El curry de pollo con champiñones ⌠Raphael || Shamandalie⌡

Ir abajo

El curry de pollo con champiñones ⌠Raphael || Shamandalie⌡

Mensaje por Raphael Redwyne el Lun Nov 24, 2014 5:37 pm

¿Cuánto falta?— Preguntó. Llevaban ya varias horas caminando entre la humedad, el musgo y la niebla. Además, aquella zona en especial era tremendamente oscura, pues los árboles cubrían casi toda la luz del sol. Y hacía frío. Se lamentó no haber traído ropa más abrigada, pues el fresco del lugar se le comenzaba a colar por entre la camisa sin mangas que portaba. —No mucho... el claro debe estar cerca...— Respondió Elyssa, mirando por enésima vez el mapa electrónico que llevaba en el celular. Raphael pudo notar que había un ápice de duda en sus palabras. —¿Segura? Déjame verlo— la maga le entregó el celular sin responder nada.

Efectivamente, estaban a menos de un kilómetro del lugar. El problema era que un enorme barranco los separaba, y que para rodearlo tenían que avanzar un buen trozo de camino. —Hmm... La batería esta por agotarse. ¿En serio tenemos que ir hasta allá?Sí. En la Gaiapedia dice que esas setas sólo crecen cerca de ciertos árboles que se reúnen en los claros de Golmore, y que el más cercano a la entrada es ese de allá— Señaló hacia una luz que parecía venir más allá del barranco.

¿La Gaiapedia? ¿No es ese el sitio en el que se puede meter cualquier idiota a modificar lo que ahí dice? No creo que debamos fiarnos ciegamente de eso...— Elyssa guardó silencio y bajó la vista al suelo. Fue entonces que Raphael supo que la chica se lo había tomado a mal. —Ah, aunque... ¿Cuál es la probabilidad de que eso pase de todas formas? Igual no creo que haya mucha gente con tanto tiempo en manos como para entrar sólo para añadir información errónea—. La albina sólo le respondió con una risita, sonriendo y mirándole por un instante, antes de cerrar los ojos húmedos y cristalinos.

Bueno, creo que deberíamos buscar un puente o algo así si es que queremos volver al Jardín antes del anochecer. Vamos—. Apagó el celular antes de entregárselo y comenzó a liderar la marcha. Caminaban cerca del borde del barranco, a una distancia algo más que prudente, mientras Raphael trataba de buscar algo que pudiera usar para cruzar. Un tronco, una plataforma de metal, una extensión del camino...

Hasta que por fin el rubio logró divisar algo. No era más que una franja angosta y serpenteante elevada por encima del despeñadero, pero parecía lo suficientemente amplia como para que una persona pudiera cruzarle después de otra. Aún así, era peligroso. —¿Eh? ¿Por qué te detien...?— Escuchó por detrás suyo. —Espera. N-no intentarás cruzar eso, ¿verdad?Bueno, es eso o pasar horas dándole la vuelta a la barranca. Además, mira el camino. Se pone más oscuro, y la maleza se espesa. Un monstruo podría devorarnos a ambos antes de que nos demos cuenta.No se. No me gusta la oscuridad, pero no estoy segura de...

Mira que yo tampoco estoy seguro. Por eso no prefiero pensar mucho en esas cosas. Pero venga, ¿tan estrecho es? Incluso si cayéramos, no parece un precipicio muy profundo...— Ambos se quedaron callados por un momento. Pero, por lo menos a Raphael, ni se le cruzó por la cabeza la idea de volver al Jardín y regresar otro día. —Pues... nada ganamos con estar aquí, esperando a que llegue un oso o a que se ponga el sol. No te preocupes, iré adelante—.

Después de un rato, Elyssa asintió con la cabeza y le dedicó una sonrisa cálida. —Está bien. Confío en tí—. Ese "confío en ti" se quedó resonando en su cabeza. Puso los pies en aquél estrecho, que estaba mas o menos medio metro por debajo del suelo que pisaban. Avanzó un paso lateralmente, para después darle la mano a la albina, con el fin de ayudarla a bajar. Y de pronto, sintió la presión sobre sus hombros, a la par que se percataba sobre la realidad de la situación. ¿Y si caía? Sintió un retortijón en el estómago. ¿Por qué demonios nunca pensaba antes de hablar? Sin embargo, no iba a volver atrás. Así, tomó de la mano a la maga y ambos comenzaron a andar por el angosto paso, el cual iba lentamente ascendiendo, a la par que el despeñadero se hacía cada vez más profundo.

Debió volver atrás. Pudo sentir como la mano de Elyssa temblaba ¿O era la de Raphael? Estaba nervioso, pero en ningún momento dejó de avanzar. Y, después de un rato, llegaron allí donde el paso desaparecía, y una franja de poco menos de dos metros los separaba del claro. Sin pensarlo mucho, Raphael dio un brinco. Se dio la vuelta y retrocedió un poco —Vamos, salta—, le dijo a Elyssa. Pudo ver la inseguridad que se expresaba en su rostro, algo no muy común, pues ella siempre se la pasaba sonriendo.

¡A-Allé voooy!— Raphael supuso que la pobre no había podido hablar bien por los nervios. Y es que apenas y logró aterrizar con la punta de los pies, antes de perder el balance e inclinarse hacia atrás. De no ser porque el rubio alcanzó a cogerla de la mano y jalarla antes de que cayera, probablemente su habría acabado en ese preciso momento.

¡AAAAH! ¡Eso fue horrible!— Exclamó, al borde del llanto.—Disculpa, yo... no debí obligarteNo... está bien—, respondió de repente, tratando de recuperar la calma —, si quiero ser SeeD, debo aprender a enfrentarme a cosas como esa. Gracias.Sabes bien que no me lo tienes que agradecer. Bueno, ¿continuamos? Estoy seguro que en el claro podremos reposar un poc...

Y entonces se dio cuenta. En lo que estaban no era un claro, sino que era sólo un pequeño hueco donde la luz había logrado pasar. ¿Pero cómo es que desde lejos se había visto tan grande? Al volver la vista hacia el paso... vio que había también una biurificación. Al parecer, había tomado el camino incorrecto, distraído por sus propios nervios, y en vez de ir a susodicho claro, llegaron a... ¿A dónde?

Oh... mierda— dijo por lo bajo, lo suficientemente quedo como para que la maga, quien al parecer ya se había dado cuenta de la situación, no lo escuchara. —¿...Y ahora?— Un silencio tremendamente incómodo reinó durante un par de segundos—Pues... ni idea—.

¿Buscamos la salida? ¿O el claro?—.¿...Tienes el celular?—. Vio a la albina metió la mano en su bolsillo, y por su expresión, supo exactamente lo que había pasado.—Debió... debió haberse caído mientras saltaba... Tú... ¿no traes el tuyo?

Lo dejé en casa. ¿...Y ahora?— El silencio reinó de nuevo durante un par de segundos—Pues... ni idea—.

Creo... que deberíamos buscar el claro. No ganaremos nada quedándonos aquí. Además, es la última oportunidad de conseguir los champiñones. No nos creerán que vinimos de entrenamiento al mismo lugar durante dos días seguidos, y quién sabe hasta cuándo volverá a pasar el Jardín por acá. Tampoco tenemos para despilfarrar en viajes privados...

De acuerdo. Te sigo—. Ambos emprendieron la marcha por un par de minutos, hasta que Raphael pudo escuchar un tenue sonido. ¿Era lo que creía? Rezó a los Fal'Cie por estar equivocado.

Guerrero Lv. 1
Saludable
Raphael Redwyne
VIT: 200
PM: 100
⌠FUE: 30⌡⌠MAG: 5⌡⌠PRE: 5⌡
⌠RES: 15⌡⌠ESP: 15⌡⌠AGI: 10⌡
Mago negro Lv. 1
Saludable
Elyssa Octo
VIT: 100
PM: 200
⌠FUE: 1⌡⌠MAG: 30⌡⌠PRE: 10⌡
⌠RES: 10⌡⌠ESP: 20⌡⌠AGI: 10⌡
avatar
Raphael Redwyne
SeeDs - Alumno SeeD
SeeDs - Alumno SeeD

Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 09/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Guerrero

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.