quiero-. ¡Nadie me habla así!

-En realidad ya lo hizo -y veo cómo da un paso hacia atrás después de la miradita que le echo-. Bien, ahora tienes dos opciones: o te cabreas y vas de chula, o haces que te deba una más gorda que la que tú le das por ese contrato.

No tengo ni puñetera idea de qué está hablando. Lo miro intrigada.

-¿Qué quieres decir?

Y, como única respuesta, me coge de los hombros y me gira, para que asome la cabeza. He tenido que escuchar las amenazas en algún momento, sólo que las he procesado interiormente. Hay cinco tipos apuntando a Garret con pistolas, y él parece bastante reacio a soltar la suya. Imagino que está enfadado, porque le han robado en las narices y le han herido su orgullo de macho alfa, como dice mi padre.

No me lo pienso dos veces y agarro a la moguri por el pompón, tirando de ella hacia el despacho. La coloco a una distancia prudente, para que mis ojos y los suyos estén a la misma altura, y la amenazo con un dedo bien estirado que roza su naricilla roja.

-Escúchame bien, peluche con alas, sé que no soy santo de tu devoción, pero ahora mismo la única opción que tiene el tío bueno de tu jefe de salir de ahí es con mi ayuda. Así que quiero que seas una buena chica. Quédate dentro del establecimiento, y, cuando oigas la señal, tira de él hacia dentro, ¿vale? El objetivo es ponerlo a salvo lo antes posible. ¿Capisci? -Ella asiente; está tiesa, escuchándome muy atentamente-. Bien. Haz lo que te digo y serás la heroína del día. Garret te comerá a besos.

La suelto, y se queda suspendida en mitad de la habitación, con esas alitas suyas.

-¿Y cuál es la señal, kupó? -me dice mientras salgo por la ventana.

-No te preocupes -mis tacones entran en contacto con la acera-. Lo sabrás.

Doy la vuelta al edificio rápidamente. Tal y como me esperaba, los cinco tienen la vista fija en Garret y, por el aspecto que traen y el coche que tienen justo detrás, han venido montados en esa preciosidad. Me acerco con decisión y me quedo a una distancia prudente. Sonrío, inflo el pecho y los llamo con voz potente, mientras las yemas de los dedos empiezan a calentarse.

-¡Eh, chicos! -Algunos se vuelven-. ¿Me dais una vuelta? Me ponen los chicos malos con pistolas grandes.

-¡Piérdete, puta, esto no va contigo!

¿De verdad era necesario llamarme puta? Quiero decir; puede mandarme bien lejos, decirme que me vaya, ¿pero a qué viene lo de puta? ¿Me he metido yo con él acaso? ¿O con la zorra de su madre?

-Fríelos.

La bola de fuego está más que formada, y sólo uno de ellos se ha percatado de que está ahí. Va a dar la voz de alarma, pero ya es demasiado tarde: la llama va directa al tanque de gasolina. El coche salta por los aires, y yo salgo corriendo hacia el interior del callejón de nuevo. La gente empieza a correr, a chillar, y esos hijos de puta (espero) se fríen en el suelo. Me acerco a la ventana del despacho de Garret... que está cerrada.

-¿¡Pero qué coño...!?

-¿¡Por qué cojones has cerrado la ventana al salir!?

-¡Yo no he sido, joder!

Porque no he sido yo... ¿cierto?

Algo se mueve al principio del callejón. Uno de esos cabrones ha conseguido salir vivo, aunque ni mucho menos ileso. Tiene media cara calcinada, y se mueve cojeando. Alza una pistola negra y reluciente hacia mí, y noto cómo todos los sentidos se concentran en él.

-Voy a hacerte daño, cielo. Mucho daño.

Estoy demasiado centrada en mi objetivo como para saber nada más, pero Booker tiene el detalle de decir en voz alta algo que mi subconsciente tiene muy escondido.

-Espero que esa muñequita peluda haya hecho su trabajo.
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Garret Blake el Mar Dic 02, 2014 10:16 am

No sabía como iba a salir de aquella, la verdad, hasta que Svara apareció tras el grupo de tíos armados insinuándose. Con una bola de fuego entre sus dedos, pero insinuándose. ¿Cuando había..?

Al principio pensé que se había teletransportado o algo así, por eso de ser maga, pero luego analicé los detalles y caí en la cuenta de que el garito tenía ventanas. Lo más seguro es que hubiese salido por ahí y se habría acercado por detrás.

Fui a decir algo, pero bueno, no hizo ni falta, porque el coche de aquellos estúpidos voló por los aires cuando las llamas alcanzaron el depósito, dándoles de lleno. Algo tiró de mi capa y vi a Monna con cara de esfuerzo eterno para meterme dentro. Colaboré con ella y entré en el local, cerrando la puerta. No me volverían a pillar desprevenido.

-Svara no ha tenido nada que ver.
-Lo sé, Kupó. Me he dado cuenta.
-Se ha quedado fuera, joder. Tengo que salir.
-No tan rápido, Kupó. Ella volverá por la misma ventana por la que salió: la de tu despacho, Kupó.

No hizo falta que dijera nada más porque fui rápidamente hacia mi despacho a esperarla. Cuando llegué vi que la ventana estaba cerrada, y al otro lado de la misma, Svara retrocedía pasos hacia atrás, evadiendo a un cabronazo que había sobrevivido a la explosión que la apuntaba con su arma. Ni me lo pensé y tomé a Damisela en brazos, sin abrir la ventana para que no me viese. Miré a Svara, y le hice un geste con la cabeza para cuando miró hacia donde yo estaba. "Muévete hacia atrás. Sigue retrocediendo". Es lo que quise decirle.

Ella parece que lo captó, porque retrocedió hasta chocar con el muro de ladrillos sin salida. Efectivamente, y como había deducido, aquel hijo de puta no iba a dispararle, o por lo menos no sin antes acercarse a ella para saber que clase de cosas. Y él no se había percatado de mi presencia, claro.

Vi como decía cosas porque movía los labios y la boca, pero con la ventana cerrada no podía escucharle. No me importó. Apunté y acaricié el gatillo mientras miraba por la mira, aunque la distancia fuera relativamente corta.

-Di patata, gilipollas.

Apreté el gatillo y la bala atravesó cristal y cabeza del pobre desgraciado. Me había cargado mi propia ventana, pero bueno... ellos habían perdido la vida y el coche, que jode más.
Me asomé por la ventana para mirar a Svara, que aún estaba contra la pared del callejón.

-¿Estás bien, muñeca?
avatar
Garret Blake
Neutral
Neutral

Mensajes : 191
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25
Localización : Por ahí.

Hoja de personaje
 : 1
 :
97/100  (97/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/AkoGame

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Mar Dic 02, 2014 12:33 pm

Estaba dispuesta a terminar de hornear a ese capullo. Retrocedí hasta la pared, completamente concentrada en mi objetivo. Quería hacerme la indefensa, la pobre, la princesita que necesita ser rescatada. Es una estrategia que funciona a las mil maravillas y que he probado más de una vez, pero entonces... ¡Pam! Un tiro limpio. De una sien a otra, y el hijo de puta de Garret me ha quitado el mérito.

-¿Estás bien, muñeca?

El muy bestia se ha cargado la ventana. La bala, de hecho, ha atravesado el pecho de Booker, que estaba justo delante del cristal. Qué suerte que sólo sea un producto de mi imaginación y, por lo tanto, no puede morir con algo así. Me acerco al tipo y le escupo encima. Está más que muerto. Que le jodan. A ver si se cree que me puede apuntar con un arma e irse de rositas. Claro que yo habría hecho algo mucho peor, algo como...

-Quémalo.

Alzo la mirada un segundo hacia Booker. Me extraña.

-¿Qué? -susurro.

-Que lo quemes. Este hijo de puta te ha apuntado a la cara con un arma. Quémalo, y así no sabrán nunca quién es, ni podrán darle un entierro digno. Quémalo, Lahabrea. Hazlo.

De todos modos ya tengo los dedos calientes. Me agacho para revisarle los bolsillos, y encuentro una generosa cantidad de dinero en el interior de su chaqueta. Seguramente es el dinero de Garret, así que lo cojo sin ningún tipo de remordimiento. Tiene una petaca de alcohol en el otro lado, lo que me viene estupendo. La cojo, la abro, y la vierto sobre ese cabrón. Justo cuando entro al interior del garito, ese tipejo (o lo que quedaba de él) arde como una fantástica fogata de camping en una noche oscura.

-Me has quitado protagonismo, pero te perdono -respiro bien hondo; me hace falta-. Por lo que veo, mi plan ha funcionado. Me alegro.

Me giro hacia el escritorio y me dejo caer sobre él. Apoyo una parte del trasero nada más, no me siento ni si quiera encima. La moguri flota en el aire, a la altura de la cara de Garret.

-La próxima vez que vayas a invitar a unos amigos, avísame primero. Soy demasiado delicada para las emociones fuertes.

Me saco el dinero del bolsillo de la falda y se lo extiendo.

-Creo que esto es tuyo.

Estoy loca porque lo coja. Necesito encenderme un cigarro.
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Garret Blake el Mar Dic 02, 2014 5:56 pm

-Un gracias habría estado bien, pero te perdono yo a ti.

Sonreí. Me alegraba por el dinero, claro, el cual tomé y comencé a contar para ver que estaba todo, pero también me alegraba por ella. Sabía que la felicidad no duraría mucho por aquella calle, porque en poco tiempo relativamente las fuerzas del orden de Deling acudirían para ver qué había ocurrido. No todos los días estalla un coche en mitad de la calle, claro.

Pero hablando de lo que importa, el dinero estaba todo, sano y salvo ahora, así que lo escondí donde no podrían robarlo más tarde de nuevo.

-Hay que comprar una cerradura, Monna. Acuérdate.
-¿Quiénes eran esos, Garret, Kupó?
-No lo sé, pero tenían ganas de hacernos daño.
-¿Te han disparado, Kupó? ¿Estás bien, Kupó?
-Sí, quita. No te preocupes tanto por mí, hace que me sienta débil.

Pero era innegable que había necesitado ayuda. Aquella intervención de Svara había sido la clave para salir ileso de aquella. No voy a decir que estaría muerto, ya que el destino es incierto y de más de una igual de peliaguda ya he salido antes... pero tampoco sería justo desmerecer a aquella mujer. Si tenía alguna duda de ella, me había demostrado que era de fiar. O eso quise creer.

-Parece que ahora estamos en paz, ¿no? No todos los días el príncipe puede ser un rescatador.

Le brindé de nuevo otra risa amarga. Mi voz, ronca y seca, había sonado por primera vez agradecida, aunque fuera con el formalismo justo y necesario.


Última edición por Garret Blake el Miér Dic 03, 2014 9:46 am, editado 1 vez
avatar
Garret Blake
Neutral
Neutral

Mensajes : 191
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25
Localización : Por ahí.

Hoja de personaje
 : 1
 :
97/100  (97/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/AkoGame

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Lahabrea Svara el Miér Dic 03, 2014 7:28 am

-Bueno, tampoco es que tú me hayas agradecido mucho.

Me gusta este pique. Quiero decir... es como sano, ¿verdad? Los dos estamos agradecidos, los dos sabemos qué ha hecho el otro. Y, sin embargo, no lo decimos. Nos echamos en cara el hecho de que ninguno de los dos ha dicho nada, y la vida sigue hacia adelante sin más misterio.

Estoy a punto de sacarme un cigarro cuando se escuchan sirenas en la calle. Joder, esta vez han sido rápidos y todo. Monna sale corriendo a la entrada del local, y yo miro con una sonrisa traviesa a Garret.

-Esta princesa en apuros te va a salvar el culo otra vez, pero tampoco te acostumbres. Al fin y al cabo, te pago para lo contrario.

Me acerco a él y, agarrándolo de sendas mejillas con una sola mano, le planto un beso leve pero intenso en los labios. Todo muy sexy, muy de chica mala buenorra de película. Los bomberos también llegan, van a extinguir el fuego, y, sin que se retrasen mucho, los agentes. Me desgarro la falda a propósito, me desbarato el pelo y rompo una media a la altura de la rodilla. Esto me jode, porque mis prendas no son precisamente baratas, pero todo sea por un fin mayor.

En cuanto salgo a la calle, unos policías vienen a preguntarme.

-¡Oh, disoes, ha sido horrible!

Y rompo a llorar.

Mi nombre es Lucrecia Shoord, y casualmente pasaba por aquí cuando ocurrió el accidente. No tengo miedo de que busquen información, porque mis contactos tienen ya las fichas preparadas, sólo por si acaso. No paro de llorar, me ahogo en mis propias lágrimas. Una mujer del servicio médico viene corriendo a darme un vaso de agua.

-Les grité, sí, porque los vi apuntando a ese pobre hombre, todos a la vez. De pronto, se giraron todos hacia mí, y me apuntaron con esas cosas. Conjuré un piro, porque me asusté. Fue un acto reflejo, ¿sabe? Porque, porque...

Otra vez a llorar. Estoy muy asustada. Alguien me pone una manta sobre los hombres, y el ambiente se llena de un olor acre, proveniente del humo negro que sale del coche ya extinto.

-Entonces eché a correr al callejón. Uno de ellos me siguió y...

Detalles escabrosos y macabros sobre lo que me estaba haciendo. Sacó una pistola, me apuntó en la sien con ella. Estábamos muy pegados a la ventana del "Encargos a sueldo".

-Si no llega a ser por él... yo... yo... -me sorbo los mocos-. Le debo la vida, ¿entiende?

Media hora más tarde, estoy saliendo de la calle. No me despido de Garret, porque por lo visto está demasiado ocupado con la policía. Tampoco me importa. La moguri también está siendo interrogada, y, para ser sincera, me sorprende la entereza que está mostrando durante todo el proceso. Me quito la manta de encima, se la echo a un mendigo en su cuenco vacío de humildad y saco el teléfono móvil del bolso. Marco un número de teléfono.

-¿Sí?

-Asegúrate de que Lucrecia Shoord está limpia para esta noche. ¿Entendido?

Oigo a la voz al otro lado del teléfono suspirar resignada.

-Sí, señora.

Cuelgo.

Esta misma noche, Garret recibirá una foto de uno de los hombres de Paul. Casi me da pena; pobre chico...

Ahora sí, me enciendo un pitillo. El humo entra dentro de mí, y es como si alguien me masajeara los pulmones. Joder, benditas formas de morir.
avatar
Lahabrea Svara
Neutral
Neutral

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
80/100  (80/100)
 : Maga Negra

Ver perfil de usuario http://labibliotecadecristal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Garret Blake el Miér Dic 03, 2014 12:48 pm

Svara. Svara de nombre desconocido. Aquella tía había entrado en mi vida de forma diferente a la que entra un cliente normal y habitual, eso estaba claro. Más que nada porque normalmente yo no me tiro a mis clientes, claro. Monna se lo olía, pero yo no dije nada en ningún momento. Cuando ella desapareció me había quitado de encima un buen marrón: para la pasma yo era nada más que una víctima (o un héroe, aunque nunca me dirían eso con estas pintas) que había que tenido que usar como autodefensa mi preciosa Damisela. Así que, básicamente, pasé unas cuantas horas aburridas hablando con un par de agentes hasta que tuve de nuevo la calle de mi garito despejada.

Volví a entrar a mi despacho y me encendí un puro. Ya era de noche, así que no tenía mucho tiempo que perder: es cuando yo mejor trabajo. Monna entró seguidamente con un sobre en las manos.

-¿Qué llevas ahí?
-Trabajo, Kupó.
-Ya tenemos curro, solo tenemos que esperar las fotos y podemos mover nuestro trasero. Mientras... relájate.
-Es que son las fotos, Garret, Kupó -me respondió antes de que me sentara en la silla.
-¿Y por qué no me lo has dicho antes?

Me acerqué a ella y las tomé en mano, con el puro mordido entre los dientes y el humo saliendo sin prisa pero sin pausa de su cabeza. Rompí el papel y lo observé detenidamente: era joven, veintipico, cerca de los treinta como mucho; tenía el pelo de color castaño, muy corto, casi con un corte militar. Sus ojos no eran más que dos piedrecitas negras, pero sorprendía su fina y a la vez enorme nariz. Eran unos rasgos muy característicos, así que podía resultarme muy fácil localizarlo.

Me desperecé, bostezando también, y cargué con Damisela una vez más.

-¿Vamos a ir ya, Kupó? Llevamos un día de locos. Esa Svara puede esperar un poco, Kupó.
-Nunca es bueno esperar. Ese cabrón puede salir de la ciudad mañana, por ejemplo. ¿No crees en las casualidades? Bien... eso es porque yo nunca dejo que ocurran.
-Pero...

No hubo respuesta. Sabía que no tenía ganas de ayudar a Svara, pero era nuestro cliente ahora, y yo soy muy profesional una vez hago un trato. Pasados cinco segundos, Monna ya estaba detrás de mí, pisando las calles de Deling en busca de aquel hombre.

-No voy a dejarte ir solo, Kupó.
-Podría morir.
-¡No vas a morir, Kupó! ¡Eres duro de roer!
-Entonces no te preocupes tanto. Los dos sabemos que aún me queda un poco para estirar la pata.
-Bueno -me dijo-. Yo tampoco quiero dar oportunidad a las casualidades, Kupó.
avatar
Garret Blake
Neutral
Neutral

Mensajes : 191
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25
Localización : Por ahí.

Hoja de personaje
 : 1
 :
97/100  (97/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/AkoGame

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Fal'cie Thaliak el Jue Dic 18, 2014 11:08 am

FIN DEL SOCIAL


  • APRECIACIÓN GENERAL:
    Buen social, me gusta sobretodo que sepa continuar donde se dejó el post anterior, y que al mismo tiempo termine con un buen cierre pero dando pie a una siguiente continuación. Parece que estamos ante el inicio de toda una saga, lo cual no está nada mal ¡Mucho ánimo! LAHABREA SVARA obtiene 5 EXP, GARRET BLAKE obtiene 5 EXP.
    - ARGUMENTO:
    Una trama algo simple pero que sirve como excusa para que ambos personajes se puedan conocer mejor. Supongo qu lo de los cinco asaltadores se explicará más adelante, pues aquí parece casi que caen del cielo, pero supongo que el trasfondo de eso se utilizará en posteriores roles. Lahabrea Svara se lleva un par de puntos porque se trabaja bastante más la introducción del social, aunque hay algo que debo avisar (sin penalizaros por ello). El uso de dobleposteo en un social tiene que ser justificado (ya sea porque hay una tirada de dados o lo que sea) o no vale. Los cuatro primeros posts de Svara se podrían haber condensado en uno solo perfectamente. Tenedlo en cuenta para la próxima. LAHABREA SVARA obtiene 14 EXP, GARRET BLAKE obtiene 12 EXP.
    - ORTOGRAFÍA:
    Excelente en ambas partes, no he visto ningún fallo resañable y no hay razón alguna por la cual no podáis llevaros la máxima puntuación en este campo ¡Seguid así! LAHABREA SVARA obtiene 5 EXP, GARRET BLAKE obtiene 5 EXP.
    - INTERACCIÓN:
    Sigue siendo donde más sobresalís, siendo muy buena la interacción entre vuestros dos personajes, justo en el nivel del primer social. Sin embargo, repito aquí lo que os dije en el primer social. No podéis rolear acciones de otro pj (o npc aliado suyo) sin su consentimiento y sin hacer explícito ese consentimiento mediante un OFF o similar. No se os ha penalizado puesto que este social se terminó antes del aviso en el social anterior, pero tenedlo en cuenta. LAHABREA SVARA obtiene 7 EXP, GARRET BLAKE obtiene 7 EXP.
    - EXTENSIÓN:
    Reconozco que algo habéis mejorado en este campo, especialmente Lahabrea quien es quien ha llevado más el peso de los acontecimientos (sobretodo al principio). Aun así, todavía podéis trabajaros más los posts en sucesos y descripciones ¡Podéis hacerlo! LAHABREA SVARA obtiene 10 EXP, GARRET BLAKE obtiene 9 EXP.

  • PUNTUACIÓN:
    LAHABREA SVARA: 41 EXP
    GARRET BLAKE: 38 EXP

avatar
Fal'cie Thaliak
El Escolar
El Escolar

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 05/10/2014
Edad : 87
Localización : El Nido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trabajo temporal [Garret]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.