El Examen [Cima del Dragón]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Examen [Cima del Dragón]

Mensaje por Rhoe Crebalt el Mar Nov 25, 2014 2:04 pm

PREPARATIVOS



RHOE CREBALT
Nivel: 1
Experiencia: 0/100
Raza: Hume
Profesión: Paladín
Estadísticas
VIT: 200 | PM: 100 | FUE: 15 | MAG: 20 | PRE: 5 | RST: 15 | ESP: 20 | AGI: 5
Habilidades
Cura
Cruz Sagrada
Golpe de Escudo
(PC: 0)


ROSSA OGARD
Nivel: 1
Experiencia: 0/100
Raza: Hume
Profesión: Caballero Dragón
Estadísticas
VIT: 180 | PM: 120 | FUE: 15 | MAG: 15 | PRE: 10 | RST: 15 | ESP: 15 | AGI: 10
Habilidades
Salto
Colmillo de Dragón
Hálito Rayo
(PC: 0)

OBJETOS
-Poción x5
-Éter x5
-Panacea x3
-Cola de Fénix x2

INTRODUCCIÓN

El barco volador sobrevolaba por encima de los mil metros, caminando en línea recta hacia nuestro destino. Nos encontrábamos en dirección a la famosa Cima del Dragón, cerca de la ciudad de Alexandría. La “Guadaña Roja”, que es como se llamaba el trasto que nos conducía hasta allí, traqueteaba de vez en cuando, pero trasmitía seguridad. Nos encontrábamos justo en la bodega misma, delante de una puerta de carga y descarga. No podía evitar sentirme algo nervioso al saber qué era lo siguiente que iba a ser descargado. Siete personas había allí reunidas. Seis de ellas en fila, y un séptimo, cubierto con una gigantesca armadura metálica, justo enfrente. Era nuestro queridísimo sargento.

-Bien, mierdecillas. En diez minutos llegaremos a la Cima del Dragón. Un lugar infestado de criaturas malévolas y deseosas de carne humana. Por desgracia para vosotros, también comen carroña. Oficialmente estáis aquí para que demostréis si sois guerreros hechos y derechos, pero todos sabemos que valéis menos que lo que cagué esta mañana. Lo cierto es que estáis aquí para que la palméis y poder desembarazarme de vosotros.-sus palabras apenas nos afectaron. Al fin y al cabo, estábamos acostumbrados a las continuas muestras de afecto de nuestro superior.-Por un lado es una pena. Admito que disfrutaba atormentando vuestra ridícula y absurda existencia, pero por otro lado es hora de deshacerse ya de la basura.

Esto era un examen. Un examen para comprobar si realmente éramos dignos de pertenecer a la División 112 de las Alas Rojas. Ignoré por completo las palabras que nos decía el sargento, preocupado más bien de poder cumplir con el objetivo que se nos había impuesto. La prueba era bastante sencilla de comprender, pero nada fácil de realizar. Consistía en saltar en paracaídas hasta la Cima del Dragón, aterrizar, y una vez allí abajo, cazar un Zu y llegar hasta un punto de encuentro cerca de la enorme montaña con una prueba de la gesta que habíamos cometido. No era una misión fácil, para nada. Lo reconozco, estaba nervioso. Incluso los héroes se ponen nerviosos de vez en cuando. Pero no podía fallar esta prueba, no si quería permanecer en las Alas Rojas.

Al menos, no estaba solo. La prueba la íbamos a hacer en parejas y me había tocado a mi hermana como compañera. Ella estaba colocada a mi lado, mirando al frente igual que yo. No podía verla a la cara, pero no me hacía falta. Sabía que su rostro mostraba al mismo tiempo calma y determinación. Ella no estaba nerviosa por la prueba, y si lo estaba, no lo demostraba para nada.

Ambos nos habíamos preparado para la ocasión. Ella llevaba su traje azul con un guantelete dorado que le cubría el brazo izquierdo como escudo y sus leales Granate y Lapislázuli, dos espadas que se podían unir por el mango formando una espada de doble filo. En mi caso, llevaba mi fiel Iustitia, la espada bastarda de mi padre, y a Lexlumina, mi armadura de cuerpo completo. También llevábamos provisiones y material de escalada en una pequeña mochila y, cómo no, un paracaídas para cada uno. Además, ambos habíamos estudiado la fauna de la zona, especialmente Rossa, que gracias a su intelecto no tuvo problemas en aprender hasta el más mínimo detalle que pudiera servirnos de utilidad. Aun así, la victoria no estaba ni de lejos garantizada. Los Zu son seres no sólo gigantescos y muy peligrosos, sino también esquivos y traicioneros. Y mientras los buscamos, seremos hostigados por el resto de bestias salvajes que moran en la montaña. Aparte de tener que probablemente escalar paredes rocosas y todo a contrarreloj, pues debíamos completar el objetivo y llegar al punto de encuentro en el tiempo marcado. Al menos, hacía un día despejado. Si encima estuviera lloviendo, la misión sería un infierno pasado por agua.

-¡A ver, el “héroe” cretino y la niña sabionda. Dad un paso al frente.-nos ordenó el sargento, y no dudamos en obedecer.-Vosotros seréis los primeros en saltar. Caeréis sobre la pared este de la Cima de la Montaña. Diría que ha sido un honor conoceros, pero no me gusta mentir.

El sargento se hizo a un lado y tiró de una palanca. La puerta de descarga empezó a abrirse y una gran corriente de aire nos sacudió a todos, empujándonos hacia la puerta misma. Todos tuvimos que agarrarnos a unas barras que había sobre nuestras cabezas. Rossa y yo lo tuvimos algo mas difícil en cuanto que estábamos más cerca de la puerta y no podíamos retroceder. Bueno, Rossa fue la única que no se sujetó a nada. En cuanto la puerta se abrió lo suficiente, se dirigió directa hacia ella.

-Vamos, Rhoe. No tenemos tiempo que perder.-y saltó al vacío como si nada. Claro, como es una caballero dragón, para ella esto era un paseo.

Me acerqué a la puerta y miré hacia abajo, agarrado al marco de la misma puerta. Podía ver nubes debajo de mí y todo se veía minúsculo. Apenas pude ver a Rossa abriendo el paracaídas y maniobrando con soltura.

-Vaya, parece que nuestro héroe tiene algo de vértigo.-me trataba de provocar el sargento justo detrás de mí.-¿Es la primera vez que haces paracaidismo, mierdecilla?
-Sí, mi sargento.-confesé.
-Perfecto.-y el muy ****** me empujó arrojándome del barco volador.

Grité. Grité mucho. Grité hasta perder la voz. Grité tanto que se me olvidó respirar. Grité tanto que casi se me olvidó tirar de la cuerda. Casi. Pero de manera instintiva y completamente subconsciente, lo hice. Sentí una enorme sacudida mientras mi paracaídas se abría y sentía como mi descenso se ralentizaba enormemente. Recordé las clases teóricas sobre salto, esas sí que no me las perdí, y enseguida empecé a mover las cuerdas para controlar la dirección de la caída. Mientras, busqué con la mirada a Rossa, la cual no estaba muy lejos de donde yo estaba, y ambos íbamos cayendo hacía lo que parecía ser un pequeño claro justo cerca de la pared montañosa de la Cima del Dragón. Nuestra misión acababa de comenzar.

FASE 1: APARICIÓN DE ENEMIGOS


Cima del Dragón
[NIVEL 1 - 3]
Tirada: 1d7
1: Buitre, Ave oscura x2
2: Coeurl x2
3: Águila arpía, Buitre
4: Coeurl, Ave oscura, Águila arpía
5: Buitre x2. Águila arpía x2
6: Buitre, Ave oscura, Águila arpía, Coeurl
7: Zu

Rhoe Crebalt ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d7 (Imagen no informada.) :
3
avatar
Rhoe Crebalt
Alas Rojas - Grumete
Alas Rojas - Grumete

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 30

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Examen [Cima del Dragón]

Mensaje por Rhoe Crebalt el Mar Nov 25, 2014 2:15 pm


ÁGUILA ARPÍA
Hábitat: Cima del Dragón
Familia: Animal
Efecto: Daño de 5d2 a dos miembros del grupo al azar
Drops: Piedra de viento (50%), Pluma pequeña (25%)
EXP: 4d2[/td]

BUITRE
Hábitat: Cima del Dragón
Familia: Animal
Efecto: Daño de 4d2 a un miembro del grupo al azar, y le impone el estado Confu
Drops: Gran pluma (30%), Piedra de viento (15%)
EXP: 4d2[/td]

Tirada de Daño de Águila Arpía a la Party:
Rhoe Crebalt ha efectuado 5 lanzada(s) de uno 1d2 (Imagen no informada.) :
2 , 2 , 1 , 2 , 2

Tirada para ver a quien golpea el Buitre (1-Rhoe 2-Rossa):
Rhoe Crebalt ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d2 (Imagen no informada.) :
2

Tirada de Daño de Buitre:
Rhoe Crebalt ha efectuado 4 lanzada(s) de uno 1d2 (Imagen no informada.) :
1 , 1 , 2 , 1
avatar
Rhoe Crebalt
Alas Rojas - Grumete
Alas Rojas - Grumete

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 30

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Examen [Cima del Dragón]

Mensaje por Rhoe Crebalt el Mar Nov 25, 2014 2:34 pm

Fase 2 y 4 ¡¡A LUCHAR!!


Acción Rhoe Crebalt: Cruz Sagrada a Buitre

Acción Rossa Ogard: Ataque Normal en Estado Confu

Tirada para ver a quien golpea (1-Águila Arpía, 2-Rhoe Crebalt, 3-Rossa Ogard):
Rhoe Crebalt ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d3 (Imagen no informada.) :
1
avatar
Rhoe Crebalt
Alas Rojas - Grumete
Alas Rojas - Grumete

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 30

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Examen [Cima del Dragón]

Mensaje por Rhoe Crebalt el Miér Nov 26, 2014 6:25 am

RESULTADO COMBATE 1 TURNO 1

Daño sufrido por Rhoe Crebalt: 9
Daño sufrido por Rossa Ogard: 9 + 5 = 14

Vit Rhoe Crebalt: 200 – 9 = 191
PM Rhoe Crebalt: 100 – 11 = 89

Vit Rossa Ogard: 180 – 14 = 166
PM Rossa Ogard: 120
Estado: Confusión

Buitre: K.O.
Águila Arpía: Tocada*

(*Tocado significa que ha recibido un ataque normal)

ROL COMBATE 1 TURNO 1


Lo reconozco, tras el susto inicial, ya cuando más o menos tenía controlado el paracaídas, sujetando las cuerdas con ambas manos, hasta disfruté de parte del trayecto. Al principio, tenía algo de vértigo, pero al poco tiempo me acostumbré y la vista que pude contemplar era bellísima. Ahora podía comprender mejor que hubiera gente que considerase aquello una afición. No sólo era el subidón de adrenalina que sentías al caer. Era también el poder observar la belleza de Gaia desde una nueva perspectiva, totalmente distinta de cómo se la ve normalmente, con los pies en el suelo. Pero además, no podía olvidar la función práctica de aquello. Éramos miembros de las Alas Rojas, la facción con la mayor flota aérea que ha conocido la historia de Gaia. Que menos que saber usar un paracaídas para cualquier misión que suponga saltar para infiltrarse en territorio enemigo.

Pero no pude disfrutar mucho del momento. Y es que mientras caía, escuché algo parecido a un grito o una maldición, no estaba seguro. Miré hacia abajo, en dirección a donde se encontraba el paracaídas de Rossa, y entonces lo vi. Dos enormes pájaros se habían lanzado en dirección a mi hermana, aprovechándose de que al descender en paracaídas éramos un blanco fácil, atacándola sin piedad.

-¡¡ROOOSSAAAAA!!-grité desde mi posición, sorprendido de aquel ataque sorpresa. Maldita sea, esos monstruos no parecían interesados en esperar a que llegásemos al suelo y nos preparásemos para luchar. Debimos haber previsto esa posibilidad.-¡¡ALEJAOS DE MI HERMANA, MALDITOS ENGENDROS!!-grité con el fin de distraer la atención de aquellos monstruos, pero no logré que me hicieran el menor caso.

Debía actuar. Empecé a maniobrar como pude con las cuerdas para ponerme a la altura de Rossa, aunque sin acercarme demasiado a ella. Una de las cosas que aprendí es que si dos paracaídas se aproximaban mucho, las cuerdas de ambos podían liarse y se podría armar una buena. Pero al menos podía echar un mejor vistazo a esos pajarracos infames. Uno de ellos era grande, bastante grande. Lo identifiqué como un Buitre, un ser principalmente carroñero pero que parece ser que no se corta también en cazar seres vivos. El otro pájaro era un Águila Arpía, la mitad de grande que el Buitre, pero mucho más rápido y con garras y pico muy afilado.
El Buitre había agarrado a Rossa por un brazo con una de sus garras, mientras con la otra arañaba el brazo derecho, mientras que el Águila Arpía iba directa a la cara. Hostigada por ambas criaturas, mi hermana no podía más que cubrir su rostro con su brazo izquierdo, mientras inútilmente trataba de llegar con el derecho hacia su espalda, donde tenía envainadas a Granate y Lapislázuli.

Tenía que hacer algo. Si no ayuda a Rossa inmediatamente, ella perdería el control del paracaídas y las consecuencias podían ser fatales, incluso para un caballero dragón como ella. Había que librarla de esos monstruos. Teniendo en cuenta que no podía acercarme a Rossa, no me quedaba otra que recurrir al poder mágico que me había otorgado mi amada Azeyma para responder.

Claro que eso tampoco era fácil. Primero, porque normalmente usaba a Iustitia para canalizar mi magia, y yo la tenía envainada. Además, tenía que mantener el control del paracaídas. Eso hacía que me fuera bastante más difícil concentrarme y que mi magia fuera más inestable. Pero no había alternativa. Mientras con mi mano buena iba tirando de las cuerdas, mi mano zurda fue canalizando una especie de arpón dorado de un metro de largo que soltaba algún que otro chispazo. Parecía que fuera a estallarme en cualquier momento. Aun así, me tomé bien el tiempo para calcular bien el lanzamiento, pues si le daba a Rossa o al paracaídas, el resultado sería catastrófico. Y cuando creí que estaba listo, lo lancé.

El arpón surcó rápidamente la distancia que había entre ambos paracaídas. El Águila Arpía se dio cuenta rápidamente y se alejó, esquivando mi ataque mágico, pero el Buitre no tuvo tanta suerte y acabó recibiendo el arponazo de lleno. El resultado fue inmediato, cayendo el Buitre a toda velocidad contra el suelo. Si mi magia no lo había matado, el impacto lo haría, por lo que ya no debíamos preocuparnos de él. De quien sí debíamos preocuparnos era del Águila Arpía, que seguía con vida. Por fortuna, mi hermana aprovechó el espacio de tiempo que le había dado para desenvainar a Granate y darle un severo golpe a la plumífera bestia. El Águila Arpía, viendo ya que mi hermana no era alguien indefensa, decidió soltarla y alejarse de ella… para atacarme a mí.

Efectivamente, yo no podía coger mi espada bastarda, la cual era el doble de tamaño que las espadas de Rossa. Y tampoco podía recurrir a mi magia, puesto que el hechizo anterior me había exigido demasiada concentración. Por lo que ahora mismo, yo era el indefenso. Y bien que el Águila Arpía se aprovechó de eso. Cubierto del todo salvo la cabeza gracias a la armadura, el pajarraco infernal no tuvo duda de donde debía atacar. Si bien logré con una mano reducir sus embestidas, sus largo pico logró golpearme en la cabeza alguna vez y sus uñas lograron darme en la frente. Algunas pequeñas gotas de sangre empezaron a surcar mi rostro, pero ninguna herida era de gravedad. Me concentré en mantener alejado el monstruo con una mano, mientras que con la otra maniobraba para llegar al claro que había visto desde un principio y que ya estaba mucho más cerca. Si lograba llegar al suelo, podría defenderme, y hacer que el Águila Arpía sufriera el mismo destino que su compañero Buitre. Sólo era cuestión de resistir y concentrarme en que mi aterrizaje no fuera demasiado forzoso.

FASE 2 Y 4: ¡¡A LUCHAR!!
(Combate 1 Turno 2)

Tirada de Daño de el Águila Arpía a la Party:
Rhoe Crebalt ha efectuado 5 lanzada(s) de uno 1d2 (Imagen no informada.) :
2 , 2 , 2 , 2 , 1

Acción Rhoe Crebalt: Ataque Normal a Águila Arpía

Acción Rossa Ogard: Nada

Buitre: K.O.
Águila Arpía: K.O.

FASE 5: A RECOGER LA RECOMPENSA


Águila Arpía: Piedra de viento (50%)
Rhoe Crebalt ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d100 (Imagen no informada.) :
3

Águila Arpía: Pluma Pequeña (25%)
Rhoe Crebalt ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d100 (Imagen no informada.) :
16

Buitre: Gran Pluma (30%)
Rhoe Crebalt ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d100 (Imagen no informada.) :
94

Buitre: Piedra del viento (15%)
Rhoe Crebalt ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d100 (Imagen no informada.) :
67

Experiencia Buitre (4d2) + Águila Arpía (4d2)
Rhoe Crebalt ha efectuado 8 lanzada(s) de uno 1d2 (Imagen no informada.) :
2 , 1 , 2 , 1 , 1 , 1 , 2 , 2
avatar
Rhoe Crebalt
Alas Rojas - Grumete
Alas Rojas - Grumete

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 30

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Examen [Cima del Dragón]

Mensaje por Rhoe Crebalt el Jue Nov 27, 2014 12:46 pm

RESULTADO COMBATE 1 TURNO 2


Antes que nada, se me olvidó aclarar que Rossa Ogard pierde el estado Confu debido al segundo ataque del Águila Arpía.

Daño sufrido por Rhoe Crebalt: 9
Daño sufrido por Rossa Ogard: 9

Vit Rhoe Crebalt: 191 – 9 = 182
PM Rhoe Crebalt: 89

Vit Rossa Ogard: 166 – 9 = 157
PM Rossa Ogard: 120

Buitre: K.O.
Águila Arpía: K.O.

FASE 6: REORGANIZACIÓN


Experiencia Combate 1: 12
Drops: Combate 1: Piedra de viento x1, Pluma pequeña x1

No se usan pociones ni curas durante esta fase, por lo que se mantiene Vit y PM.

ROL COMBATE 1 TURNO 2 Y REORGANIZACIÓN


Diez, nueve, ocho… Ya podía contar los segundos que faltaban para que mis pies llegaran a tierra. Mientras, luchaba como podía para mantener el control del paracaídas, y al mismo tiempo, intentaba mantener alejado al Águila Arpía. A pesar de haber sido herida, la maldita bestia seguía combatiendo y dándolo todo para acabar conmigo. Y eso la hacía algo más que una simple molestia.

Logré mantener el tipo, apartando al pajarraco como buenamente pude, pero el Águila Arpía consiguió meter una de sus garras por debajo de mi cara, abriéndome una pequeña herida en el cuello. No sólo eso sino que me picoteó en la oreja y me golpeó también en plena cabeza. Aguanté todo el dolor como buenamente pude mientras el suelo cada vez estaba más y más cerca. Siete, seis, cinco…

-¡Por aquí, Rhoe!-me gritó mi hermana, la cual ya se encontraba en el suelo. Había aterrizado poco antes que yo y se había puesto en posición para recibir al pájaro, con Granate y Lapislázuli ya en sus manos.
-¡Voy!-fue lo único que pude responder, mientras tiraba de la cuerda para dirigir el paracaídas cerca de Rossa.

Pero el maldito pájaro se puso en medio de mi campo de visión justo cuando faltaban tres segundos para aterrizar. Y eso hizo que perdiera al final el control. El resultado fue desastroso, pues en vez de colocarle al lado de Rossa… me empotré directamente con ella. Ambos caímos y rodamos debido a la inercia que llevaba yo con el aterrizaje, mientras el paracaídas tocaba el suelo. No sufrí mucho daño con la caída, en cuanto que mi hermana amortiguó el golpe. Pero claro, mi hermana era otra historia.

Rápidamente me levanté y pude ver como el maldito bicharraco todavía seguía haciendo de las suyas, ahora tomándola nuevamente con Rossa. Se aprovechó de que mi hermana había caído al suelo para lanzarse sobre su cabeza e impedir que se levantase. Parecía ser que el Águila Arpía tenía ganas de vengarse por el golpe anterior que le había propinado Rossa, y logró hacerle varios cortes más parecidos a los míos, uno justo al lado de su nariz. No perdí el tiempo, y por fin, desenvainé a Iustitia.

-¡Rossa, rueda hacia la izquierda!-le pedí mientras me colocaba en posición, con mi espada bastarda sujeta en ambas manos.

Mi hermana me hizo caso. El pájaro intentó seguirla entonces, moviéndose en la misma dirección. Justo como lo había planeado. Rápidamente hice un corte horizontal con mi espadón, justo por encima de Rossa, a la altura del Águila Arpía. Un corte horizontal en dirección opuesta hacia donde se movía el monstruo. Iustitia impactó de lleno en la cabeza de el Águila Arpía y este salió volando por los aires hasta aterrizar, probablemente muerto, no muy lejos de donde nos encontrábamos.

Lo habíamos conseguido. Habíamos llegado a la Cima del Dragón. Pero no llegar hasta allí no había sido un paseo, y sólo había sido el principio. Suspiré y me acerqué hacia Rossa.

-¿Estás bien?-dije mientras le daba una mano para ayudarla a levantarse, mientras con la otra empezaba a canalizar magia, usando a Iustitia como catalizador.
-Tranquilo, no es nada.-dijo Rossa mientras se apoyaba en mí para levantarse. Entonces se fijó en que estaba canalizando magia.-He dicho que no es nada. No malgaste tu magia en vano. Nos hará falta.
-Si lo que nos queda de prueba es como lo de ahora, me temo que sí.-contesté mientras dejaba de concentrar mi mente en el hechizo curativo y el aura acumulada se disolvía como aire.-¿Bueno, y ahora qué, Rossa? ¡Ey, Rossa!

Mi hermana no dijo nada, sino que se dirigió hacia donde estaba el cuerpo del Águila Arpía. Sin ceremonia alguna, se arrodillo a un lado, cogió el cadáver y empezó a destriparlo sin piedad usando para ello a Granate y Lapislázuli.

-Rossa, nuestra misión es cazar a un Zu. El reto no importa. No perdamos el tiempo.-le dije mientras sacaba un pañuelo de la mochila y por lo menos intentaba cortar la hemorragia de mis heridas más profundas con él.
-No me lleva apenas tiempo, y no voy a desperdiciar dinero extra cuando lo tengo a nuestro alcance. Sabes que no nos sobra.-replicó Rossa sin dejar de cortar el animal y metiendo sus manos en sus entrañas.-¡Mira, éste tenía una piedra de viento en el buche! ¡A Mogels le va a encantar esto!-dijo mientras sacaba un trozo de piedra embadurnada en sangre de dentro del cadáver del monstruo y lo metía en un botecito de su mochila. Luego empezó a desplumar al animal para guardar las plumas que consideraba que fueran más útiles en otro bolsita aparte.-¡Listos! Una pena que hayamos perdido el cadáver del Buitre, nos podríamos haber llevado otra buena tajada.
-Si has terminado ya…-le empecé a decir mientras le pasaba a ella un par de pañuelos con el que limpiarse de la sangre del monstruo y cortar sus propias heridas.…tenemos que dar el siguiente paso antes de que otros monstruos se nos echen encima.
-Sí, lo sé, lo sé. Si queremos cazar a un Zu, sólo hay dos opciones. Esperar a que los Fal’Cie guie uno hacia nosotros para intentar cazarnos, dejándolo todo a la suerte. O ir en busca de un nido de Zu.-explicó Rossa mientras hacía uso de los pañuelos que le había prestado.
-Los Zu suelen volar a altísimas alturas, y no descienden hasta que ven una presa sobre la que abalanzarse gracias a una visión especialmente aguda. Por lo tanto, a menos que seamos la presa, no nos encontraremos a ningún Zu. Sin embargo, las madres Zu no se alejan mucho de sus nidos, por lo que si algún ser que pueda ser una amenaza para sus huevos o crías recién nacidas entra en uno de ellos, la madre Zu acudirá rápido al rescate de sus retoños.-recité con los ojos cerrados y un tono neutro antes de abrir los ojos y mostrar una abierta sonrisa.-¿Ves? Y tú que decías que no te prestaba atención cuando me explicabas lo que habías aprendido de la fauna de la zona.
-Es que no me prestabas atención.-replicó Rossa fríamente, sin siquiera dirigirme la mirada, para señalarme en dirección este con el dedo.-La pared de la montaña está por allí. Ve preparándote, porque nos va a tocar escalar si queremos llegar cerca de la cima.
-¿Escalar? ¿Pero para qué queremos llegar a la cima? Hemos venido a cazar Zu, no a hacer alpinismo.
-Las Zu hembra construyen sus nidos en las zonas más altas de la Cima del Dragón, porque es más difícil para los animales depredadores acceder tan arriba.-contestó en tono neutro y con los ojos cerrados Rossa, como hice yo segundos antes, para luego abrir los ojos y dedicarme una mirada de reproche.-¿Ves como NO me prestabas atención?
-Es que como profesora eres muy aburrida.-respondí con una sonrisa en mi cara, mientras me ponía en marcha en la dirección que Rossa me había indicado. Nuestro objetivo era claro, no íbamos a dejar el resultado del examen al azar, así que tocaba ir a la búsqueda de uno de sus nidos. Pero si un Zu aparecía de golpe mientras caminábamos en su busca, pues eso que nos ahorrábamos.

FASE 1: APARICIÓN DE ENEMIGOS


Cima del Dragón
[NIVEL 1 - 3]
Tirada: 1d7
1: Buitre, Ave oscura x2
2: Coeurl x2
3: Águila arpía, Buitre
4: Coeurl, Ave oscura, Águila arpía
5: Buitre x2. Águila arpía x2
6: Buitre, Ave oscura, Águila arpía, Coeurl
7: Zu

Rhoe Crebalt ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d7 (Imagen no informada.) :
4
avatar
Rhoe Crebalt
Alas Rojas - Grumete
Alas Rojas - Grumete

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 30

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Examen [Cima del Dragón]

Mensaje por Rhoe Crebalt el Jue Nov 27, 2014 1:17 pm

FASE 2 Y 4 ¡¡A LUCHAR!!
(Combate 2 Turno 1)



COEURL
Hábitat: Cima del Dragón
Familia: Animal
Efecto: Daño de 7d2 a tres miembros del grupo al azar
Drops: Bigote de coeurl (50%), Piel de coeurl (40%)
EXP: 5d2

AVE OSCURA
Hábitat: Cima del Dragón
Familia: Animal
Efecto: Causa Ceguera a dos miembros del grupo al azar
Drops: Pluma pequeña (65%), Piedra oscura (40%), Poción (25%)
EXP: 3d2

ÁGUILA ARPÍA
Hábitat: Cima del Dragón
Familia: Animal
Efecto: Daño de 5d2 a dos miembros del grupo al azar
Drops: Piedra de viento (50%), Pluma pequeña (25%)
EXP: 4d2

Tirada de Daño de Coeurl:
Rhoe Crebalt ha efectuado 7 lanzada(s) de uno 1d2 (Imagen no informada.) :
1 , 2 , 1 , 2 , 2 , 2 , 2

Tirada de Turnos de Ceguera de Ave Oscura:
Rhoe Crebalt ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d3 (Imagen no informada.) :
1

Tirada de Daño de Águila Arpía:
Rhoe Crebalt ha efectuado 5 lanzada(s) de uno 1d2 (Imagen no informada.) :
1 , 2 , 2 , 1 , 2
avatar
Rhoe Crebalt
Alas Rojas - Grumete
Alas Rojas - Grumete

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 30

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Examen [Cima del Dragón]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.