Un pequeño viaje [Raiden]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Kanah el Jue Nov 06, 2014 2:38 pm

Descendimos del barco volador en cuanto llegamos, sin perder mucho tiempo. El motivo de aquel viaje era una visita familiar. Lyrius quería ver como se encontraba su hermana Matilda, la que ya hacía bastantes meses que no veía, pues cada familia vivía en una punta diferente del continente. Mientras que mencionó a su hermana, y su hija Mindi, la cual ya había visto alguna vez y jugado con ella, no mencionó nada acerca del tío Stephanus, el cual me caía bastante bien.

Me pasé el camino ideando una excusa perfecta para que los tíos me dieran algo de guiles, pues si se lo pedía directamente a mis padres, estos se negaban e incluso me regañaban a veces si les decía para que quería el dinero, pues ellos pensaban que era malgastar el dinero. Malditos padres, ¿Así es como se supone que se cría a un hijo? ¿Sin darles un mísero guil para gominolas?

Acompañado de mi papá llegamos a Lindblum, una ciudad bastante grande, con un estilo totálmente medieval y además, con el mayor puerto aéreo de barcos voladores que jamás había visto. La ciudad también estaba plagada de banderas con el símbolo de las Alas Rojas, se notaba bastante el patriotismo que tenían hacia aquel grupo.

- Papá. Antes de ir a ver a la tía Matilda, ¿Puedo dar una vuelta por aquí? – Le pregunté con tono de buena hija, haciendo ver la mejor de mis sonrisas para que él cediera ante tal chantaje que intentaba hacerle.

- Conozco esa mirada, y esos gestos. – Dijo él, al parecer sin haberle funcionado mi treta. - Aún así te dejaré que vayas. Media hora, no más tiempo. Tenemos que tomar una ruta a pie hasta Knyra. Más te vale estar aquí a esa hora, o iré a buscarte. – Respondió, y amenazó sin vacilar con su tono.

Me despedí de mi padre con la mano, y con arma en mi cinturón, comencé a caminar por la ciudad de Lindblum. Buscaba en lugar donde comprar golosinas, era mi principal deseo en aquel instante, y quien se interpusiera en mi camino, le rebanaría el cuello con mi katana. Corría alegremente por la ciudad, sin fijarme en quien me encontraba o no por allí, hasta que algo me llamó la atención.

- ¡Pasen y vean señores! ¡Ha llegado a Lindblum la obra de teatro más famosa de todos los tiempos! ¡Por solo 50 guiles, compren su entrada para ver “Quiero ser tu Canario”! – Gritaba un burmeciano de pequeña estatura, casi como yo de alto.

¿Qué era aquello? Jamás había visto un teatro, y menos una obra de este calibre. No podía estar más de media hora allí, que fastidio, pero tenía tanto interés en aquello, que lo de comprar gominolas había pasado a un segundo plano.

Me quedé allí parada, ante el teatro, y los gritos del burmeciano, pensando en qué hacer al respecto. No quería enfadar a padre, pero aquello me llamaba tanto...
avatar
Kanah
Shinra S.A. - Aspirante
Shinra S.A. - Aspirante

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 04/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Monje

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Raiden el Sáb Nov 08, 2014 7:52 am

Si os digo la verdad no es que tuviera nada interesante que hacer en Lindblum, simplemente había hecho una parada para descansar de mi viaje. Si hay algo que me caracteriza es que, para mí, el tiempo parece correr de forma distinta a los demás, hasta tal punto que a veces pasaban meses fuera de lo que era la civilización. Generalmente, las ciudades como aquella me producían cierto respeto, y es que no me gustaba nada el gentío y la masificación; prefería las aldeas o pueblos mil veces, pero bueno... Mis lanzas necesitaban una puesta a punto, y Lindblum era bastante famosa por tener una de las orfebrerías más famosas del territorio, así que, ¿por qué no echarle un vistazo? Serían unas horas como mucho...

Os podéis imaginar mi cara cuando me enteré de que una compañía de teatro famosa había acudido a la ciudad durante aquellos días para representar una obra que al parecer causaba furor allá donde fuera. Eso significaba gente, MUCHA gente. No habían pasado ni diez minutos, y ya me estaba agobiando. Que una ciudad tan grande como Lindblum se me hiciera tan pequeña era, cuanto menos, algo paradójico. Crow no, ella estaba en su salsa, y es que a pesar de su naturaleza oscura, también tenía un lado oculto al que le encantaba el espectáculo. De hecho, ella misma era una gran cantante, y aunque no la había escuchado demasiadas veces, lo cierto es que podría dedicarse a ello sin ningún problema. Por aquellos lugares no me importaba que deambulara sola, porque hasta ella sabía que no era buena idea armar escándalo en uno de los núcleos más importantes de Gaia, así que terminamos por separarnos.

"Tú al orfebre Raiden, no pienses en la gente..." pensaba mientras avanzaba por las adoquinadas calles de la ciudad. Estaba seguro que cuando me encontrara rodeado de armas y protegido bajo el calor de una fragua, me encontraría como en casa. Lo jodido de Lindblum era viajar de un distrito a otro, y es que, como la mayoría eran forasteros, preguntarle a alguien hacia dónde ir y que te diera las indicaciones adecuadas podía llegar a ser una odisea. Así que bueno, suspiré y me armé de paciencia para---

- Oh, perdone usted, perdone... - me apresuré a disculparme. Había chocado con alguien que se encontraba parado en mitad de la calle.

Me detuve tan pronto cuando comprobé que apenas y se trataba de una niña. No, no es que porque fuera una niña no me importara y no pensara en disculparme, es que me sorprendió y mucho el hecho de que aquella niña de cabello negro, que difícilmente podría tener más de quince o dieciséis años deambulara por las calles con una espada que poco más y resultaba ser más grande que ella. Le tendí una mano para ayudarla a levantarse sin poder evitar preguntarme si realmente sabía utilizarla. Era, cuanto menos, interesante.
avatar
Raiden
Clan Centurio - Cazabichos
Clan Centurio - Cazabichos

Mensajes : 619
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 27

Hoja de personaje
 : 1
 :
79/100  (79/100)
 : Caballero Dragón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Kanah el Lun Nov 10, 2014 2:20 pm

- ¡Dame una entrada! – Le ordené a aquel burmeciano.

No pensaba reálmente en pagar sino que estaba ordenándole que me diera un pase para ver la obra. Al mismo tiempo que hacía eso, me llevaba una de mis manos a la empuñadura de la katana. No dudaría en desenfundar y hacerle que me la diera por la fuerza. También podía entrar en el teatro a la fuerza sin ninguna entrada, pero ya que tenía al vendedor delante de mis narices no iba a desaprovechar la oportunidad de tener entre mis manos una entrada exclusiva de aquella obra.

Pero en aquel instante, una fuerza desconocida para mí golpeó mi cuerpo. Mi cuerpo fue mandado directamente al suelo, pues aquello me pilló desprevenida. Ni me imaginaba que alguien fuera a golpearse contra mí. Me hice un par de rasguños en los brazos, aunque nada del otro mundo. Un poco de rabia invadió mi ser, con ganas de clavar mi espada en los ojos de aquella persona que había cruzado su cuerpo con el mío.

- ¡¿Usted?! – Grité exaltada.

Aquello pareció una ofensa hacia mi persona, por lo que en principio ignoré su mano, e incluso pensé en golpearla y rechazarla, pero la acepté solamente por la ayuda que me estaba ofreciendo al levantarme. Le miré con el ceño fruncido y mala cara. Ni siquiera le dí las gracias por haberme ayudado a levantarme, ni se las daría, no se las merecía.

Se trataba de un joven bastante alto, me sacaba una cabeza o más, bastante atlético, con un físico de esos que trabajaban los soldados de Shinra en sus gimnasios privados. En un principio, podría intimidar a cualquiera con esa planta que tenía, pero a mí no sería el caso. Me espolsé la falta un poco y me coloqué bien el cinturón donde tenía la katana colgada. Ignorando un poco al chico, busqué al burmeciano con la vista, pero ya había desaparecido, seguramente yéndose a otra zona a promocionar la obra.

- Maldíta sea...he perdido la oportunidad de conseguir una entrada por tu culpa. – Dije algo enfadada y señalé al joven robusto.

Incluso me llevé la mano a la katana, como si quisiera desenvainarla en aquel instante y cortarle en trocitos. Mis impulsos estaban controlando mis acciones, pero a pesar de ello, no era tonta. Me frené en aquel instante. Después suspiré. No iba a provocar un enfrentamiento con posible muerte allí mismo. Me relajé y alejé mis manos del arma, colocándome en una postura más normal.

- Debes mirar mejor por donde andas... – Le dije, como si estuviera echándole un escarmiento pero ya no se notaba en mi tono aquel enfado. - ...Señor... ¿Cómo se llama? Mi nombre es Rika, no lo olvide.
avatar
Kanah
Shinra S.A. - Aspirante
Shinra S.A. - Aspirante

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 04/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Monje

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Raiden el Miér Nov 12, 2014 2:02 pm

Me descubrí a mí mismo adoptando una actitud beligerante cuando vi que la niña se llevaba la mano a la empuñadura de su espada, pero tan pronto como se relajó, hice lo propio y dejé que aquel instinto descansase. Me sorprendió que me preocupara que alguien como ella pudiera llegar a atacarme cuando seguramente podría haber detenido su estocada con las manos vacías, pero el caso es que podía llegar a imaginármela como alguien diestro con la espada a pesar de su aparente corta edad. Tampoco es que tuviera sentido pensar en ello...

Por el momento -y solo llevaba unos treinta segundos a su lado- se me antojó alguien un poco pesado, con genio y que se aturullaba con sus propias palabras. Lo cierto es que poco me importaba, simplemente me encogí de hombros ante sus quejas y me dispuse a continuar mi camino; ya me había disculpado por "atropellarla", tampoco es que me fuera a poner a hacer de niñera ni a conseguirle esa entrada que al parecer había perdido por mi culpa. Tan solo hube dado un par de pasos cuando me dijo su nombre...

- ¿Que no lo olvide dices? Tienes unos aires un poquito revueltos, me parece a mí... - le respondí, retomando mi marcha hacia la orfebrería. Yo no iba a presentarme... ¿por qué debería? 

Seguía preguntándome cómo era que una chica como ella rondaba por las calles de Lindblum armada, como si fuera lo más normal del mundo. Supongo que en cierto modo me recordaba a mí cuando decidí abandonar Oerba y lanzarme a la aventura con tan solo una lanza a la espalda, aunque por sus ropas y la vaina de la espada, ésta no pareciera ser alguien que no tuviera recursos... después de todo, a lo mejor se trataba de una niña de papá que portaba un arma tan solo por el simple hecho de que podía hacerlo. Sí, era lo más seguro.

- ¡EH...! - exclamé. Ahora había sido yo el que había sido atropellado, solo que esta vez el atropello parecía haber sido intencionado, pues apenas me llevé las manos al cinturón noté como mi bolsita de monedas había desaparecido. No es que hubiera mucho, pero no me apetecía desprenderme de mis ahorros. - ¡Vuelve aquí, hijo de la grandísima...!

Salí a correr detrás de él tan pronto como me hube puesto en pie. Aquel pequeño ladronzuelo aprovechaba que la calle estaba bastante concurrida con el jaleo del maldito teatro para escurrirse entre la gente, poniendo cada vez más tierra de por medio entre nosotros. No me lo pensé dos veces, me daba igual la atención que llamara el hecho de que una persona saltara varios metros por encima de las cabezas de la gente, pero el caso es que aterricé delante del chico, justo en el momento en que pasaba precisamente por el lado de la tal Rika.

- Volvemos a vernos... ¿Te importa? - le dije a la niña, mientras el ladronzuelo frenaba en seco, sorprendido, quedando atrapado entre los dos.
avatar
Raiden
Clan Centurio - Cazabichos
Clan Centurio - Cazabichos

Mensajes : 619
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 27

Hoja de personaje
 : 1
 :
79/100  (79/100)
 : Caballero Dragón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Kanah el Jue Nov 13, 2014 6:03 am

- ¿Los aires revueltos? – Preguntó Rika, un poco desconcertada, sin saber a que se refería aquel chico.

Rika levantó una de sus cejas cuando entendió a que se refería. Quiso responderle al joven pero este, ya había reanudado la marcha, dejándola allí sin más. O al menos, quería intentarlo pero alguien se adelantó a él. Un bandido, porque no tenía otro nombre, le birló una bolsa de monedas que llevaba encima, utilizando el método del tirón. El chico comenzó a insultarle, como si con aquello fuera a regresar a devolvérselo.

-¡Jajajaja! – Rió la pequeña Matisse sin ningún temor. Como si aquello fuera el castigo hacia el joven por haberla ignorado.

La chica no tenía intención de ayudarlo, sino más bien de que el destino le diera una lección. Los dos comenzaron a correr por las calles de Lindblum, uno tras el otro, buscando la forma de atrapar al fugitivo. Allí se quedó Rika de pie, riendo, hasta que, los dos regresaron al lugar de los hechos, quedando el ladrón entre la joven y al otro chico. De nuevo se miraban cara a cara. Rika no hizo caso al que había cometido el acto bandálico, sino que miró directamente al chico que ni siquiera le había dicho el nombre.

- ¿Me importa qué? ¿No decías que tenía los aires revueltos? – Le dijo, burlándose de lo que había dicho anteriormente. Rika suspiró, y acto seguido se llevó la mano a la empuñadura de la katana. - Puede que me arrepienta de esto, pero...

Rika desenfundó su katana y lanzó una estocada rápida hacia la pierna del bandido. Un corte superficial fue suficiente para hacer que su pierna flaqueara. Un hilo de sangre cubrió parte de su pierna. Ahora no podría correr y el joven podría recuperar la cartera que le habían robado. Aún pensando que se merecería aquello, Rika le había ayudado, sin esperar nada a cambio de ello.

- Todo tuyo. – Afirmó Rika, volviendo a envainar el arma.

Mientras tanto, yo recorría las calles de Lindblum, en busca de mi hermana, pues aunque le había advertido que no tardara más del tiempo estimado y todavía no había llegado el momento, prefería tenerla controlada, pues sabía que era bastante curiosa y se podía perder por aquellas calles en busca de algo que le hiciera llamar su atención.
avatar
Kanah
Shinra S.A. - Aspirante
Shinra S.A. - Aspirante

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 04/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Monje

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Raiden el Vie Nov 14, 2014 3:07 pm

Ignorando completamente el intento de burla de la muchacha, alcé las cejas sorprendido cuando la vi desenvainar su espada sin ningún tipo de pudor y terminó por clavarla en la pierna del pequeño ladrón quien, por supuesto, empezó a gritar y a llorar... ¿Qué demonios le pasaba a esa chica en la cabeza? Yo mismo podría habérmelas apañado si realmente no me hubiera importado ensartarlo con mi lanza para recuperar el dinero, pero aquel chaval, aunque no había ido a robarle al más indicado, no se merecía terminar con la pierna perforada.

- Retiro lo de los aires revueltos, niña. - dije mientras me agachaba delante del ladrón y recuperaba mi dinero, para después pasar a examinar la herida de su pierna. - Tú lo que estás es mal de la cabeza. Es solo un crío, ¿qué era lo que pretendías? - expresé en voz alta. Podría pensar que soy un desagradecido, pero... qué diantres, me daba igual lo que pensara.

La herida parecía limpia y no había desgarrado ningún músculo; un vendaje después de limpiarla bastaría para curarla. Aquello me hizo suspirar ligeramente aliviado, lo que no me aliviaba en absoluto era que los gritos del niño estaban atrayendo más miradas de las necesarias y, eventualmente, a los guardias de la ciudad. Si contamos con que, además, durante los días en que se representaba la obra de teatro la seguridad se había visto aumentada, no pasaría mucho tiempo antes de que un pelotón entero se presentara en el lugar. Miré al chico herido. Estaba a punto de desmayarse por el dolor, pero seguramente aquello no le impediría acusar a la espadachina... y bueno, con tal de no darle al ladrón la satisfacción me decidí a avisarla...

- Yo de ti me marcharía antes de que lleguen los guardias. - le aconsejé volviendo a posar mi mirada en ella. - Tendrás problemas si te atrapan por haber atacado a alguien en plena ciudad.

- ¡¡Guardias!! ¡¡Esta pareja de criminales me ha atacado para robarme mi dinero!! - gritó entonces el niño, lejos de parecer estar a punto de perder el conocimiento.

- ¡¿Pero qué coño dices tú, crío del demonio?! - exclamé yo, alarmado. A punto estuve de dejarme llevar por mis instintos más básicos y meterle el puño entre los dientes para que cerrara la boca, pero ya se escuchaban el traqueteo metálico de las armaduras de los guardias y la escena empezaba a generar demasiada expectación. - Eh, tú... Salgamos de aquí.

Ni siquiera me molesté en pedirle permiso. Recorté la distancia que nos separaba en un instante y la acabé tomando en brazos para poco después dar un potente salto que nos colocó en el tejado más cercano; salto a salto, tejado a tejado, me fui alejando cada vez más del lugar donde el criajo seguía gritando, y así seguí hasta que nos consideré a salvo y medio perdidos en la ciudad, todo sea dicho. Deposité el "paquete" en el suelo y me reajusté la gabardina roja que se había medio abierto después de tanto brinco...

- Con esto pago mi deuda por haberme ayudado con mi dinero. Procura mantenerte alejada de aquel barrio al menos por un rato. - le comenté, a punto de retomar mi camino.  
avatar
Raiden
Clan Centurio - Cazabichos
Clan Centurio - Cazabichos

Mensajes : 619
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 27

Hoja de personaje
 : 1
 :
79/100  (79/100)
 : Caballero Dragón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Kanah el Mar Nov 18, 2014 11:35 am

- Un crío y un ladrón. Es el precio que debe pagar por ello. – Contestó Rika, seria, como si aquella inocencia que desprendía anteriormente hubiera desaparecido por completo. - ¿Le he detenido, no? ¡No te quejes! – Vociferó mientras guardaba su arma.

El niño comenzaba a gritar, atrayendo a la gente y creando un alboroto en el lugar. Aún así, el joven de prendas rojas se preocupó por él, incluso examinando la herida. Incluso, le advirtió a la chica de que se fuera antes de que llegaran los guardias. Rika infló sus mofletes y cruzó sus brazos. Ella estaba segura de que no había hecho nada malo, salvo detener a un pequeño delincuente, dándole el merecido correcto.

- ¿Criminales? – Preguntó sorprendida Rika. La estaban acusando y llamando criminal, cuando aquel niño fue quien le robó la bolsa al otro joven. -
Debería haberte rebanad...

Rika no pudo terminar la frase, pues Raiden la tomó en brazos sin pedir ni siquiera permiso. Al principio la joven comenzó a gritar que la soltara, e incluso decir que estaba loco y le advertía que si no la soltaba lo mataría. Pero tras un par de saltos, la voz de Rika calló, la chica se adaptó y se puso cómoda entre los brazos del dragontino para disfrutar del paseo que le estaba dando como recompensa. Cuando la depositó, Rika le miró directamente a los ojos, incluso tenía un poco rojas las mejillas, pero no mucho.

- Gracias. – Dijo y cruzó de brazos. - Al menos, dime tu nombre, ¿No?

- ¡Rika! ¿Dónde estás, Rika? – Gritaba por una zona cercana.

No encontraba a mi hermana, y ya casi estaba siendo la hora que le había dado para que se escapara por donde quisiera. ¿Dónde se habría metido? No sé si mis gritos la encontrarían, o por el contrario eran en vano. No desistí, y continué recorriendo Lindblum, en busca de una respuesta.

- ¡Ese es mi hermano! – Gritó desde el lugar donde estaba con Raiden. - Me voy a meter en un lio cuando sepa lo que he hecho...
avatar
Kanah
Shinra S.A. - Aspirante
Shinra S.A. - Aspirante

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 04/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Monje

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Raiden el Lun Nov 24, 2014 3:42 pm

Detuve mis andares ante las nuevas palabras de la chiquilla. Mierda, y yo que sólo quería ir a la orfebrería. No sé cómo me las apañaba pero siempre terminaba envuelto en todo tipo de situaciones que poco tenían que ver conmigo, o al menos que yo no buscaba. Resultaba de lo más frustrante, y al mismo tiempo, no podía evitarlo...

- Me llamo Raiden. - Le contesté sin demasiadas florituras. - No te preocupes, no pienso decirle nada a tu hermano. Vamos, te llevo junto a él y me marcho.

Seguramente Rika era bien capaz de cuidarse sóla -o no, vete tú a saber- pero viéndola no podía evitar ver a una simple niña que no debería caminar sola por las calles de la ciudad, eso si tomamos por "simple" que llevara una katana colgando del cinto y que no hubiera dudado ni un instante en desenvainarla y atacar al ladrón. La volví a tomar en brazos, habiéndome olvidado ya de su pataleta cuando la cogí por primera vez, y de un nuevo salto, descendí del tejado y me posé en el suelo de ladrillo como si aquello fuera lo más natural para mí.

Dejé a la espadachina en el suelo y miré al joven peliazul que se encontraba delante de nosotros, el cual, evidentemente se detuvo después de que le cortáramos el paso. No parecía demasiado mayor que la chica, pero por lo menos aparentemente iba desarmado, por lo que ya lucía menos extraño que su hermana; vestía completamente de negro y su mirada azulada iba a juego con su despeinada melena. Entorné la cabeza para observar a Rika. Siendo sinceros, lo cierto es que no les veía el parecido, pero eh, ni que me importase...

- ¿Eres tú su hermano? - Pregunté señalándola. - La encontré perdida unas calles más allá, y me ofrecí a ayudarla a buscarte. - Tampoco es que tuviera que inventarme la mentira del siglo para encubrir que su hermana había perforado con su espada la pierna de un tipo que intentó robarme y que si no me la llego a llevar habríamos acabado presos los dos.

En fin, ahora sí, había pagado mi deuda más que de sobra, no había nada que me retuviera allá, excepto, claro... los dos guardias que giraron por las esquina de la calle en ese preciso momento. Estaba seguro que me había alejado lo suficiente del barrio teatral para que no pudieran seguirnos, quizás tan solo era una patrulla que simplemente pasaba por ahí, y quizás si no se hubieran quedado mirándonos como si acabaran de encontrar un tesoro perdido podría haberme creído que, efectivamente, se trataba de una simple patrulla. Le mandé a Rika una mirada bastante significativa, quisiera o no quisiera contarle a su hermano su pequeña "hazaña", lo más probable es que acabaríamos teniendo que salir corriendo de nuevo.
avatar
Raiden
Clan Centurio - Cazabichos
Clan Centurio - Cazabichos

Mensajes : 619
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 27

Hoja de personaje
 : 1
 :
79/100  (79/100)
 : Caballero Dragón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Kanah el Jue Dic 04, 2014 4:22 am

El joven se presentó finalmente como Raiden. Rika asintió. Tras aquel paseo extraño por parte de él, la jovencita se encontraba algo más segura y confiando, aunque mínimamente, en aquel chico. Raiden se dispuso a llevar a Rika junto a su hermano, así qué, tomándola nuevamente en brazos y con su peculiar forma de moverse, saltó hasta donde me encontraba yo.

La caida de estos dos frente a mí me sorprendió un poco, no todos los días te caía alguien del cielo. Rika enseguida corrió hacia mi y se abrazó a mi cuerpo al grito de “hermano, hermano”. Sonreí al ver que estaba bien. En vez de devolverle el abrazo, le acaricié el pelo un par de veces mientras ella parecía que me había echado mucho de menos, pues apretaba con todas sus fuerzas en aquel abrazo emotivo.

- Si, soy yo. – Afirmé. No sabía el nombre de aquel joven, ni tampoco que hacía con mi hermana, aunque según él la había encontrado perdida y se ofreció a ayudarla.

Me olía un poco mal aquello, sabía de sobras que Rika se podía defender ella solita, y bueno, aunque fuera bastante traviesa o despreocupada, se las arreglaba para volver al lugar de donde había salido. Pensarlo no resolvería mis dudas, y ya que ella estaba conmigo nuevamente, lo mejor sería preguntarle después sobre aquello. La tomé de la mano y pensé en comenzar a caminar hacia la puerta cercana al hangar de Lindblum, teníamos un camino que recorrer y padre no estaría esperando.

- Nos marchamos. – Dije. - Gracias. – Añadí, agradeciendo a aquel hombre que había traído a Rika.

- ¡Ahí están! ¡Son ellos dos! ¡A por ellos! – Gritó una voz bastante potente.

Se trataba del pequeño cabecilla del grupo de guardias que había seguido a los dos jóvenes por todo Lindblum, buscándoles para hacerles pagar lo que habían hecho. Uno de ellos desenfundó su arma, señalando al otro joven y después a Rika con ella. Y sin más palabrería, comenzaron a correr hacia nosotros. ¿Qué estaba pasando? Me giré bruscamente hacia el chico que había traído a mi hermana en brazos, y le mostré un rostro lleno de incertidumbre, a la vez que algo enfadado.

- ¡Corramos! – Grité.

No hubo tiempo de decir nada más en aquel instante, simplemente huir de aquella zona. Salí corriendo hacia delante, llevándome de la mano a Rika, y esperando que aquel jovenzuelo nos siguiera. Sabía hacia donde debía ir, si alcanzaba la puerta donde había quedado con padre podría salir de Lindblum sin problemas. Aunque no era a mí a quien buscaban.

- ¡¿Qué has hecho?! – Le preguntaba al chico. - Mejor dicho, ¡¿Qué habéis hecho?! – Añadí, mirando a Rika después, pues ella parecía estar también metida en todo el ajo. - Espero que esto no llegue a oídos de Shinra, sino tendremos un problema aún mayor, señorita. Aunque tú ya lo tendrás cuando lleguemos a casa.
avatar
Kanah
Shinra S.A. - Aspirante
Shinra S.A. - Aspirante

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 04/11/2014

Hoja de personaje
 : 1
 :
0/100  (0/100)
 : Monje

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Raiden el Jue Dic 04, 2014 4:27 pm

Miré al hermano de la tal Rika mientras corríamos, huyendo de los guardias. No sabía si me estaba tomando el pelo o de verdad no sabía que su querida hermana estaba lo suficientemente loca como para ir abriéndole agujeros a la gente con su espada en mitad de una de las capitales de Gaia, por mucho que lo hubiera hecho para ayudarme a recuperar lo que aquel ladronzuelo me había robado. Lo cierto es que ni siquiera me molesté en contestarle, pues directamente no era a mí a quien correspondía hacerlo.

Pronto saldríamos de nuevo a una de las calles principales de Lindblum, y sinceramente no quería que media ciudad me viera siendo perseguido por las autoridades locales, así que no me lo pensé dos veces... salté de nuevo y me posé sobre las tejas de uno de los tejados de aquel distrito lindblumense. Miré a la pareja de hermanos desde las alturas, quienes evidentemente no tenían aquella opción, y me pregunté qué sería de ellos si realmente los dejaba a su suerte. Quizás conseguirían escapar. Quizás los atraparían. Quizás a la niña espadachina se le volvían a cruzar los cables y decidía enfrentarse directamente a los guardias, empeorando considerablemente la situación en la que ya se encontraba. No me costaba nada darme media vuelta y marcharme, y una parte de mí, aquella que normalmente me caracterizaba, me instaba a ello.... Después de todo, cada uno tiene que aprender a sacarse las castañas del fuego.

- Por todos los dioses... -terminé diciendo tras soltar un suspiro, sabiendo que acabaría arrepintiéndome de lo que estaba a punto de hacer.

Me dejé caer de nuevo al vacío, justo cuando los dos guardias, que parecían haberse resignado a perseguirme, pasaban por debajo de mí. Uno de ellos quedó noqueado en el mismo momento que caí sobre él, quedando en el suelo inconsciente a causa del impacto. El otro pareció verme venir y quedó a un lado, desenvainando su espada en el acto. Dudaba que el tío que tenía a mis pies se hubiera quedado con mi cara, y tenía que actuar rápido si quería que su compañero tampoco recordara demasiados detalles. Me escurrí hacia debajo al mismo tiempo que éste lanzaba un tajo horizontal con su arma y le di un fuerte golpe en la mandíbula con la palma de mi mano, provocando que cayera hacia atrás.   

- ¡M-Malditos criminales! ¡Me he quedado con vuestras caras! -gritó él desde el suelo, completamente a mi merced.

- Entonces déjame ayudarte a olvidarlas.

Nunca me había preguntado qué sabor debían de tener las botas que calzaba, pero mira, si algún día me asaltaba la duda... ya sabría a quién preguntarle.

Vale, bien, ahora tenía a dos soldados -completamente ineptos- inconscientes a mis pies. ¿Siguiente paso...? No sabía el tiempo que tardarían en despertar, pero seguramente serían capaces de dar una mínima descripción sobre mi persona y pondrían precio a mi cabeza en menos que canta una cocatriz. Tenía que hacer algo con ellos para evitar males mayores.  
avatar
Raiden
Clan Centurio - Cazabichos
Clan Centurio - Cazabichos

Mensajes : 619
Fecha de inscripción : 04/11/2014
Edad : 27

Hoja de personaje
 : 1
 :
79/100  (79/100)
 : Caballero Dragón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un pequeño viaje [Raiden]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.