Arte urbano ⌠Raphael || Vector⌡

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Arte urbano ⌠Raphael || Vector⌡

Mensaje por Raphael Redwyne el Miér Nov 26, 2014 12:28 am


Tengo sueño.

¿Pero no fuiste tú la de la idea?

Pues sí. Pero tengo sueño.

No pasan ni de las doce.

Pero tengo sueño.

¿Entonces quieres volver?

... No.

Pues yo sí. ¿Cuánto tiempo llevamos buscando? No creo que podamos encontrar nada interesante mas allá de esos graffitis—. Su voz resonó en la oscuridad de la noche. La luna brillaba por encima del puerto de Balfonheim, pintando la ciudad de un color azul monocromo, y cuyo contraste entre sombras y luces era más que visible. Ahí, en un muro alto de un callejón cercano al mar, estaba grabado con aerosol la figura de un hombre sin cabeza, arrodillado y con sangre siendo derramada en cuantiosas cantidades de su cuerpo. No era una escena muy bonita de ver, aún si sólo se trataba de una pintura.

Es... horrible—, murmuró Elyssa. Sin lugar a dudas, aquél lugar oscuro le estaba afectando.

Deberíamos volver a la posada—. Ahora no lo decía por egoísmo, sino por el bien de la peliblanca.

Ya te dije que no—, no era el mismo tono de siempre, y Raphael pudo sentir la tensión que ella percibía en el ambiente. Ciertamente, era un tanto pavoroso, aunque el orgullo le impedía admitirlo. —Nadie debería ver esas cosas. Si no detenemos a quienes están haciendo... eso, solo los dioses saben que podrían hacer después.

Seguro son sólo un par de niños rebeldes que quieren llamar la atención.— respondió de un modo despreocupado, un tanto forzado, que sin embargo esperaba sirviera para aliviar un poco la tensión—.Y bueno, ya sean niños, adultos o ancianos, son criminales buscados por la autoridad. E igual nos darán la recompensa por dar información sobre su paradero, o mejor, capturarlos—.

¿Es que nunca piensas en nadie que no seas tú mismo?— ahora, más que preocupada o angustiada, parecía enojada. Había algunas ocasiones donde eso parecía preferible, y esa era una de ellas—. Deberías aprender a ser menos egoísta. Eso también te lo ha dicho mi hermana—.

Y tu deberías aprender a ser menos desinteresada. Eso también te lo he dicho yo, numerosas veces— sus palabras eran casi una burla, casi—. Anda que venir a arriesgarte tu sola, y en medio de la noche... Pudiste avisarme—. En realidad, descubrir las intenciones de Elyssa no era una tarea tan difícil. Bastaba sólo un poco de sentido común para darse cuenta de que la gente no solía a dar paseos a altas horas de la noche.

No quería meterte en cosas que se que no quieres hacer—. Raphael apenas y pudo contener la risa

¡Lo dices como si fuera la primera vez!

Pues nadie te ha obligado a venir. Tampoco antes— su voz ahora era temblorosa y débil. Fue en ese momento cuando que supo que se había pasado de la raya. Antes de siquiera poder hacer algo, la chica salió corriendo por uno de los callejones. Raphael no sabía si él era demasiado estúpido, o si ella era demasiado llorona. Lo que sí sabía era que ese no era lugar como para que alguien como Elyssa anduviese sola por ahí, de modo que empezó a seguirla poco después de eso.

Sin embargo, seguirla no era ninguna tarea sencilla. No por la velocidad de alguno de los dos, sino porque la oscuridad de la noche le impedía ver hacia donde se dirigía, y sólo podía guiarse por los pasos ligeros y tenues de la peliblanca, los cuales no parecían hacer más que mezclarse con los suyos propios. En realidad, le sorprendió bastante ver esa reacción en ella. Muy ocasionalmente la había visto de mal humor, pero nunca como esa ocasión. Aunque bueno, no era muy difícil perder los estribos en callejones como aquél.

Mientras pasaba por una ventana opaca, pudo observar otra pintura más, esta vez era una mujer desnuda, de cabellos largos y negros, y con un par de cuencas enormes y oscuras que reemplazaban el lugar donde deberían estar sus ojos. Además, a Raphael le pareció verla llorar sangre, antes de que una nube, densa y oscura, cubriera la luz lunar de la zona, así como la mayoría de los rasgos distintivos del grabado. Y, al pasar junto al graffiti, pudo percibir el olor a aerosol fresco en el aire, cosa que le revolvió el estómago.

Ya no podía oír los pasos de Elyssa. En efecto, no pudo escuchar nada más que su propia respiración. Mierda. ¿Dónde puñetas se había escondido? El aroma había comenzado a marearlo, y muy probablemente los responsables de esos vandalismos estaban cerca. Eso no le gustaba nada.

Me cago en la puta—, estuvo a punto de gritar, pero se guardó el susurro para sus adentros. Continuó andando, a pesar de que ya casi no podía ver nada, pero estaba determinado a encontrar a Elyssa, así buscara hasta el amanecer.

No pasó mucho tiempo hasta que volvió a escuchar unos pasos, esta vez un tanto más pesados y audibles que los de la albina. La luna volvió a hacer acto de presencia, y con su luz pudo ver ahora a una figura encapuchada, que portaba una especie de máscara antigas en donde debería estar su rostro. Y entonces recordó que algunos solían usar esas máscaras para pintar con aerosol.

OFF:
Ahí está. Espero que te guste. Tu decides si ser el tipo que se encuentra Raphael o alguien más.
avatar
Raphael Redwyne
SeeDs - Alumno SeeD
SeeDs - Alumno SeeD

Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 09/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Guerrero

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.