Búsqueda y captura [Kahradis vs Saya]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Búsqueda y captura [Kahradis vs Saya]

Mensaje por Kahradis el Mar Dic 02, 2014 2:46 pm

De nuevo, otra vez. Ellas no parecían rendirse para nada, tenían una determinación considerable cuando se trataba de pelear. Ese era uno de los muchos detalles de los que Kahradis se había percatado a medida que ambos bandos iban peleando. Cómo centraban sus esfuerzos en Candelice,  cómo sentían que ella era el peligro principal para ambas, como se coordinaban sus ataques para sobrepasar con facilidad la muralla de acero que suponía el paladín... un sinfín de factores que parecían decantar la batalla a su favor. Sin embargo, el joven paladín podía percibir como al batalla en realidad no se decantaba hacia ninguno de los bandos.  Azeyma parecía estar de su parte, pues su capacidad de negar el daño que le causaban a su amiga iba en aumento a medida que peleaban, siendo capaz de paliar la mayor parte del daño que ella recibía, lo cual era bueno, pero injusto a su vez, que sólo Candelice fuese molida a palos cuando siquiera tenía una armadura. Era debido a eso, que Kahradis centraba la mayoría de sus esfuerzos en restablecerla, en lugar de atacar a las que eran sus enemigas.

Aunque como persona, Kahradis respetaba el estilo de pelea y la gracia de los movimientos de la espadachina, si algo había aprendido era a hacer los movimientos justos y necesarios. Si él fuese ella, claramente no haría ese tipo de giros cuando fácilmente podría sobrepasar la velocidad que restringía la pesada armadura de dechado. Estaba dejando muchas aberturas, pero de lo único que podía lamentarse Kahradis era de no haber dominado dicha armadura para poder atacar en esas aberturas. Viendo a Candelice bastante dolida, sin embargo, ella era su prioridad principal. Ésta vez, envainando la espada, y haciendo caso omiso a los comentarios de sus oponentes, se acercó a Candelice, dibujando en el aire con su brazo la simbología de su señora Azeyma, momento en que dicha simbología empezó a brillar con haces dorados que empezaron a envolverla y a cerrar los cortes que había recibido. Agradeciendo con un gesto con la cabeza, Candelice se fijó en el papel arrugado del suelo, cerca de ambos.

Ella se levantó y lo cogió con curiosidad, mientras que por su parte Kahradis volvía a encararse a ellas, con la mano a la empuñadura de su espada -¿Qué es esto?- preguntó Candelice desplegando el papel arrugado como buenamente podía. -¡Ups,que está al revés!- dijo, intentando esbozar como podía una media sonrisa, pues la quemadura que tenía en su costado le dolía a horrores. Pero para suerte de ella, la habían molido a palos tantas veces en los últimos días a través del camino de Miihen que su cuerpo lentamente empezaba a endurecerse ante el dolor, que era lo único que permitía que todavía no hubiese caído inconsciente ante tal despliegue de acero y magia. También se forzaba a aguantar el dolor como una medida para intentar desmoralizarlas, intentar que por lo menos durante unos segundos se pensasen si no estaban en un punto muerto. Una vez puesto el dibujo bien, empezó a mirarlo. Kahradis, notando la ausencia de atención de Candelice, se giró un poco -¿Que pasa?- le preguntó con cierta curiosidad, viendo que tenía la mirada puesta en un papel arrugado.

-Mira, Kahra-kun. Se parecen a nosotros- dijo, ofreciéndole el papel extendiendo su brazo. Kahradis lo tomó intentando que no se le cayese, y lo ojeó. En la imagen podía percibirse una mujer de larga melena pelirrosa, a menos que un daltonismo no revelado le estuviese jugando una mala pasada, vestida con un aparentemente caro traje rojo que no dejaba mucho lugar a la fantasía. Claramente Kahradis pensó que el dibujante en esos momentos debía tener otra cosa en mente para dedicarle tiempo a algo así, e iba acompañada por una armadura andante. Lo primero en que se fijó, es que al dibujo al hombre le faltaba el brazo derecho, y que el color del tabardo era gris opaco, seguramente se había quedado así por el tipo de papel. Kahradis suspiró -Una pregunta antes de nada, y daré por aludidos ciertos comentarios respecto a ciertas características mías o de Candelice...por ahora- dijo, negando con la cabeza, extendiendo el papel, mientras Candelice lo miraba furtivamente de reojo -¿Se supone que somos nosotros?- preguntó sin reparos.

-No es por darle la culpa a nadie...- empezó a decir Kahradis, y Candelice se adelantó, tomando el dibujo de las manos de su compañero -No se si os habéis fijado en que hay varias incoherencias- dijo ella con toda la tranquilidad del mundo, y extendió el dibujo frente a ellas, señalando como primerísima incoherencia y la más destacable, el brazo -Segun el dibujo, vuestro caballero andante carece del brazo derecho- dijo hinchando los mofletes, tras lo que señaló con cierto descaro al brazo derecho de Kahradis -¿Y se supone que debo tragarme el hecho de que me pongan estos pelos?- dijo, empezando a mosquearse un poco - ¡¿Pero quien diablos ha dibujado estos retratos!?- exclamó furibunda - ¡Si nisiquiera hemos estado por aquí antes!- siguió exclamando, balanceando el brazo con el que sujetaba el papel de arriba a abajo. Su enfado se disipó en el momento en que Kahradis posó su mano en el hombro de ella -Ya está Candelice- dijo con tranquilidad. Claramente seguía ofendido por todo lo que habían tenido que sufrir, pero ahora era un buen momento para refrenarse - Esto... ¿una explicación?- dijo, como si le empezasen a faltar las palabras. La adrenalina estaba descendiendo, y con ella la capacidad de poder hablar adecuadamente.
avatar
Kahradis
Neutral
Neutral

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/11/2014
Edad : 23
Localización : La Disformidad

Hoja de personaje
 : 1
 :
57/100  (57/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda y captura [Kahradis vs Saya]

Mensaje por Saya el Jue Dic 04, 2014 2:25 pm

Inconscientemente descuidé la postura y bajé unos centímetros la hoja de la katana para observar, entre confundida y curiosa, a la maga negra que se había adelantado para recoger el pergamino arrugado que había caído a los pies de su compañero. Nelie, parcialmente recuperada, dio un firme paso al frente y buscó en mis ojos la confirmación para regresar al ataque. Los fugitivos estaban despistados observando el pergamino y era el momento perfecto para retomar la ofensiva y pillarlos desprevenidos.

- Espera -murmuré. Algo no estaba bien.

Pese a mostrar la misma confusión que nosotras a la hora de entender la posición correcta del dibujo, la pareja de desconocidos pareció bastante sorprendida al verse retratada en aquella hoja de papel, como si en verdad no tuviesen ni la más remota idea de que alguien les había puesto precio a sus cabezas. Y no parecían estar fingiendo sus expresiones. No es que fuese una experta en leer los rostros a los demás, pero sabía diferenciar cuándo una reacción estaba siendo sobreactuada, y aquella realmente no lo era. Alcé una ceja y bajé aún más la katana, recuperando la posición de mis piernas y observando a mi compañera para ver qué opinaba ella. Ambas intercambiamos una mirada significativa y llena de preguntas, y aunque estaba claro que Nelie aún guardaba cierto resquemor hacia el paladín, pude ver que ella también estaba muy confundida.

- Se supone que sois vosotros, sí -le respondí con indiferencia al paladín mientras me echaba la katana al hombro, relajando la postura y apoyando todo el peso de mi cuerpo en una sola pierna. Nelie, en cambio, permaneció con el báculo firmemente agarrado, por si las moscas.

La maga negra avanzó varios pasos hacia nosotras y empezó a sacudir el pergamino frente a mis narices, como si pretendiese hacerme ver algo que no haya visto ya. ¿Cómo es posible que fuesen fugitivos, y ni siquiera supiesen que estaban siendo buscados? Aquello no tenía ningún sentido.

- Ya, bueno, el dibujo en sí es una incoherencia de cabo a rabo -razoné sin alterarme lo más mínimo.

Pese a ello, la joven pelirroja llevaba razón al advertir que a su compañero le faltaba el brazo izquierdo, mientras que en el retrato la ausencia se señalaba -muy superficialmente- en el derecho. Pero vamos, venga ya, una errata de ese calibre no podía compararse al resto de obviedades que se marcaban en el retrato. El paladín de cabello oscuro se acercó exigiendo explicaciones, y su rostro no podía estar más confundido. Cerré los ojos por un instante y dejé escapar un suspiro exhausto; empezaba a dolerme seriamente la cabeza.

- Somos cazarrecompensas. Hacemos encargos y cobramos la pasta -empecé hablando en tono tranquilo- Ignoro lo que habéis hecho para que os cuelguen, incluso si realmente habéis hecho algo. El caso es que este cartel estaba colgado en una de las tabernas de Luca -le di varios golpecitos con el dedo índice al papel que aún sostenía la maga- Y la verdad, no es que se vean demasiadas réplicas de armaduras andantes carentes de una extremidad acompañadas de una mujer de cabellos fluorescentes. Llamáis mucho la atención, por si no os habéis dado cuenta -tras decir aquello clavé directamente mis ojos grises en el paladín, que parecía ser de alguna forma el mandamás de aquel grupo- Por lo que, a menos que tengáis alguna prueba más convincente de que no sois vosotros, agradecería mucho si simplemente me dejáis llevaros a Luca sin oponer resistencia -enfaticé esto último mirando de reojo a la maga, cuyos prontos me hacían desconfiar de su persona- ...para que mi cliente os de el visto bueno.
_________________________________

OFF: Kahradis y yo hemos acordado dejar el combate en tablas ^^ (de momento xD)
avatar
Saya
Neutral
Neutral

Mensajes : 609
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 29
Localización : En la Subrealidad

Hoja de personaje
 : 1*
 :
146/100  (146/100)
 : Guerrera

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda y captura [Kahradis vs Saya]

Mensaje por Kahradis el Dom Dic 07, 2014 10:07 am

Tanto Kahradis como Candelie se quedaron escuchando con detenimiento las palabras de la espadachina para con el dibujo, lo que éste representaba y desde el punto de vista tanto del ornamentado paladín como de su fácilmente alterable compañera, tenía razón. Era cierto que no eran el dúo más discreto del continente precisamente, pero que recordasen ellos no habían causado mal alguno a nadie, es más, el sentido altruísta del paladín lo llevaba a ayudar sin casi nunca pedir nada a cambio, salvo cuando se trataba de algo de necesidad, así que no se le ocurría quien pudiese buscar por ellos, al menos no por una ofensa. Extrañados ambos, se giraron mirando a sus hasta ahora oponentes -Define prueba convincente, por favor- dijo Kahradis ya con la espada guardada -¿Quién hizo la solicitud?¿Dijo algún detalle relevante, como una metodología de comportamiento, el motivo de la afrenta?- empezó a preguntar, casi como un interrogatorio, intentando descubrir todo lo posible, movido por una por ahora sana curiosidad, pues si realmente era el caso y había ofendido a alguien, él pensaba que debía ir a disculparse.

Candelice sin embargo actuaba más con cautela, quedándose como observadora, captando el mayor número de detalles posibles mientras intentaba hacer memoria de cómo o porqué alguien querría darles caza, y con qué motivo. Últimamente habían estado rondando más por el camino de Miihen, así que no era demasiado posible que se esparciesen rumores. Los albhed del camino no tenían nada aparente contra ellos, y veía imposible que pusieran un cartel de "Se busca" por no alquilar un chocobo en la entrada del camino (de lo contrario solo demostraría que el chocobitero era un rencoroso de cuidado), así que se le empezaban a acabar los motivos. Podía pensar en las típicas sectas secretas barriobajeras típicas de las metrópolis, pero no pensó que pudiesen tener la osadía de actuar de un modo tan abierto, y menos contra lo que ella denominaba un armatoste superpesado de cincuenta kilos.

-Oye Kahra-kun, creo que sería adecuado ver de quien se trata- dijo Candelice fijando la mirada en las dos cazarecompensas -Podríamos averiguar algo- añadió aferrándose a su compañero sonriendo, como teniendo un plan en mente. O quizás simplemente, y más probablemente, fuese una insana curiosidad. Nunca se habían tomado muy en serio ninguno de los dos el hecho de que en algún lugar pudiesen querer cazarlos. Simplemente, afrontarían cuanto viniera, como habían hecho siempre,  aunque cada uno lo hiciese a su manera. Ambos se miraron a las cazarecompensas -Podríamos ir, a cambio de un par de cosas- dijo Candelice -La primera, nada de atacar. Nadie ataca a nadie. Creo que es normal- dijo Candelice, como si estuviese en posición de exigir -Y la segunda, sólo a dar un visto bueno. Obviamente no hemos hecho nada con lo que nos iremos una vez nos vea, seamos o no quienes busca- dijo, hinchando los mofletes, confiada. Sin embargo ambos se preguntaban si aceptarían esa clase de términos. Estaban fuera de su trabajo... pero ya verían que sucedería.

Off: Lamento la tardanza ^^"
avatar
Kahradis
Neutral
Neutral

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/11/2014
Edad : 23
Localización : La Disformidad

Hoja de personaje
 : 1
 :
57/100  (57/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda y captura [Kahradis vs Saya]

Mensaje por Saya el Dom Dic 14, 2014 1:52 pm

Con un movimiento simple y natural, ejecutado innumerables veces, deslicé la hoja de la katana dentro de la saya negra que permanecía amarrada en mi cinturón y di por finalizada la disputa. El paladín tampoco parecía dispuesto a continuar con aquel sinsentido y su compañera empezó a mostrarse algo más cooperativa y calmada. Además me daba la impresión de que se estaban planteando seriamente el hecho de que alguien les estuviese buscando.

- Con prueba convincente me refiero a... -alargué lentamente la última sílaba mientras buscaba una definición más correcta en mi cabeza. No se me ocurrió ninguna- No sé, algo más... palpable, contrastable, algo que verifique que realmente no sois vosotros, porque vuestras palabras tienen valor cero en este caso -dispuse en tono neutral. Luego añadí- Y bueno, como dije antes, no conozco demasiados detalles del encargo, pero el solicitante es el dueño de la taberna ubicada en medio de la plaza de Luca.

- Dijo que le habían robado una reliquia muy valiosa, y luego se dieron a la fuga, y luego la escondieron en su escondite secreto, y luego se dieron a la fuga otra vez -agregó Nelie con voz taciturna, como si de alguna forma se resistiese a mostrarse amable frente a los extraños.

- ¿Ah sí? ¿Lo dijo? -parpadeé con perplejidad mirando a mi compañera. ¿Cómo había pasado por alto esa información? Bueno, supongo que en aquel momento estaba más concentrada en saber cuánto íbamos a cobrar por la captura- Bueno, pues eso. Búsqueda por robo y extorsión.

Nada me aseguraba que realmente fuesen ellos, porque bien podrían estar interpretando el papel de víctimas para salir airosos y evaporarse al primer despiste. No sería la primera vez que intentan colármela con excusas, y había aprendido a no fiarme de las personas. En cualquier caso me alegró saber, por boca de la maga, que aceptaban mi propuesta de alcanzar la ciudad para comprobar que efectivamente eran o no eran ellos. No pasé por alto la coletilla del -kun que utilizaba la mujer cuando mencionaba el nombre de su compañero, modismo comúnmente extendido por Wutai y sus alrededores, lo que me hizo preguntarme si de alguna forma tendrían algo que ver con mi pueblo natal. No pregunté aun así, pero me hizo gracia que fuese la maga precisamente la que advirtiera que nada de ataques, cuando había sido la primera de los cuatro en lanzar un cañonazo mágico. Solté una pequeña risotada interna y acepté con un movimiento de cabeza.

- Es justo -mencioné conforme una vez expuestos los términos, y con un gesto les indiqué que fuesen los primeros en iniciar la marcha. No quería perderles de vista.

¡¡¡CLANK!!!

- ¡¡Ay!! ¡Ssssss! ¡Yhaaauuh!...

Nelie aspiró entre dientes con claros gestos de dolor al tiempo que se sacudía la mano derecha. Al contemplar el panorama no pude hacer más que poner los ojos en blanco y negar con la cabeza, y es que, ¿en qué universo se le ocurre descargar su frustración dándole un puñetazo a la armadura del paladín? ¡Que está hecha de metal, por todos los dioses! Entiendo que la pobre se quedó con las ganas de atizarle después del duelo religioso, pero es que...

- Camina. Anda que tú también... -la tomé de la nuca en un amago de colleja y la empujé un poco hacia adelante- Disculpadla, su cerebro a veces no pasa de los cinco años.

Por suerte para todos, Nelie aceptó el hecho de no dar más la tabarra y permaneció tranquila y callada hasta que alcanzamos las puertas de Luca. Encaminamos nuestros pasos hacia la plaza principal de la ciudad, pero a mitad del camino fuimos abordados por una presencia bastante familiar.

- A las buenas horas. Ya me estaba preguntando dónde mierdas os habíais metid-

Evan se detuvo inmediatamente al percatarse de las dos presencias que nos acompañaban. Con las manos escondidas en los bolsillos de la sudadera y en una actitud totalmente desenfadada, se inclinó hacia un lado para examinar primero al paladín. Luego, por supuesto, sus ojos se posaron de manera más exhaustiva y profunda en la mujer, cuyo cuerpo repasó sin pudor alguno para finalmente acabar guiñándole un ojo en su conocida actitud seductora. El rubio albhed tuvo que percatarse de la severidad de mi mirada, pues enseguida regresó su atención.

- Eehmm... no son ellos -me soltó finalmente.

- ¿Como has dicho?

- En lo que vosotras dos perdíais el tiempo piruleando por no se dónde, yo he podido investigar lo suficiente como para descubrir que nuestros "amigos" están a punto de subir al barco que zarpará en media hora destino Bhujerba -informó demostrando una vez más lo orgulloso que estaba de sus habilidades.

- Pero... ¿estás seguro? ¿Lo has confirmado?

- Tan seguro como que la dama aquí presente... -mencionó dedicándole una nueva mirada a la maga- tiene los ojos más impresionantes que he visto en mi vida.

Me faltó tiempo para cubrirme el rostro con las dos manos y exhalar un suspiro de extenuación. ¿Entonces todo había sido un malentendido? ¿Realmente nos habíamos equivocado y aquellos pobres individuos no tenían nada que ver con los fugitivos del cartel? Oh, dioses... Bueno, supongo entonces que tocará pedir disculpas... ¿verdad? De acuerdo, una debe ser responsable de sus actos. Hazlo con dignidad, Saya. Hazlo con dignidad.

- Lamento las molestias que os hayamos podido causar -murmuré al tiempo que me inclinaba en una pequeña reverencia respetuosa, ¿qué más podía hacer?- Si nos exigís alguna compensación o lo que sea por los daños sufridos, la cumpliremos inmediatamente.
avatar
Saya
Neutral
Neutral

Mensajes : 609
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 29
Localización : En la Subrealidad

Hoja de personaje
 : 1*
 :
146/100  (146/100)
 : Guerrera

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda y captura [Kahradis vs Saya]

Mensaje por Kahradis el Dom Dic 14, 2014 3:45 pm

Finalmente parecía que el conflicto armado había cesado. El intercambio había sido breve, doloroso para ambos bandos e prácticamente igual medida. Lo primero que hizo Kahradis, como solía hacer, era comprobar que Candelice se encontraba en óptimas opciones, con lo que no escatimó en esfuerzos para procurar que estuviese bien, pues ella era su primera prioridad. Y aunque restableciese los cortes, quemaduras y magulladuras, aun así necesitarían descanso para recuperarse, y , porqué no, aprovechar que ya estaban cerca de una gran metrópolis para rebuscar hasta la saciedad cualquier resquicio de información. Además, estaba claro que usarían los guiles que pudiesen obtener con las ventas de los desollos del camino para pagarse una posada y ropa para Candelice.

Para su gracia, Kahradis observó con cierta estupefacción como la maga blanca le propinaba un puñetazo en el pecho. El resultado fue obvio. Que a menos que estuviese muy segura, de ser ella iría al médico. Una armadura de dechado suponía una cantidad de blindaje tan exagerado que quizás se habría fracturado un dedo o dos. Y sin embargo él podía portarla sin mayores problemas. Cuando la situación lo requería podía dormir con ese armatoste puesto, lo que inevitablemente causaba cierto cansancio en su persona al día siguiente, pero nada que no pudiese sobrellevar con el poder de la fe y con un empujoncito de moral. Escucharon con calma la explicación, y estaban más que seguros que ellos, al no haber estado nunca en Luca, era inviable que ellos hubiesen robado tal reliquia. Sin embargo, la opción de que alguien tomase el nombre de la orden de los dechados y realizase fechorías que no correspondían a los nobles objetivos de la hermandad era un pecado que no podía ser perdonado, y la justicia debía ser despachada con rapidez.

Poco tiempo necesitó de pensamiento -Si esos bastardos a los que buscáis son clavados a nosotros y están usando el buen nombre de mi hermandad para realizar actos vandálicos, contad con mi apoyo para llevarlo ante la justicia. No puedo permitir que se ensucie el nombre de mi orden- dijo con tono solemne el paladín,a lo que Candelice se apoyó un poco en él - Si tu vas voy contigo.. no te puedo dejar sólo, ya lo sabes- dijo Candelice con confianza, aferrándose a él. Siguiendo los pasos de ellas, a medio camino se acordó el estoico paladín de seguir el protocolo, sin embargo, mostrándose mucho más cerrado que durante el encuentro -Kahradis. Es mi nombre- dijo secamente mientras desde debajo del yelmo se podía escuchar una respiración ligeramente alterada -Yo soy Candelice. ¿Os llamáis?- preguntó alargando la última sílaba, esperando que ellas continuasen la frase.

Al llegar a las pulidas y amplias calles de Luca, allí se toparon con otro sujeto, que parecía ser conocido de ambas guerreras. Observaron como los miraba, y como centraba mayormente su vista en la femenina figura de Candelice, la cual tomó el báculo y, transmitiendo una mirada amenazante, sólo dijo unas pocas palabras -Ni lo sueñes- afirmó rudamente. Ambos, seguidamente, escucharon la conversación que ellas tenían con él, y como confirmó que el ornamentado paladín y su acompañante no eran los que buscaban, lo cual dejó con cierto alivio a ambos, aunque no hubiesen hecho nada. No pasó apenas un par de segundos que con arrepentimiento la espadachina pidió disculpas por los daños causados y que estaban dispuestas a cumplir una compensación.

-Bueno, si hay algo que podéis hacer por nosotros- dijo Kahradis, girando levemente la cabeza hacia su brazo faltante - No conoceréis por casualidad a algún poderoso mago por las cercanías con poder para hacer crecer de nuevo mi brazo?- preguntó sin tapujos. Realmente no creía que pudiesen tener ninguna pista, pero menos daba una piedra en el camino. - Y segundo, sabéis si aparte de haber ruta en barco volador hasta Bhujerba hay algún barco con dirección a Palamecia?- preguntó Kahradis, pensando que, si por estas tierras no encontraban a nadie, recurrirían a los altos cargos de la Iglesia. No tenían en demasiada estima a la orden de los dechados, ya que era una institución pequeña, pero que se estaban ganando el favor del pueblo, pero les eran útiles. Todo lo útil que podía ser u armatoste de 2 metros de altura de imponente figura. A pesar de que habían dado su palabra de ayudar a pillar a los infractores, nunca estaba de más informarse dado que la mayor parte del camino la habían hecho por tierra.

Candelice por su parte, pese a mantener toda la atención posible en la conversación también estaba usando el báculo a modo de pica para alejar las miradas fulminantes del joven quien no mostraba contención alguna a la hora de mirar a Candelice, lo que causaba que ella se sonrojase un poco, pero no de agrado, más bien una mezcla de ira y vergüenza ante la clara perversión. En su mente estaba planteándose darle motivos a la guardia de Luca para arrestarlos porque estaba a punto de hacer pervertido a la barbacoa.
avatar
Kahradis
Neutral
Neutral

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/11/2014
Edad : 23
Localización : La Disformidad

Hoja de personaje
 : 1
 :
57/100  (57/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda y captura [Kahradis vs Saya]

Mensaje por Saya el Vie Dic 19, 2014 10:01 am

La informal conversación que se produjo poco antes de alcanzar las puertas de Luca me dejó algo impresionada. Las palabras del paladín me dieron a entender que se estaban ofreciendo para acompañarnos en la captura de los delincuentes, lo que significaba que, para buenas o para malas, tendríamos que repartirnos la recompensa. Ufff, mira que no era avariciosa, pero estaba casi segura de que tendría opiniones desfavorables por parte de Evan. Sobre Nelie... bueno, los cabreos no le duraban demasiados minutos, especialmente si la agasajabas con algún capricho o alguna golosina. En cualquier caso, el joven caballero mencionó algo sobre una hermandad que me hizo pensar que quizás aquel tema era importante para él. Y en ese caso, ¿cómo podría a negarme?

- Yo soy Saya -respondí con naturalidad y esperé a que mi compañera hiciera lo propio.

- Nelie -musitó a regañadientes y sin perder la mueca de los pucheritos. Que simpática.

A veces agradecía que mantuviera la boca cerrada, pues cuando le daba por ponerse a hablar como una cotorra y a preguntar cosas, no paraba ni ahogándola en una fuente.

La situación continuó una vez dentro de la ciudad, muy cerca de los muelles. Allí, el tercero en discordia de nuestro peculiar trío de cazarrecompensas se había acercado al grupo para informar lo que empezaba a temerme desde hacía un rato; que el paladín y su compañera maga no eran los que buscábamos y que los verdaderos fugitivos estaban a punto de zarpar hacia Bhujerba. Contábamos con media hora de margen para embarcar, lo que significaba que tendríamos que darnos prisa en intentar colarnos como polizones en el barco. Tocaba despedirse... o preguntar si realmente planeaban venir con nosotros.

- ¡Wow, baja las armas, flor del desierto! -el rubio albhed soltó una divertida risotada ante la agresividad de la joven pelirroja- Mirar y no tocar, lo prometo -levantó ambas manos en un gesto de rendición total, aunque en el fondo sabía que aquella dureza le impulsaba a provocarla todavía más. Y es lo que hubiera hecho, de no ser porque la presencia de Kahradis le frenaba de sacar todo su repertorio conquistador- Bah, no me creo que te incomode que alguien te diga lo guapa que eres. En el fondo te gusta y lo sabes -y se colocó las manos cómodamente tras la nuca como quien no quiere la cosa. Descaro, ¿dónde?

- Uhm, Evan... -el albhed se estaba jugando el cuello de mala manera, y no me apetecía tener que estar arrastrando un cadáver- Te advierto que la joven tiene la mano bastante suelta para lanzar hechizos.

Aquella era la chispa que necesitaba. Simplemente estupendo.

- No hay mujer más perfecta que aquella que sabe imponer su carácter. Adoro a las peleonas -mencionó en un platónico y divertido suspiro- Si gustas y la cafetera andante de tu novio te lo permite, me gustaría invitarte un día al palco VIP del estadio de blitzball. ¿Qué me dices?

Está bien, de acuerdo. Yo había hecho todo lo que había podido. Si acababa churrascado y carbonizado era su problema.

Me desentendí totalmente de la conversación entre el albhed y Candelice. Entonces centré mis atenciones en Kahradis, que me había preguntado sobre la existencia de algún mago que pudiese sanar su brazo además de una ruta en barco hacia Palamecia. Crucé un brazo sobre el abdomen y el otro lo apoyé sobre el mismo para frotarme la barbilla de manera pensativa.

- Bueno, Luca es una de las ciudades con mayor afluencia turística del continente. Estoy segura de que si buscas bien encontrarás algún barco que te lleve hasta la capital -le respondí con sinceridad- Y sobre el mago, pues... -alargué la palabra con inseguridad y giré el rostro hacia la pequeña sacerdotisa. Ella era maga después de todo, y además curandera, por lo que puede que supiera algo que yo no.

Nelie captó de inmediato mis intenciones de traspasarle la respuesta e imitó a la perfección mi cruzada de brazos.

- Los magos blancos no podemos hacer eso. Curamos y regeneramos, pero no creamos extremidades de la nada. No, señor. Eso es físicamente y celularmente imposible a menos que poseas genes reptilianos -su respuesta fue contundente- Aunque... hmmm... -se rascó la barbilla una vez más- Puede que un mago temporal...  Sí, puede que un mago temporal lo bastante experimentado sea capaz de retroceder el tiempo de tu brazo hasta la época en la que aún existía. No sé si me sigues. Pero no conozco a ninguno, lo siento -finalizó encogiéndose de hombros.

- Si no, siempre puedes ir a Esthar y pedir que te fabriquen un brazo biónico de esos -propuse intentando ofrecerle más opciones.

"DING DONG DING... PASAJEROS DEL VUELO 182 DESTINO BHUJERBA, POR FAVOR EMBARQUEN POR EL MUELLE 4... DING DONG DONG."

Listo. Había que irse. La pregunta era, ¿vendrían Kahradis y Candelice con nosotros, o por el contrario había llegado la hora de despedirse?
avatar
Saya
Neutral
Neutral

Mensajes : 609
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 29
Localización : En la Subrealidad

Hoja de personaje
 : 1*
 :
146/100  (146/100)
 : Guerrera

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda y captura [Kahradis vs Saya]

Mensaje por Kahradis el Dom Dic 21, 2014 6:26 pm

Magos temporales. También conocidos como Cronomantes, sin duda eran escasos, pues no está al alcance de todos manipular las delgadas fibras del entramado temporal sin sufrir sus consecuencias. Su magia rozaba lo profano, pues era una manera de poder afirmar que se negaban a los designios de los dioses con algo tan sencillo como retroceder un cuerpo o lugar unos breves instantes en el tiempo. Hechos como aquellos los convertían en  usuarios con la mirada del Dogma puesta en ellos, vigilando sus actos con lupa. Pero, si lo que Nelie decía era cierto, entonces un sacerdote no podía hacer nada, pues para contradecir al destino era necesario desafiar a los dioses, empleando la ayuda de un Cronomante, pues Kahradis se negaba en rotundo a permitir que su carne fuese unida al acero, no sin haberlo intentado todo antes. Kahradis se quedó pensativo durante un instante, mientras Candelice por su parte empezó a hablar, no sin tener vigilados todos los movimientos del albhed.

-Entonces.. si quiere recuperar el brazo tiene que regresar atrás en el tiempo su brazo. He leído grimorios acerca de teorías con las que un mago avezado podría manipular las fibras del tiempo hacia adelante con más velocidad, o volver el presente más lento, pero no había nada acerca de cambiar lo ya ocurrido..- dijo pensativa, tras lo que miró el brazo faltante de su compañero - Podría ser peligroso- dijo Candelice con seriedad, mientras en su mente ya empezaba a vislumbrar las posibles catástrofes en caso de que la magia temporal no funcionase correctamente, pues el más nimio error podía ser irreversible. No mostró gesto alguno de preocupación, pues no quería hacer sentir a su amigo que su viaje no había servido para nada.

Kahradis sonrió de forma sincera mientras respondía -Estoy dispuesto a tomar el riesgo- dijo con convencimiento, apretando con fuerza el puño, seguro de sí mismo. Pocos podrían responder del mismo modo o con la misma determinación, pero Kahradis no era alguien cualquiera. Había conocido la desesperación, había sido íntimo compañero de las más oscuras intenciones más nunca había sido conquistado, allí donde ponía el pie se levantaba como un firme e intomable bastión de dedicación y determinación. Ése era Kahradis, un baluarte. Saya por su parte seguía con la opción de un brazo mecánico, bueno, biónico, aunque era un concepto que Kahradis no estaba seguro de entender. Fue poco mas tarde, cuando se empezó a dar por toda la ciudad notificación sobre la partida de un barco volador a Bhujerba. Según el Albhed, los fugitivos iban en ese barco, así que no había tiempo que perder.

-Si quereis atraparlos, mejor habrá que apresurarse- dijo Kahradis, empezando a caminar - Y cuando lo tengamos ya hablaremos de como repartir la recompensa- añadió con seriedad, y siguió caminando, seguido de cerca de Candelice, quien con tal de alejarse del acosador albhed se sentía más tranquila. Si había barcos voladores a bhujerba, desde allí seguro se podría ir a Palamecia o a Esthar. Pero tiempo al tiempo. La mentira debía ser destruída.


----------------------------------
Fin
avatar
Kahradis
Neutral
Neutral

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/11/2014
Edad : 23
Localización : La Disformidad

Hoja de personaje
 : 1
 :
57/100  (57/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda y captura [Kahradis vs Saya]

Mensaje por Fal'cie Halone el Miér Ene 21, 2015 10:09 am

FIN DEL PVP



  • APRECIACIÓN GENERAL:
    En primer lugar os doy la enhorabuena por ser los primeros en acabar un pvp, pvp que ha resultado entretenido y ameno de leer, ademas también me gustaría felicitar a Kahradis ya que ha mejorado  bastante desde el ultimo tema que le te corrigió y se podría decir que te has adaptado muy bien al sistema de rol de este foro y también quiero felicitar a Saya que ha demostrado ser toda una centella al ser la primera en subir de nivel ¡Enhorabuena! Ambos Obtienes 5 EXP
    - ARGUMENTO: Es una trama muy sencilla que usa un malentendido para iniciar el combate, pero pese a lo simple que era la trama la desarrollasteis bien, haciendo que el combate resultara entretenido de leer y ademas me gusto que el final dejara paso a una posible continuación del tema. Saya recibe un poco mas de exp por ser quien llevaba el mayor peso de la trama Kahradis Obtiene 12 EXP Saya obtiene16 EXP.
    - ORTOGRAFÍA Y CÁLCULO: En ortografía no he notado ningún fallo que salte a la vista, sin embargo fue un poco que escribierais primero las acciones y luego el rol, sin avisar que lo harías de esa forma (lo normal es que un pj o aliado haga su acción y rol por post, pero esta forma también es valida)  para la próxima avisad el orden que seguiréis para los pvp o se os podría penalizar en el apartado de cálculo Kahradis Obtiene 5 EXP Saya obtiene5 EXP.
    - INTERACCIÓN: Una interacción muy buena entre los dos, sobretodo por la discusión en medio del combate entre Kahradis y Nelie sobre como debía procesarse el culta a Azeyma, e incluso me gusto que después de que el combate quedara en tablas siguiera habiendo un poco de tensión en ese aspecto, por lo que en general se podría decir que habéis cumplido muy bien este apartado Kahradis obtiene 8 EXP, Saya obtiene 8 EXP.
    - EXTENSIÓN: En general ha estado bien este apartado, habéis desarrollado bien vuestros ataques, los diálogos y pensamientos de vuestros pjs y aliados, pero el combate acabo muy pronto quedando algo corto Kahradis obtiene 9 EXP, Saya obtiene 9 EXP.
    - RESULTADO DEL COMBATE: Este es un apartado propio de los pvp que se nos olvido agregar, básicamente el ganador de un pvp recibe una bonificación de +15 de exp pero al ser un tema que quedó en tablas la puntuación será de +5 para cada uno. Kahradis obtiene 5 EXP, Saya obtiene 5 EXP.


  • PUNTUACIÓN:
    KAHRADIS: 44 EXP
    SAYA 48 EXP
avatar
Fal'cie Halone
La Furia
La Furia

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 05/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda y captura [Kahradis vs Saya]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.