Asuntos Peliagudos [Kahradis & Ryei]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Asuntos Peliagudos [Kahradis & Ryei]

Mensaje por Kahradis el Dom Nov 23, 2014 7:40 pm

Lugar: Cercanías al Camino de Miihen
Zona Civilizada Más Próxima: Romata, pueblo pequeño

... ... ... Cargando ... ... ...

Kahradis, Paladín de su señora Azeyma, portadora de la Justicia, señora de la igualdad y todo aquello que es puro, acompañado de su amiga, Candelice, una maga negra de silencioso pasado, viajaron desde bastante lejos hasta el Camino de Miihen. Negándose a alquilar chocobos, debido a la tozudez del guerrero santo, tomaron la ruta a pie, no sin antes ser advertidos por el encargado del establo acerca de la reciente actividad de los monstruos. Confiando en su fe ,Kahradis no le dio una mayor importancia. Sin embargo poco a poco empezó a arrepentirse de su carácter, lo que le procuraría una lección. Durante el trayecto, él y Candelice fueron atacados varias veces por toda suerte de monstruos, desde manadas de lobos a corceles extraviados, pasando por insectos de descomunal tamaño y bestias capaces de destrozar una armadura con su poderosa mordedura. Para suerte de ambos, lograron evitar encuentros posteriores y llegar a salvo a un pequeño pueblo llamado Romata, el cual se situaba a unos cuantos días de la siguiente parada.

Empleando los recursos del pueblo para descansar, Candelice y Kahradis consiguieron hospedaje en la posada local, el Goblin Travieso. Fue allí, en aquel pequeño pueblo, donde Candelice comprobó que la influencia de la Iglesia alrededor del mundo era considerable, pues para suerte del paladín Romata era un pueblo seguidor del Dogma, con lo que se negaron a aceptar que el paladín de su señora Azeyma pagase un solo guil para pasar la noche*. Agradeciendo enormemente los servicios que el pueblo prestó, lo mínimo que podía hacer Kahradis era ayudar en lo que pudiese. El sólo hecho de que un paladín pasase por aquel pequeño pueblo ya realzaba la moral de sus habitantes pues no era algo común y dentro de sus corazones sentían que si venían los paladines significaba que los Fal'cie no los habían abandonado, que habían esperanzas. Le agradecieron al paladín y a su acompañante de seductora apariencia la ayuda prestada al pueblo por combatir contra las alimañas que acechaban por la zona.

El alcalde de Romata, el anciano erudito Omar Wassmer (Mago Blanco Nv.¿?), además de sacerdote del pueblo, solicitó a Kahradis mantener una conversación, permitiendo a Candelice acompañarles. Ella, accediendo solo por curiosidad, no tardó en percatarse de que buena parte de los hombres del pueblo la habían mirado al menos una vez, algo que por una parte le agradaba y por otra parte le molestaba. Así pues, en la residencia del alcalde Wassmer, junto a una taza de té, mantuvieron una conversación...

-¿Y bien chico.. que ha hecho que un campeón de su señora Azeyma haya tenido que viajar hasta estos rincones?- preguntó el alcalde, acomodándose ligeramente en su sillón aterciopelado. Antes de que Kahradis pudiese decir nada, Candelice se le adelantó -Buscamos un modo de cu...- empezó a decir. En cuanto vio el rostro serio del alcalde, comprendió que había hablado fuera de lugar y de momento, sin poder evitar enrojecerse ligeramente. Kahradis, en un gesto de confianza posó su mano en el hombro de ella -No pasa nada Candelice. Déjame hablar a mi- dijo, sonriendo, causando una sensación de calma en la joven maga, asintiendo ésta a las palabras de su compañero. Siguiendo la frase de Candelice, Kahradis prosiguió - Como mi amiga Candelice comentaba, estamos en un santo peregrinaje buscando mi redención, pues mi fe no fue lo bastante fuerte- dijo, girando levemente la cabeza señalando la evidente carencia de brazo izquierdo.

-Comprendo.. Y esa búsqueda os ha traído hasta aquí..- dijo, tomando un sorbo de té - Bueno, no soy quien para inmiscuirme en una sagrada búsqueda, más si puedo deciros que la gente está contenta con vuestra aparición. Renuevan su fe e impulsa su moral, lo cual es bueno. Y respecto a vuestro problema..- dijo, suspirando - Supongo que ya habréis asumido que aquí no disponemos de la fe para perdonar vuestro pecado, paladín, más si puedo deciros que cerca del camino hay unas ruinas de un templo antiguo. Nunca nos hemos acercado por miedo a enojar a Su Gracia pero quizás no muestre afrenta sobre un campeón en busca del perdón de su alma- dijo colocando cierto énfasis en las palabras de carácter más religioso, como templo, campeón, perdón del alma, etcétera - Quizás allí encontréis alguna respuesta respecto a vuestro problema interior - dijo con sinceridad el alcalde. La conversación prosiguió un poco más, desviándose de la temática eclesiástica, permitiendo una tarde agradable entre los tres.

Aquella noche Kahradis y Candelice reposaron en el Goblin Travieso, y una vez llegada el alba, tras pertrecharse y equiparse, ambos partieron dirigiéndose a las ruinas que el alcalde les había mencionado. El camino resultó tranquilo, pues no había presencia alguna de bestias, lo cual extrañó y a su vez alertó al dúo -Oye, Kahra-kun- empezó a decir Candelice, sujetando su báculo -¿Qué esperas encontrar en esas ruinas?- dijo ella algo preocupada, ladeando ligeramente su cabeza. Kahradis respondió, con seguridad en si mismo -No es sólo lo que yo pueda encontrar, es lo que podamos encontrar. Somos un equipo Candelice. Si bien es cierto que podríamos encontrar algo que me ayude, el simple hecho de tratarse de ruinas antiguas también lo convierten en un blanco tentador para los eruditos como tú. Quizás puedas transcribir algunos manuscritos antiguos, o runas grabadas a fuego en las paredes musgosas. Quien sabe- afirmó con cierto entusiasmo, animando a la maga en el proceso. La posibilidad de tener conocimientos que quizás nadie había estudiado antes la había motivado, con lo que aceleró el paso, aunque ello casi le cuesta un accidente, pues fue por una rápida intervención de su compañero que no se cayó de bruces al suelo, entre otros. Llegado el mediodía, empezaron a vislumbrar no muy lejos una estructura de considerable tamaño, totalmente en ruinas. Habían llegado a su objetivo. Ambos, armados y preparados, empezaron a avanzar con cautela. Kahradis rogó a Azeyma que protegiese a Candelice, y no rezó para si mismo. Un gesto altruista que quizás, solo quizás, llamaría la atención de Su Gracia.
avatar
Kahradis
Neutral
Neutral

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/11/2014
Edad : 23
Localización : La Disformidad

Hoja de personaje
 : 1
 :
57/100  (57/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos Peliagudos [Kahradis & Ryei]

Mensaje por Ryei el Mar Nov 25, 2014 4:48 pm

Ryei y Galadriel estaban en una cámara cerrada con tan solo una puerta que daba acceso a la sala de tripulación de la aeronave. Cada uno montado en su propia moto de gran cilindrada, no solo por el hecho de que Galadriel midiera cosa de dos metros, si no también por que llevaba su pesada armadura a cuestas, como siempre... tal era su afán por llevar aquella armadura que Ryei aun no le había visto la cara ni una sola vez y eso que llevaba con él cosa de un año, desde que entro en SYCOM prácticamente. Al principio le picaba mucho, pero eso dio paso a pensar que cada uno fuera como quisiera y si no quería que le viera su cara seria por algún motivo. La moto de Ryei era una “Fenhir IV” ultimo modelo con el motor de un coche de competición, la de Galadriel no era capaz de coger la misma velocidad que la de Ryei pero si tenia la suficiente fuerza como para arrastrar un camión los kilometros que hicieran falta. Una luz intermitente se encendió a los laterales del habitáculo indicando que ya habían llegado al lugar acordado. Una mujer vestida de uniforme de Sycom apareció por la puerta del piloto el cual manejaba el aparato a una altura bastante baja.

-Ryei recuerda que es un encargo sombra, en esta misión Sycom no responderá por vosotros y negara cualquier relación. En esta misión no sois de los nuestros.-Dicho eso cerro la puerta y se quedo muy cerca del cristal que daba un poco de visibilidad al interior.

-Vaya... que reconfortante- respondió el pistolero para que lo escuchara su compañero. Ahora que había caído, nunca había conseguido arrancarle una risa a su amigo, en verdad no sabia ni siquiera si considerarle su amigo. Se puso sus gafas de sol como cada vez que montaba en su moto y espero el descenso de la rampa. Las motos arrancaron creando un estruendoso sonido en la cámara de transporte del avión, la rampa empezó a bajar poco a poco hasta quedar en un angulo de 55grados respecto al suelo, Ryei le hizo una señal a su compañero asintiendo y ambos quitaron los enganches y el freno de mano de las motos, hecho aquello ambas maquinas se dejaron caer por la rampa con el avión aun en marcha, los amortiguadores sonaron sufriendo del peso de la caída pero no mostraron mayor queja que aquella. Las dos motos arrancaron con fuerza por aquel camino secundario, espantando en el proceso a todas las manadas de pájaros que encontraban a su paso, aunque no hubiesen demasiados arboles.

- Este es el punto de encuentro. - Dijo Ryei para que lo escuchara Galadriel. -Esto debería ser mas bien sencillo. Recogeremos el paquete y nos volveremos a Esthar en moto.-Ambos pararon las maquinas, estaban cerca de unas ruinar antiguas, se habían salido del camino principal para llegar aquel lugar y apenas un sendero en medio de la hierva indicaba que allí había “algo”.

Entonces al caminar unos pocos pasos, vio movimiento tras uno de los muros que formaban las ruinas, estaban llenos de grabados y le daba la impresión de que se caerían en cualquier momento. Le pareció una estupidez esconderse para vigilarlos, por el simple echo de que estaba seguro, que habían escuchado el sonido de los motores, a si que saldría para saludar.
avatar
Ryei
PSICOM - Manitas
PSICOM - Manitas

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 05/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Ranger

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos Peliagudos [Kahradis & Ryei]

Mensaje por Fal'cie Etro el Miér Dic 10, 2014 4:51 pm

Los cuatro guerreros se reúnen y pueden escuchar ciertos gruñidos provenir de detrás de las ruinas. Es difícil distinguir su procedencia, pero se puede vaticinar que no es nada bueno. Uno de los que componen aquel inesperado grupo puede darse cuenta de que hay sombras moviéndose entre los escombros de las ruinas que se apartan del Camino de Miihen. Hay suspenso en el ambiente, aplastante. Finalmente, se vislumbran un par de ojillos amarillos provenir de la oscuridad del interior de un trozo cóncavo de techo... Lo que sale de allí, a continuación, se trata de un gran lobo deforme, picudo, con colmillos inmensos. Es un uridimmu, y lamentablemente, van en jauría.

Un segundo y un tercero se aproximan al cuarteto por detrás. Finalmente, el cuarto y último se puede apreciar de pie, encima de la ruina. De un gran salto, aterriza frente al grupo de guerreros, acechando y preparándose para una carnicería, mientras uno de los lobos se queda curiosamente un tanto alejado de la batalla, vigilando en silencio.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

URIDIMMU X4
[NIVEL 1]



STATS:

VITFUEMAGPRERSTESPAGI
7515510101020

AFINIDAD:

INMUNIDADES:
¿¿??



HABILIDADES PASIVAS:


- Jauría: cuando uno cae derrotado, es posible que venga otro uridimmu a reemplazarlo. Para saber si esto ocurre, se lanza 1d5, teniendo que salir un 5. El nuevo monstruo tendrá una VIT equivalente al 50% del que reemplazó.


FORMACIÓN:


- Uridimmu A [V]
- Uridimmu B [V]
- Uridimmu C [V]
- Uridimmu D [R]
avatar
Fal'cie Etro
La Vigilante
La Vigilante

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 20/09/2014

Ver perfil de usuario http://ffrenascentia.foroweb.org

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos Peliagudos [Kahradis & Ryei]

Mensaje por Kahradis el Vie Dic 12, 2014 5:05 am

Lo primero que llamó su atención fue unos ruidos mecanizados, no demasiado lejos, que tuvo a ambos aventureros en alerta total. Candelice, empezando ya a entonar los primeros salmos de su magia, se colocó en retaguardia, mientras que, enarbolando su espada, Kahradis se dispuso al frente, ambos empleando al máximo sus sentidos, buscando cualquier fuente de amenaza. Pasaron los segundos y no parecía aparecer nada, hasta que, por un lateral, dos figuras se aproximaron. No parecían demasiado amistosas, aunque tampoco habían declarado una abierta enemistad, de lo contrario ya se encontrarían enzarzándose en combate. Parecían ajenos a la situación, y era posible que les ignorasen, si ellos les ignoraban. Vive y deja vivir, dicen algunos. Cautela, dicen otros.

Sin dejar de prestar atención, se acercaron a un pilar semiderruído que yacía en las zonas más externas, momento en que Candelice empezó a retirar el musgo que recubría la antigua estructura, palpando con calma y cierta pasión dicha columnata, sintiendo el áspero tacto de la piedra, frío, solemne, toda una maravilla para cualquier erudito de renombre. Tal como pasaba la mano ligeramente, aparte de que ésta se ensuciaba, daba forma mentalmente a todo relieve que notaba, empezando a "ver" los primeros jeroglíficos y caracteres, claramente en un lenguaje de antaño, uno que todavía no conocía o que quizás simplemente no recordaba. -Esto.. es pura maravilla Kahra-kun- dijo ella, mientras lentamente su rostro serio se convertía en una mueca de sonrisa, mientras pasaba a palpar la estructura con ambas manos -Y sólo es una columna.. ¡imagínate lo que habrá ahí dentro!- dijo ella, contenta.

Kahradis, por su parte, estaba más atento en las dos figuras que yacían algo alejadas de ellos, examinándolos, aunque había algo que le inquietaba. Lo más seguro era que Candelice al estar centrada en la columnata no lo hubiese notado, pero él, que también era practicante de magia, podía sentirlo, como el ambiente chirriaba, una tensión que podía ser cortada con insultante facilidad, un escalofrío que recorría su espalda. Mentalmente no dejaba de pronunciar en verso toda la colección de ensalmos conocidos a su señora Azeyma, rogando para que le diese fuerza y le convirtiese en un digno bastión.

Sin embargo su señora parecía estar contenta, y decidió ponerle a prueba. Empezaron a escucharse gruñidos, resonantes, como la propia muerte que se ríe entre dientes, procedentes del interior de las ruinas. No contento con eso, esos gruñidos aumentaron el volumen, y la cantidad. No pasaría mucho antes de que, emergiendo de los restos de las ruinas, apareciesen unos seres cuadrúpedos, aparentemente de la familia de los cánidos, pero con ciertas deformidades respecto a éstos. Una espalda espinada les daba un aspecto amenazador, así como robustas patas y una mandíbula desproporcionada. Uno, dos, tres, y cuatro fueron los seres que aparecieron entre gruñidos, dispuestos en una formación de 3-1. Los que estaban situados en vanguardia, empezaron a chasquear las mandíbulas, buscadores de presas, mientras se acercaban a paso muy lento, esperando al momento adecuado para lanzarse.

Kahradis le dio un suave toque a Candelice, suficiente para que ella regresase en sí. Cuando se giró para preguntar, contempló con cierta estupefacción a las bestias y rápidamente tomó su báculo mientras en voz baja susurraba -Pero que coj...-, momento en que miró a su compañero -Te cubriré- dijo Kahradis, enarbolando la espada, dispuesto a frenar a cualquiera de las bestias que se acercase demasiado. Dentro de su yelmo, una gota de sudor frío recorría su mejilla, pues desde ya hacía un rato que, cierto nerviosismo de desagradable procedencia, pululaba con libertad dentro de sus pensamientos. "Que Azeyma me guíe" pensó. Esperaba que ella le escuchase.
avatar
Kahradis
Neutral
Neutral

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/11/2014
Edad : 23
Localización : La Disformidad

Hoja de personaje
 : 1
 :
57/100  (57/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos Peliagudos [Kahradis & Ryei]

Mensaje por Kahradis el Dom Dic 21, 2014 6:33 pm

Acciones de Kahradis y Candelice
Spoiler:


Kahradis usa Atacar sobre Uridimmu A: Kahradis ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d100 (Imagen no informada.) :
3
En caso de acertar causará FUE (15) - RST/2 (5), es decir 10 de daño.

Candelice usa Hielo (PM 188/200) sobre  Uridimmu A: Kahradis ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d100 (Imagen no informada.) :
82
En caso de acertar causará 5d6+MAG(30) - ESP(10), es decir 5d6+20

Kahradis ha efectuado 5 lanzada(s) de uno 1d6 (Imagen no informada.) :
6 , 1 , 5 , 1 , 2


avatar
Kahradis
Neutral
Neutral

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/11/2014
Edad : 23
Localización : La Disformidad

Hoja de personaje
 : 1
 :
57/100  (57/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos Peliagudos [Kahradis & Ryei]

Mensaje por Kahradis el Dom Dic 21, 2014 6:35 pm

Perdón por el doble post, me olvidé de la tirada de impacto de Candelice T_T

Kahradis ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d100 (Imagen no informada.) :
60

va a 80% de posibilidades (90-20+10)
avatar
Kahradis
Neutral
Neutral

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 20/11/2014
Edad : 23
Localización : La Disformidad

Hoja de personaje
 : 1
 :
57/100  (57/100)
 : Paladín

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos Peliagudos [Kahradis & Ryei]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.