Garret Blake

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Garret Blake

Mensaje por Fal'cie Llymlaen el Lun Nov 24, 2014 12:51 pm



Garret Blake



EDAD
31

RAZA
Hume

COSMOLOGÍA
Nald’thal, los Comerciantes
(7 de Octubre)

ALINEAMIENTO
Caótico Neutral

PROFESIÓN
Ranger
(Mercenario)

ORIGEN
Deling
(Galbadia)

FACCIÓN
Neutral



APARIENCIA

Garret, a sus 31 años, presenta un aspecto desaliñado, rebelde, con una abundante barba negra despeinada y un cabello alborotado y revuelto. Sus ojos, los cuales denotan experiencia y decisión, son verdes y profundos; su nariz es grande y, bien vista, algo torcida (quizás debido a alguna pelea callejera en su juventud). Y sus labios son finos y resecos, adornando siempre una dentadura perfecta en forma de sonrisa que, casi a todas horas, sostiene un puro encendido. Alto y fuerte, Garret no es el tipo de hombre que cuida su figura, pero su trabajo le ha hecho siempre poseer un cuerpo de atleta: brazos robustos, vientre trabajado y espalda ancha.

Viste cómodo para poder realizar su trabajo, con lo imprescindible que, por desgracia, suelen ser bastantes cosas. Llevar un arma de fuego implica munición, y llevar munición implica... más peso. Cargado de correas anchas y pesadas bolsas con hierros y extraños materiales, siempre suele dejar que sea Monna, su leal compañera moguri, quien cargue con todo el peso. Es todo un caballero.


PERSONALIDAD

No se trata del típico aventurero vivaz, inocente y cargado de sueños. Garret es un tipo simple, despreocupado, con más ganas de ganar dinero que de comerse el mundo. Una vez fue joven inexperto, pero la vida le ha enseñado a base de golpes como actuar en cada situación. No se fía de nadie  que no sea su propia sombra y, en ocasiones, es receloso con temas cotidianos y a priori sin importancia.

Es carismático, suele sonreír con ironía ante las situaciones adversas y es consciente de que, antes o después, morirá. Puede que sea luchando, pero él sueña con hacerlo mientras da una última calada a uno de sus puros y hunde la cabeza en las tetas de una mujer pechugona. No piensa mucho en mujeres, pero él jamás dirá que no a un par de berzas.

SINOPSIS

Si la vida de la mayoría de chavales es sana, rodeada de amor, paz y unos padres a los que abrazar, mi vida fue desde el principio una puta mierda. Si quieres escuchar con pelos y señales cómo mi padre volvía borracho cada noche a casa y zurraba a mi madre por gilipolleces, lo llevas claro. No tengo muchas ganas de hablar de ello. ¡Vaya! ¿Y esas monedas? ¡Oh, espera...! Estoy empezando a recordar un par de cosas:
El muy cabrón vino un día peor de lo normal y dejó a mi madre en silla de ruedas para el resto de su vida. ¿Qué crees que hice? Lo maté, claro,  ni siquiera dudé. Yo no era más que un crío, un adolescente de granos en la cara y bigote a medio salir que ya había sufrido bastante durante toda su vida. Recuerdo que tomé prestada su pistola, le apunté al pecho y disparé quince veces: una por cada año de maltrato a la única familia que me quedaba. Mi madre nunca me perdonó, y yo nunca fui capaz de entenderlo, ni siquiera ahora. Unos tíos lejanos se hicieron cargo de ella y me echaron de casa meses después, diciendo que yo era un peligro para todos. ¡Já! Hijos de puta, de eso está llena la vida. Me tocó vivir en la calle y sobrevivir a base de pilladas, robos y hostias, y no te creas que es fácil cuando hay tanto cabronazo suelto por ahí. La única compañía que tuve fue Monna, a la cual encontré tras unos callejones, abandonada como yo, un par de años después. Manda cojones que a día de hoy sea uña y carne de un peluche viviente con alitas, ¿eh?

El caso, amigo, es que montamos un negocio tiempo después. Decidí dejar de robar para trabajar en aquello que nadie quisiera hacer. Si un tal Fulano necesitaba una mano en un asunto turbio, bueno, acordábamos un precio y yo hacía mi magia a cambio de unas monedas. Ya sé que no es algo muy limpio, pero no me ha ido mal, y al final lo único que se me da bien en esta vida de mierda es matar y sobrevivir, ¿sabes?

Por cierto, ¿tienes fuego?



VIRTUDES

Versatilidad
Qué remedio, siendo lo que soy... ¿verdad?

Autodidacta
Tú me dirás; he vivido en la calle

Conducción
¡Sube, nena!

Intimidación
Yo que tú me lo pensaría dos veces...

Oficio
Mercenario, ¿y tú?

Sentido Común
O eso dicen...


DEFECTOS

Adicto al tabaco
¿Tienes fuego o no?

Egolatría
¡Tío, qué bueno soy!

Libertino
¿Quién le dice que no a un buen par de tetas?

Mala reputación
Envidia mundana

Vengativo
Y quien avisa no es traidor





Registro de Batalla

Combates PVP ganados: 0
Combates PVP perdidos: 0
Combates PVP empatados: 0

Combates PVM ganados: 0
Combates PVM perdidos: 0

Combates BOSS ganados: 0
Combates BOSS perdidos: 0

Misiones  de facción completadas: 0
Misiones de nación completadas: 0
Misiones libres completadas: 0
Misiones de facción fallidas: 0
Misiones de nación fallidas: 0
Misiones libres fallidas: 0
avatar
Fal'cie Llymlaen
La Navegante
La Navegante

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 07/10/2014
Localización : Navegando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.